espectaculos

Jueves, 12 de junio de 2008

EL LANZAMIENTO DE LA FILIAL ARGENTINA DE MYSPACE

Ir del monitor al escenario

Con un “show secreto” de Babasónicos y la presencia de figuritas y figuritas de la escena, la red social más adoptada por los músicos presentó su versión argentina, que irá incrementando la presencia de contenidos locales.

 Por Facundo García

MySpace, la red social más grande de la web, festejó su llegada al país con un concierto de Babasónicos en el Roxy Club. Desde las nuevas oficinas de Palermo, la empresa del magnate Rupert Murdoch dirigirá sus operaciones en la región y desarrollará una versión local del site, al que se irán incorporando contenidos vinculados con la comunidad argentina. “Estarán disponibles todas las funciones que había hasta ahora, más un canal de fútbol, otro de películas y más cosas que vayan surgiendo”, señaló a metros de la puerta Víctor Kong, director ejecutivo para Latinoamérica. Detrás hacían fila los más de seiscientos usuarios que en sólo dos días agotaron las entradas para el “show secreto” al que se accedía presentando la impresión de un perfil personal.

“Vinimos acá porque es un polo creativo excepcional. No solamente hay participación, sino que se está formando un importante equipo de especialistas en Internet”, apuntó Kong, que despista porque tiene fuertes rasgos orientales pero es uruguayo. Por estos pagos, el número de miembros registrados en MySpace creció 177% en un año, y sólo en mayo se registró un incremento del 44%. En realidad todo el mercado latino está caliente: en Brasil hay unas setenta mil bandas que subieron sus temas y otras cuarenta mil usan el recurso desde México. Aquí, en cambio, los números no llegan a tanto, “sin embargo se integran cien bandas por día desde hace semanas. Decime, ¿cuántos artistas tienen?”, bromeó el directivo.

A sala llena, los invitados ya disfrutaban del ensamble de percusión La Bombachita y de las bandejas de Cristian Aldana, vocalista de El Otro Yo devenido DJ de ocasión. El clímax llegaría con Babasónicos. La banda de Lanús –que coquetea con las novedades desde hace tiempo y lanzó Mucho, su último disco, apoyada por dos marcas de telefonía celular– fue deshilvanando hits con la tranquilidad que da el oficio. Enfrente, la hinchada se debatía entre el pogo y la pasión por sacar fotos con aparatitos. Pasaron “Cómo eran las cosas”, “Yegua”, “Estoy rabioso” y “Pijamas”, entre otras.

Se sabe, el rock es para las celebrities como la luz para las polillas. Emmanuel Horvilleur, Pablo Trapero, Martina Gusmán y Déborah De Corral anduvieron pasilleando, y también se dejó ver Charly Alberti, fan confeso de la onda techie. “El aporte de este tipo de herramientas es genial. Con Mole directamente desarrollamos nuestro contenido en Internet a partir de la plataforma que ofrece MySpace. Ese es el único site que tenemos y estamos muy satisfechos”, se entusiasmó el ex baterista de Soda Stereo.

La velada se completó con pi-zzetas, cervezas y milanesitas de queso, que al ser gratuitas no duraban nada entre los grupos de amigos. MySpace –que según Alexa.com ocupa el número treinta y cuatro en la lista de sites más visitados del país, pero el sexto a nivel global– encuentra en esa capacidad de reunir gente uno de sus bienes capitales. En eso se parece bastante a otras redes sociales, aunque la relevancia que ha adquirido como vidriera para músicos es difícil de comparar con la de sus competidores. La empresa se ha convertido en una máquina de generar dinero a partir de su facilidad para incluir consagrados y emergentes en un sistema con ocho millones de bandas al que el público puede acceder sin complicaciones. Y el suceso ha sido tal que la firma parió su propio sello en asociación con varios gigantes de la industria, dando impulso decisivo a estrellas como Lily Allen o Arctic Monkeys.

El martes hubo emos, punkies, caretas, alternativos. Igual que sus seguidores, la compañía es joven. Arrancó su expansión en 2004 y después hizo ramificaciones, primero en el Reino Unido, después en China y posteriormente en otros veintisiete países. En todos los casos el financiamiento principal viene de la publicidad. Por eso cada una de las sucursales va testeando estrategias para desarrollar audiencias, y así es que ciertas filiales –sin ir muy lejos, la mexicana– registran una participación creciente de diseñadores de moda, cineastas y hasta organizadores de eventos.

Los “secret shows” al estilo del de Babasónicos se hacen desde 2006. La idea es mantener la incógnita de todos los detalles acerca del concierto hasta último momento. Luego, pueden subir al escenario The Smashing Pumpkins –pasó en España–, Café Tacvba –en México–, u otros equipos grandes. “Eso es sólo una muestra. Vamos a seguir”, dicen los voceros. Habrá que estar atento a la reacción de Facebook y el resto de la competencia.

Compartir: 

Twitter
 

Babasónicos mostró algunas de las canciones de Mucho, su disco más reciente.
Imagen: Sandra Cartasso
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.