espectaculos

Jueves, 12 de noviembre de 2009

EL VIDEOJUEGO EPIC MICKEY MOSTRARá UNA NUEVA FACETA

Cambia el ratón más famoso

 Por Andy McSmith *

Mucho antes que Pixar, antes que Tom y Jerry, Bugs Bunny, Popeye, El Hombre Araña y Superman había un ratón llamado Mickey. Es, posiblemente, el personaje más famoso que haya salido de Hollywood. Difícilmente haya un niño o un adulto que no reconozca a Mi-ckey Mouse con sólo ver la silueta de dos orejas redondas saliendo de una cabeza pelada. Se ha mantenido casi sin cambios por décadas, como el símbolo perfecto del entretenimiento infantil, valorado por Forbes como el personaje más valioso del mundo, que genera 5 billones de dólares al año en merchandising. Una fórmula con la que la Disney Corporation no se ha atrevido a experimentar.

Todo eso está por cambiar. Mickey se acomodará a los tiempos con el lanzamiento en 2010 de un nuevo videojuego, Epic Mickey. Es que, de acuerdo con The New York Times, a la Disney le preocupa que, aunque la gran mayoría de los niños sabe quién es Mickey, no se identifica tanto con sus aventuras como sí lo hace con héroes animados contemporáneos como Russell (del último film de Pixar, Up), el pez Nemo o incluso Bart Simpson: niños necesitados de supervisión adulta, a diferencia del sensible Mickey, que parece más un adulto en miniatura que un niño.

Mickey era más parecido a un niño salvaje cuando apareció por primera vez, en 1928, en el período de cambio en el que las películas mudas fueron superadas por el cine hablado. Hacía bromas pesadas, perseguía a su novia Minnie, y en Steamboat Willie ventilaba su furia contra un loro que no la merecía. No era el primer cartoon de Mickey, pero fue el primero con sonido sincronizado, y su éxito hizo de Walt Disney el animador más famoso en la historia del cine y llevó a incontables cortos animados, comics de Mi-ckey Mouse, personajes derivados de toda clase, juguetes, ropa y cientos de Clubs Mickey Mouse en toda Norteamérica.

Pero en los años ’30, cuando el país se vio amenazado por la recesión y el radicalismo político, Walt Disney –un conservador que odiaba a los comunistas– le bajó el tono a la conducta de su personaje y creó el más blando, típico ratón americano que se conoce desde entonces. Una vez, los animadores hicieron un cartoon de consumo privado, sólo para sorprender al jefe, en el que Mickey iba hasta el final con Minnie. Disney los felicitó por su habilidad, pidió los nombres de todos los participantes... y los despidió. Nadie debía manchar la imagen familiar de Mickey, ni siquiera como broma privada.

El nombre incluso se instaló en el lenguaje, cuando “Mickey Mouse” comenzó a ser utilizado para describir a alguien ridículo o insignificante. Pero en su nueva encarnación en videojuego, Mickey volverá a ser el creador de travesuras que era antes del desplome de Wall Street. Epic Mickey, diseñado para la consola Wii de Nintendo, se sitúa en una suerte de basurero de cartoons en el que viven personajes de Disney retirados o descartados, incluyendo a Oswald the Lucky Rabbit (Oswald el conejo de la suerte), que apareció por última vez en un corto en 1951. En el juego no es tan suertudo: reaparece como un personaje amargo, envidioso de la fama de Mickey.

“Estamos intentando que Mi-ckey sea más divertido y más travieso”, dijo un vocero. “Ha sido completamente exitoso en otras áreas de nuestro negocio, y sólo lo estamos cambiando para el videogame.” Disney tiene muy presente la enseñanza de la “New Coke”, el intento de Coca-Cola de actualizar un icono cultural alterando la fórmula y publicitando el “nuevo sabor” de lo que llamaron Coca-Cola II. Fue un fracaso inolvidable y tras pocos años impulsaban nuevamente la “Classic Coca-Cola”. Quizá después de algún tiempo del nuevo Mickey, la Disney Corporation tenga que volver de pronto al Classic Mickey, el ratón amigo de toda la familia.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Mickey será “más travieso”.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.