espectaculos

Miércoles, 10 de marzo de 2010

MUESTRAS, CHARLAS Y RECITALES EN EL MES DE LA FRANCOFONIA

Con el idioma como vínculo

El encuentro, que se propone mostrar la diversidad cultural del universo francófono, es organizado por la Alianza Francesa junto a las embajadas de Canadá, Bélgica, Suiza, Rumania y Haití. La cantante Athésia será la encargada de inaugurarlo.

Aunque el idioma francés se asocie directamente con la Torre Eiffel y con la musicalidad propia del tono parisino, al pensarlo como lenguaje no hay lugar para relaciones tan simples. Basta recordar un claro ejemplo de la lingüística: los esquimales tienen varias maneras diferentes de nombrar a la nieve. Con motivo del Día Internacional de la Francofonía, que se celebra el 20 de marzo, la Alianza Francesa (Córdoba 946) ofrece a partir de hoy una serie de actividades culturales y muestras de la que participan Canadá, Bélgica, Suiza, Rumania y Haití. “Hablar francés no quiere decir lo mismo en Argelia que en Quebec. La idea de Mes de la Francofonía es mostrar la diversidad cultural”, explicó a Página/12 la directora del área de Cultura de la Alianza, Aline Herlaut, organizadora junto a representantes de las embajadas de los países mencionados.

La propuesta, que se extenderá hasta el viernes 19 (y cuya programación completa puede consultarse en www.alianzafrance sa.org.ar), apunta a presentar las distintas realidades que componen el universo francófono, que no es para nada diminuto. Hay 200 millones de personas que hablan esa lengua en los cuatro puntos cardinales y es la oficial o cooficial en 32 países. “El idioma nunca es algo fijo, está vinculado a todo lo que compone una cultura. Los habitantes de Suiza, por ejemplo, hablan alemán, italiano y francés. Esto se nota en el cine de ese país. Idioma y cultura van juntos. El idioma es el soporte para comunicar y sin cultura no hay identidad. Y la idea no es compararnos, sino entender a cada país”, sostuvo Herlaut. El Día Internacional de la Francofonía se celebra desde 1990, y cada vez son más los países que se incorporan al festejo.

Eso sí, Athésia canta en inglés, francés, creole y portugués. El suyo será un tango sin malevos ni arrabales, pero con una energía bien excéntrica. “La presencia de Athésia es importante por lo que pasó en Haití. Ella es la estrella del encuentro, pero también una ayuda para concientizar”, resaltó Herlaut.

El Mes de la Francofonía incluye la exposición del fotógrafo argentino Sergio Reyna, quien trabajó junto al canadiense François Régis Fournier. Los artistas pusieron el foco en la cuna de la América francesa: la ciudad de Quebec. “Emigré allí en marzo de 2008. El primer impacto visual que tuve fue por lo arquitectónico, sin duda. Es una ciudad distante de nuestro país y no sólo por lo geográfico, sino por lo cultural. Desde entonces estoy en un proceso permanente de asimilación de esa cultura. El estudio de la lengua francesa, el trabajo, la relación directa con la gente, sus ritmos cotidianos, sus músicas, imágenes y paisajes me llevan a incorporar de forma consciente e inconsciente la cultura québecois”, expresó Reyna.

Luego de presentar en Chile trabajos en los que mostraban el patrimonio jesuítico de sendos países, los artistas se propusieron homenajear a Quebec a 400 años de su nacimiento, en 2008. Las fotografías retratan el patrimonio arquitectónico de la ciudad y ofrecen un “recorrido de la vida cotidiana del Quebec moderno”: puertas, ventanas, calles, bares, terrazas, gente, piedras, monumentos. El nombre de la muestra es Dos miradas sobre Quebec. “El trabajo invita a descubrir quién está detrás de la mirada. Es que las fotografías no aparecen con su firma al pie, entonces se incentiva al espectador a descubrir a su autor”, explicó Reyna. Respecto del encuentro en la Alianza, el fotógrafo opinó: “Es muy beneficioso para los artistas, ya que se posibilitan nuevos contactos con gente y personalidades de otras culturas, también afianzar un conocimiento integral, fundamental para la vida de toda aquella persona que se dedica al arte, o no”.

La aproximación al costado más social de los países que hablan francés es la que brindará el festival de cine, que se extenderá desde el lunes 15 hasta la última jornada, siempre con entrada gratuita. “Son representaciones particulares de lo que pasa en cada país, pero hay un vínculo en el hecho de que tratan alguna problemática”, concluyó Herlaut. No será difícil para el espectador argentino adentrarse en estos relatos, porque la realidad es que hay inevitables puntos de comparación con realidades bien latinoamericanas. En Occidente (Rumania, Cristian Mungiu, 2002) (lunes 15, a las 18), por ejemplo, se puede ver el impacto de las migraciones de jóvenes rumanos al tentador occidente de Europa, donde se quiebran sus ideales de una vida mejor. El pueblo invisible (Canadá, Richard Desjardins y Robert Monderie, 2007) (martes 16 a las 20) se ocupa de la situación de una comunidad aborigen sumergida en la miseria que ve sus derechos sistemáticamente violados. Por Haití se verá Jacques Roumain: Passion pour un pays (Jacques Roumain, 2008) (jueves 18, a las 17.45), film que aborda la historia del escritor, poeta, dirigente revolucionario y fundador del primer Partido Comunista haitiano.

Tanto Rumania –que tiene al francés como segundo idioma– como Haití participan por primera vez del encuentro argentino de la francofonía. El año pasado hubo una representación de Marruecos, que en esta oportunidad no se incorporó. “Realmente es un plus que en los países se hablen distintos idiomas, porque esto permite relacionarnos más fácilmente. Es una puerta abierta para el diálogo”, subrayó Herlaut. La lista de largometrajes se completa con Dans la vie (Philippe Faucon, Francia, 2008) (lunes 15 a las 20), centrada en la religión judía de una africana; Home (Suiza, Ursula Meier, 2008) (miércoles 17, a las 20), fábula contemporánea sobre la alienación en la ciudad; Cuando sube la marea (Bélgica, Yolanda Moreau et Gilles Porte, 2004) (jueves 18 a las 20), historia de amor entre una actriz y un transportista de gigantes, y Los refugiados de la planeta azul (Canadá, Hélène Choquette y JeanPhilippe Duval, 2006) (viernes 19 a las 20), que aborda la problemática de las poblaciones rurales expulsadas de su territorio.

Informe: María Daniela Yaccar

Compartir: 

Twitter
 

La cantante Athésia nació en Montreal, pero es hija de haitianos.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared