espectaculos

Jueves, 1 de septiembre de 2005

QUINO Y EL USO INDEBIDO DE MAFALDA EN AFICHES PLATENSES

“Es una falta de respeto”

Joaquín Lavado, Quino, denuncia al platense Pablo Bruera, del PJ, que en sus afiches de campaña como candidato a diputado está usando sin autorización del autor la imagen de Mafalda.

 Por Emanuel Respighi

Personaje único de la historieta argentina, reflexiva como pocas pese a su corta edad, Mafalda supo ganarse fama de rebelde por sus críticas al mundo de los adultos y al sistema pequeñoburgués. Pocos personajes en la historia de la historieta son tan críticos hacia la clase política como lo es la niña creada por Joaquín Lavado, es decir Quino. Sin embargo, se sabe, la política es el arte de lo posible y a veces de lo indebido. Tal fue el caso de Pablo Bruera, actual concejal platense y candidato a diputado bonaerense por el Partido Justicialista, que decidió motorizar su campaña electoral utilizando sin autorización la imagen de Mafalda como propaganda, violando con total descaro la ley de propiedad intelectual. “Es indignante”, le dice Quino a Página/12. “No sólo –explica– porque se utiliza mi personaje sin pedir autorización, sino porque además puede que algunos de los vecinos de La Plata piensen que yo estoy apoyando a este señor, cuando ni siquiera lo conozco.”
Hasta el día de hoy, en la capital de Buenos Aires aparecieron dos volantes distintos del concejal Bruera con la imagen de Mafalda. En uno de ellos se puede ver al personaje creado en 1964 sonriendo en la parte posterior del folleto en el que se desarrolla una serie de críticas a Julio Alak, actual intendente de La Plata. En el otro, en cambio, se ve a la niña que odia la sopa sosteniendo una flor al lado de la leyenda “su corte de boleta decide”. Ambos folletos, que fueron distribuidos en la última semana en la ciudad de las diagonales, están firmados por el “Grupo Masfalda” (sic), con intención de evitar inconvenientes legales. “Pero hay que ser muy estúpido para creer que agregando una letra ‘s’ evita cualquier acción legal, porque el dibujo es claramente Mafalda”, apunta Quino. Y aclara: “En política, prefiero ser un francotirador. Lo que tengo que decir, lo digo a través de mis dibujos”.
Recientemente declarado Ciudadano Ilustre de la ciudad de Buenos Aires, Quino cuenta que se enteró del uso indebido de Mafalda por parte de Bruera casi por casualidad. “Me enteré hace un par de días, a través de una lectora platense que llamó muy indignada a una radio y mandó mails explicando el problema en algunos foros en Internet.” Aunque enojado, el dibujante no se mostró demasiado sorprendido por la noticia, ya que no es la primera vez que le sucede algo así. “Sospecho que este señor –analiza– ya utilizó a Mafalda para la elección anterior, porque también me habían llegado comentarios de que en La Plata se utilizó al personaje. Como en aquella ocasión yo estaba de viaje y no hice nada, a lo mejor se la jugó de vuelta creyendo que no iba a pasar nada.”
–¿Le va a iniciar acciones legales a Bruera?
–Por ahora, le pido a este señor que retire inmediatamente de su campaña estos folletos con la imagen de Mafalda y que aclare a la opinión pública que yo no tengo nada que ver, que lo hizo sin mi debida autorización. De lo contrario, si no lo hace, me obligará a tomar medidas legales.
–Suena paradójico que la clase dirigente utilice a un personaje que critica constantemente a esa misma clase dirigente...
–Es sumamente paradójico, pero debe tener algunas razones, porque no es la primera vez que sucede. Recuerdo que hace 6 años, un candidato a intendente en Bariloche, de apellido Crea, utilizó también a Mafalda en su campaña, con murales incluidos. Pero como aquella vez me enteré con anticipación, envié a los diarios de la zona un dibujo en el que Mafalda decía “No crea en Crea”. Y obviamente, este señor perdió las elecciones. No dejo de asombrarme por la falta de escrúpulos de estas personas. Ya sea por desconocimiento de las leyes, o por importarle un bledo las leyes, votar a un candidato que comete esta ilegalidad es bastante peligroso.
–O sea que Mafalda es un icono cultural históricamente disputado por la clase dirigente.
–Sí, una vez que fui a una feria del Libro en Tandil también estaba toda la ciudad afichada con tiras de Mafalda, a favor de Aldo Rico. Incluso, la violación a la propiedad intelectual no es exclusividad de los políticos argentinos: los falangistas en España hicieron unos pegatines en las paredes en las que se veía a Guille con una bandera franquista. Obviamente, cada vez me indigno más.
–¿Por qué cree que Mafalda o Guille son requeridos por el poder político para sus propios fines?
–Lo que pasa es que son personajes populares, que les caen simpáticos a la gente. Y los políticos, con tal de ganar, hacen cualquier cosa...
–En este caso se viola el derecho de propiedad intelectual. Usted siempre fue muy renuente a autorizar la imagen de Mafalda con fines comerciales o políticos...
–Por eso me da tanta bronca. Cuido la imagen de Mafalda para tantas cosas, he rechazado cientos de propuestas comerciales para utilizarla en campañas publicitarias, y que los políticos la utilicen indebidamente me indigna. Siempre he dicho que no para no traicionar el personaje ni distorsionar su identidad.
–¿Qué piensa que diría Mafalda de un acto de esta envergadura?
–Muchas cosas... Pero ahora estoy tan indignado que prefiero no decir lo que Mafalda diría. Por respeto a Mafalda, y a sus fieles lectores de siempre.

Compartir: 

Twitter
 

“Prefiero no decir lo que diría Mafalda de esta gente.”
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared