espectaculos

Lunes, 7 de agosto de 2006

MUESTRA FOTOGRAFICA “ENCUENTROS ABIERTOS-FESTIVAL DE LA LUZ”

Un gran laberinto de imágenes

Exposiciones, conferencias y acciones de intervención urbana confluyen en museos, centros culturales y plazas de todo el país.

 Por Facundo García

La XIV edición de “Encuentros Abiertos-Festival de la luz” está en marcha, y las obras de cuatrocientos veinticuatro participantes ya componen un laberinto para perderse con placer. Este año el lema de la muestra fotográfica más importante de Latinoamérica es “Realidad ( i ) Realidad”, especie de santo y seña que invita a navegar hacia las profundidades de lo visible. El paisaje es imponente: hay fotorreportajes, proyectos vinculados con el esteticismo puro, creadores de varios continentes y hasta obras de un fotógrafo ciego que van a sorprender a más de uno. “Esta disciplina ha enfrentado la doble polaridad de acercarse a lo que percibe el ojo y, a la vez, abrirse a otro tipo de experimentaciones. La idea es superar esa dualidad, para que las polaridades se disuelvan o, en su defecto, se construyan otras múltiples percepciones del mundo”, afirmó Elda Harrington, directora general de las actividades. Las exposiciones, conferencias y acciones de intervención urbana se presentarán con entrada gratuita en museos, centros culturales y plazas de todo el país hasta el 30 de septiembre; y aunque el cronograma de actividades recién empieza, algunas propuestas ya empiezan a brillar con luz propia.

Las sedes principales son Buenos Aires, Neuquén y Salta, pero sólo en Capital hay una oferta de noventa y un exposiciones. El polo principal es el Centro Cultural Recoleta (Junín 1930), que durante casi dos meses dedicará sus galerías al arte de capturar luces y sombras. Una de las diecinueve muestras del Centro ha sido dedicada a los 30 autores de Argentina, Chile, Puerto Rico y Brasil que quedaron seleccionados entre los cuatrocientos aspirantes que participaron en una convocatoria realizada vía Internet. Pero en los diez mil metros cuadrados que pertenecen a la institución hay mucho más, desde muestras colectivas provenientes de Perú y Brasil hasta experiencias absolutamente distantes de la cotidianidad latinoamericana. “Gingko”, serie del francés de origen oriental Jean Baptiste

Huyhn, sintetiza rigor y fluidez con una naturalidad digna del arte taoísta, dejando en evidencia por qué el autor ha sido merecedor del premio Kodak. Similar claridad aparece en los trabajos de la norteamericana Lisa Robinson, que con “Snowbound” hace un tour por el invierno y sus símbolos, componiendo un cóctel ideal para atravesar los días más fríos del año.

Los locales no se quedan atrás. Muestras individuales como las de Cayetano Archidiácono y Eduardo Gil cifran un presente argentino con creciente proyección internacional. Otros sectores del Recoleta están dedicados a emprendimientos más experimentales. Carolina Magnin, por ejemplo, invoca en la sala oscura de “Latencias” la fragilidad de la memoria y cierto toque siniestro que pueden tener los negativos. Otra habitación que impacta es la del colombiano Rodrigo Facundo, quien plantó un sistema de obras giratorias que hacen de la penumbra inestable un homenaje a las cosas que sólo pueden pensarse de manera fragmentada.

Por su parte, el Centro Cultural San Martín tiene un as en la manga con Evgen Bavcar. Filósofo e historiador, el parisino nacido en Eslovenia es uno de los pocos fotógrafos ciegos que se conocen. A los diez años perdió un ojo a causa de un golpe y poco después la explosión de una mina abandonada tras el fin de la Segunda Guerra Mundial le quitó la visión completamente. Bavcar asegura que el mundo que él ve tiene como brújula las emociones de su infancia: “Para mí la fluorescencia será el brillo de la luz en el agua, los reflejos que yo veía. Lo más importante es lo que pasa en la cabeza, lo que llamo ‘la mirada del tercer ojo’. Mi labor entonces es reunir el mundo visible con el invisible”, asegura. Su obra consiste en retazos de pensamiento que llegan con potencia de una verdad descubierta y han despertado interés en Europa, Estados Unidos y Australia hasta el punto de convertirse en tema central de variaspelículas. Bavcar tendrá un partenaire de lujo, porque la galería ubicada en Corrientes 1530 está mostrando paralelamente producciones de Tomasz Gudzowaty, multipremiado fotorreportero polaco que se ha acercado con éxito a la etnografía y a los distintos fenómenos de la naturaleza.

Otros lugares iluminados por los flashes son las distintas sedes de la Alianza Francesa de Buenos Aires, que alojarán una retrospectiva de Gérard Rondeau con piezas provenientes del Grand Palais de París. Rondeau es un exponente del trabajo independiente, que ha sabido hilvanar su camino con paciencia minuciosa. “Hors Cadre”, tal vez una de sus series más destacadas, es fruto de más de diez años de recorrer los museos franceses. Se expondrá a partir de hoy a las 19 en la Sede Central de la Alianza Francesa (Córdoba 946).

A esta corriente de actividades se suma la reciente ubicación de dos gigantografías en zonas céntricas de la ciudad. Una es “Fotos de Buenos Aires”, de Mariano Manikis, que puede verse en la Plaza San Martín. La otra ha sido colocada en el Palais de Glace, con registros tomados por Ken Rosenthal, Res, Víctor Vázquez, Cristina Fraire, Sergio Urday y Cayetano Arcidiácono. Neuquén y Salta serán destino de intervenciones similares.

Compartir: 

Twitter
 

“Gingko”, serie del francés Jean Baptiste Huyhn.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.