espectaculos

Domingo, 21 de diciembre de 2014

DAVE GROHL, SU MINISERIE SONIC HIGHWAYS Y LA INFLUENCIA DE LAS CIUDADES EN LA MUSICA

“Estos no son estudios, son iglesias”

Alguna vez fue un pibe que dejó la secundaria para trabajar en una fábrica de muebles; después de Nirvana y Foo Fighters, es uno de los músicos más exitosos del planeta. En su documental, recorre estudios legendarios “para inspirar a una nueva generación de músicos”.

 Por James Rampton *

Alguna vez, Dave Grohl fue un pibe que dejó la secundaria en Springfield, Virginia, para tratar de ganarse la vida en una fábrica de muebles. Un tipo humilde que, según sus propias palabras, “pensaba que un viaje a Burger King era lo más grande del mundo. El cielo”. Ahora, más de dos décadas después, como integrante clave en dos de las bandas más influyentes de su generación –Nirvana y Foo Fighters–, puede ser incluido entre los músicos más exitosos del mundo. Los Foo Fighters han ganado once premios Grammy, incluyendo cuatro en la categoría Mejor Disco de Rock, más que cualquier otra banda. Y Grohl tiene también su propia serie de televisión, Foo Fighters: Sonic Highways, producida por HBO.

“¡Jamás pensé que toda esta mierda podía ocurrir!”, dice el músico de 45 años, con la barba y el pelo cuidadosamente descuidados. “Pero aún me levanto al comienzo de cada día y no puedo esperar a tocar. Y no importa para qué o para quién. Quiero decir... anoche toqué en una banda de covers de un bar a la vuelta de mi casa, sólo porque no quería irme a la cama a las diez de la noche.”

La misma pasión atraviesa Sonic Highways. En la miniserie de ocho episodios, Grohl viaja a diferentes estudios de grabación en Chicago, Austin, Nashville, Los Angeles, Seattle, Nueva Orleáns, Washington DC y Nueva York. Acompañado por sus compañeros de banda Taylor Hawkins, Nate Mendel, Chris Shiflett y Pat Smear, Grohl explora la herencia musical de cada ciudad y entrevista los músicos más significativos que emergieron de ese lugar. Así, artistas como Pharrell Williams, Dolly Parton, LL Cool J, Slash, Joan Jett, Buddy Guy, Bonnie Raitt, Chuck D, Gibby Haynes, Allen Toussaint y Gary Clark Jr. discuten el impacto del entorno local en su música. Al final de cada episodio, Grohl se sienta con una botella de vino y escribe las letras para una canción del nuevo disco de Foo Fighters –también llamado Sonic Highways y aparecido en octubre–, que abreva en el entretejido cultural de esa ciudad. Es, según dice, “una carta de amor a la historia de la música estadounidense”.

Grohl dirige la serie, con los pergaminos que le da haber recibido un Grammy por Sound City, el documental que dirigió en 2013 para contar la historia de los estudios Sound City de Los Angeles, donde Nirvana grabó parte de Nevermind en 1991. “Con una serie como ésta, todo trata de reinventar el proceso. Podríamos ir y hacer otro disco en un estudio, y salir a la ruta y hacer una gira y vender un montón de remeras y poner la radio y escuchar otra canción de Foo Fighters. ¿Pero dónde está la diversión en eso? Llevamos veinte años en esta banda. Vayamos a pequeños estudios por todo el país, contemos la historia de la música de esa ciudad. ¿Qué es lo que hay en esa ciudad que terminó influyendo en la música que sale de ahí? Porque hay razones reales, influencias culturales de cada uno de estos lugares. Hay razones por las cuales el jazz salió de Nueva Orleáns. Hay una razón por la que el country fue a Nashville y el blues fue a Chicago.”

Grohl, cuya mayor influencia es el baterista de Led Zeppelin John Bonham (incluso tiene tatuado en la muñeca el logo del triple círculo que fue marca registrada del músico inglés), cree que también hay mucho por aprender de los entrevistados. “La idea es que si contás las historias no contadas de estos estudios y las historias no contadas de estos músicos, podés empezar a inspirar a la gente. Así es como llegás al pibe en el sótano mirando cómo el guitarrista de la banda punk de Chicago Naked Raygun dice que ‘no debés sentirte intimidado por tus héroes, debés inspirarte en ellos’. La idea es inspirar a la póxima generación de músicos a que se enamoren de la música tal como nos pasó a no- sotros, para continuar la línea musical de este país.”

Grohl llegó desde Warren, Ohio, donde se ha erigido un monumento gigantesco de un par de palillos de batería y se bautizó una calle como Callejón David Grohl. Vive en Encino, California, con su esposa Jordyn Blum y sus tres jóvenes hijas, Violet, Harper y Ophelia. “Para mí, estos estudios son terreno sagrado”, continúa. “Son iglesias. Son monumentos. Algunas personas creen que son sólo salas con tubos y cables, pero la historia se construyó en estos agujeros de mierda por todo el país. Por eso pensé que teníamos que contar esta historia, porque servirá para humanizar todo el proceso de hacer música y convertirlo en algo con lo que la gente puede realmente conectarse.”

El entrevistado más famoso en Sonic Highways es el mismísimo presidente Barack Obama, conocido amante de la música. Grohl, viejo amigo y simpatizante de Obama, dice que estaba ansioso por preguntarle sobre Estados Unidos como tierra de oportunidades, incluso para aquellos que empiezan con nada. “Podés ser como Buddy Guy, hacer tu guitarra de cuerdas y cables en tu porche y luego convertirte en una leyenda del blues que es homenajeada en el Kennedy Center, o ser un pibe que no terminó la escuela en Springfield, Virginia, y acaba en el Rock and Roll Hall of Fame, o ser un pibe de Hawaii que termina siendo... el presidente.” En el camino, Sonic Highways “se convirtió en una historia sobre Estados Unidos de América”, dice Grohl. “Toda esta gente es realmente valiente, decidida, focalizada, apasionada. Muchos de ellos empezaron sin nada, cero, sin entrenamiento, sólo un sueño por perseguir. Entonces pensé ‘bueno, Dios, ¿quién mejor para hablar de eso que mi amigo el presidente?’”

Es evidente que Grohl ha conseguido logros en su incursión televisiva, y lo disfruta. Pero permanece poco convencido sobre un género: “Los shows televisivos de talentos hacen que todos suenen como Christina Aguilera”, dice. Incluso cuando se dedicaba a que las piezas encastraran en la fábrica de muebles, dice, “seguía tocando música los fines de semana porque lo amaba. Y la gente podía venir a un show y decir ‘guau, sos un baterista alucinante’, y yo sentir que era un músico exitoso. No quiero que mis hijas piensen que la única manera de ser un músico es pararse en línea frente a los jueces de un concurso de canciones, para que un megamillonario te diga que no sos buen cantante. Mejor ni empiezo a hablar de eso...”, dice, pero empieza y sigue. “Para mí, eso no tiene nada que ver con la música. Cuando escucho a mi hija practicar el violín o la flauta, suena como alguien que estuviera estrangulando al gato. Pero ella me mira como diciendo ‘escuchá esta mierda, ¿viste lo que acabo de hacer?’. Ella se siente fantástica haciéndolo. Prefiero que un pibe agarre la guitarra, aprenda tres acordes y se convierta en los Ramones, porque ellos cambiaron el mundo. Con lo que creo que es importante que la gente se dé cuenta de que el simple placer de tocar música es lo más importante de todo. Claro que es fácil para mí decirlo. Estoy sentado en el Beverly Hilton.”

Dave Grohl ha recorrido un largo camino en el último cuarto de siglo. “Cuando Nirvana se hizo popular, mi padre, que era un escritor y músico entrenado de manera clásica, me llamó y me dijo ‘hey, ¿sabés que esto no va a durar para siempre, no?’. Y yo dije: por supuesto, ¿por qué debería durar? No hay manera de que dure. Me recomendó que tratara cada cheque que consiguiera como si fuera el último que iba a caer en mis manos, lo cual me asustó muchísimo. Eso fue 24 años atrás. Con lo que, en los últimos 24 años, siempre estuve esperando que esto terminara y yo siguiera con la vida real. Eventualmente empecé a darme cuenta de que quizás esto iba a ser mi vida real.”

* Foo Fighters tocará el próximo 18 de enero en el Estadio Unico de La Plata. Sonic Highways puede verse en las repeticiones de HBO.

Compartir: 

Twitter
 

“Para mí, los concursos de canciones en la televisión no tienen nada que ver con la música.”
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.