espectaculos

Domingo, 21 de diciembre de 2014

MUSICA › HOY SE EMITE POR LA TELEVISIóN PúBLICA UN ESPECIAL DE IGNACIO GUIDO MONTOYA CARLOTTO

“Todos estamos buscando nuestro camino”

Conducido por Gabriela Rádice, el programa presentará un concierto con su septeto, un segmento con invitados y una entrevista íntima con el músico. “La notoriedad permitió que mi música se escuche, pero se trata de algo que vengo haciendo hace mucho”, dice.

 Por Sergio Sánchez

Suenan los primeros tonos de la canción “Dèja vú”, pero el pianista y compositor nota una imperfección sonora. “Vamos de nuevo, vamos de nuevo”, pide al septeto que comanda. Los instrumentos dejan de sonar y el músico sentado al piano hace una seña para comenzar de nuevo. Así entiende la música Ignacio Guido Montoya Carlotto: con responsabilidad y un cuidado minucioso. Antes de recuperar su identidad y descubrir que era el nieto de la titular de Abuelas de Playa de Mayo, Estela de Carlotto, Ignacio Hurban –como se llamaba hasta hace algunos meses– ya había construido una larga relación con la música popular argentina y dedicaba sus días al desarrollo de ese género, como músico y docente. “La notoriedad permitió que mi música se conozca, se escuche, pero se trata de algo que vengo haciendo hace un montón. La música que escuchamos en la radio, en verdad, no es la música que queremos escuchar”, reflexiona Montoya Carlotto. Y esas palabras se podrán escuchar hoy a las 20 en la TV Pública. Es que el jueves el canal grabó un especial dedicado a este nieto, el 114, que conmovió a toda la sociedad argentina.

El programa especial, conducido por la periodista Gabriela Rádice, contará con una entrevista íntima aGuido y con un concierto estructurado en dos partes. En la primera compartirá escenario con Liliana Herrero, Carlos “Negro” Aguirre y el dúo Luna Monti-Juan Quintero. Y en la segunda parte se podrán escuchar composiciones propias en compañía de su septeto, integrado por Florencia Otero en voz, Valentín Reiners en guitarra, Ingrid Feniger en clarinete, Luz Romero en flauta, Nicolás Hailand en contrabajo y Juan Simón “Colo” Maddio en batería. La relación con músicos como Liliana Herrero y Carlos Aguirre no se dio luego de la restitución de su identidad y todo lo que eso trajo aparejado, sino que ya se habían cruzado en dos de sus discos. Liliana Herrero había aportado su voz en “Rayito de luz”, de Musa rea (2009), y Carlos Aguirre cantó como invitado en “Rosarito Vera, maestra”, de Mujeres argentinas (2012). En el programa de la TV Pública, tanto Herrero como Aguirre recrean esas canciones, pero esta vez la complicidad y la emoción parecen haberse multiplicado. Sin duda, no suenan como en los discos. “Trato de buscar una verdad estética y hay una línea que me une a ciertos artistas”, dice él. Y algunos de ellos son Diego Schissi, Jorge Fandermole, Raly Barrionuevo, Juan Quintero, Acá Seca Trío, Raúl Carnota, Adrián Abonizio, Ernesto Jodos, entre otros. Esa corriente estética se caracteriza por transitar la música de raíz folklórica, sin caer en tradicionalismos. Y en conjugar, además, elementos del jazz, la música clásica y el tango.

“Como comunidad, nos falta federalizar un poco el arte. Argentina es un país muy rico, con músicos por todas partes”, dice en la entrevista. De esa manera, se reconoce un afortunado por haber “encontrado las piezas que le faltaban al rompecabezas” y por la visibilidad que adquirió su música. Sin embargo, sabe también que es una oportunidad para profundizar aún más en su búsqueda musical y no dejarse llevar por la inesperada notoriedad. “Continuar con algo que ya estaba hecho”, entiende. Y no se refiere sólo a su trabajo personal. “Creo que todos estamos buscando nuestro camino, y no tiene por qué ser algo extraordinario. Es una búsqueda interna.” Se percibe honestidad en sus palabras. Por momentos, pareciera no creer lo que le está pasando. Por otros, reconoce que en su vida había una verdad que en algún momento tenía que salir a la luz. Ahora sube al escenario y se dispone a hacer aquello que no cambió: música. Arriba lo esperan Juan Quintero y Luna Monti, dos joyas de la música popular argentina. Juntos interpretan una sentida versión de “Vidala que pena”, que suena tan perfecta que no precisa segundas tomas. Detrás de las cámaras, entre unos pocos privilegiados que presencian el concierto, se encuentra Estela de Carlotto. Los ojos de esta abuela de 84 años brillan como nunca. La sonrisa que se le dibuja en el rostro parece imborrable. Guido, en los ratos muertos, pasa cerca de ella y le pide su aprobación. “Te felicito”, le dice ella. Entonces, con el pecho inflado, sube de nuevo al escenario y muestra sus composiciones propias, junto a su septeto. Suenan “Virtud del viento”, “Por suerte quizás”, “Nada más”, “Qué cosa” y “Cortinas de agua”. A veces, la continuidad también puede ser el comienzo.

Compartir: 

Twitter
 

El especial, registrado el jueves, podrá verse esta noche a partir de las 20.
Imagen: Sandra Cartasso
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.