espectaculos

Jueves, 29 de octubre de 2015

ANABELLA VALENCIA Y MARTíN SALAZAR HABLAN DE GORRIONA

“La biotecnología nos está enfermando”

 Por Cecilia Hopkins

Escrita por la actriz y dramaturga Anabella Valencia y dirigida por Martín Salazar, Gorriona es una obra que alerta sobre los efectos de los agrotóxicos en el país, en clave de comedia bizarra. La autora instala esta problemática en un pueblo del interior de la Argentina, un caserío fantasma en el que unos pocos han sobrevivido al impacto de la agricultura transgénica, la falta de legislación y el silencio mediático. Estrenada en 2006 en formato de semimontado, también con dirección de Salazar, la obra subió a escena en El popular de Chile al 2000, con un elenco integrado por Juan Carrasco, Noelia Caserez, Cristian Sabaz, Vanina Szlatyner y Daniel Tur.

En un entorno natural sin agua, depredado por la deforestación y la fumigación de los sembrados, el pueblo de Gorriona cuenta con un atípico intendente, una radio improvisada con un único un conductor y un teatro recientemente reconstruido donde Necochea Balcarce, una actriz de Buenos Aires, se apresta a estrenar su unipersonal. Durante la entrevista que le hacen en la radio se produce una serie de situaciones delirantes. Pero la llegada de una mujer que denuncia los efectos de los agrotóxicos develará lo que realmente sucede en Gorriona.

Salazar y Valencia se conocen desde que coincidieron en la puesta de Ind Arg., obra de Javier Pomposiello que ella interpretaba y él dirigía. Años después de la primera experiencia con Gorriona, Salazar –que está actuando junto a Enrique Pinti en Salsa criolla y en diciembre volverá con el resto de Los Macocos en La fabulosa historia de los inolvidables Marrapodi– decidió poner en escena la obra de Valencia sin que ella pensara en formar parte del elenco: “Cuando escribo no puedo actuar”, afirma la dramaturga, también autora de Mi nombre es..., obra estrenada hace diez años en el ciclo Teatro X la Identidad, que desde entonces reponen diversos grupos en el país y en el exterior.

Según cuenta Valencia, lo que observó durante una gira realizada por el norte del país le sirvió de inspiración para escribir su obra. “Había chicos con problemas respiratorios y hasta con malformaciones”, describe, refiriéndose a un pequeño pueblo del Chaco, donde las fumigaciones, según le informaron, eran una práctica corriente. “Ubiqué la acción de la obra en los 90”, cuenta, “porque me decían que los chicos nacidos durante esa década padecen asma”. Como en su pieza, a Valencia la llevaron a la radio local para que hable de su trabajo actoral. “Con el personaje de Necochea quise ironizar sobre los artistas que se dicen políticamente comprometidos. En un lugar donde ocurren cosas así es muy difícil hablar de compromiso”, subraya.

–La obra tiene mucho delirio, sin embargo su temática es verdaderamente inquietante...

Martín Salazar: –Gorriona trata sobre el doble discurso de las empresas que proclaman, por un lado, que producen alimentos pero que, por el otro, enferman a la población. Sobre un entramado muy difícil de deshacer porque no solamente esto pasa a nivel nacional sino que pareciera que todo el planeta está metido en negocios de este tipo.

Anabella Valencia: –La especulación agropecuaria existe porque lo permiten las políticas locales y nacionales. Y aquí, en Buenos Aires, no sabemos nada de lo que pasa en el interior, donde los réditos económicos mandan.

–¿Qué es lo que más le interesa de la obra, como director?

M. S.: –La obra nos deja hablar sobre estos temas, que son tan poco conocidos. La biotecnología tendrá buenos resultados, no digo que no, pero también nos está enfermando. El remedio que te dan para que te curen tiene la sustancia que te enferma. Eso forma parte de un engranaje perverso, difícil de comprender. En medio de situaciones terribles, en Gorriona hay una pequeña historia de amor, una síntesis poética de lo que allí se vive, porque la obra habla también de lo ficticio.

A.V.: –El teatro también está visto como un hecho ficticio. Hay una sola persona que habla de la verdad.

–¿Qué clase de personaje es el que devela la verdad?

A.V.: –Es una mujer que encarna las luchas de los que insisten, los que no se rinden.

* Gorriona, en Teatro El Popular, Chile 2080, los sábados a las 19.30.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.