espectaculos

Jueves, 28 de septiembre de 2006

SEXTA SEMANA DEL CINE ALEMAN

Llegan los premios de la Berlinale

Diez films inéditos en Argentina integran la selección germana.

 Por Oscar Ranzani

Si bien los defensores de la globalización juraron desde siempre que en el plano de la difusión de las culturas las ventajas iban a ser numerosas, en la práctica esta premisa no se cumplió y, más de una vez, el efecto fue el contrario. En el mundo audiovisual, por ejemplo, la hegemonía hollywoodense está muy firme y, como consecuencia, no son muchas las oportunidades de conocer en profundidad todos aquellos cines nacionales que no sean el estadounidense. La sexta edición del Festival de Cine Alemán es una ocasión especial para que el público argentino pueda encontrarse con una de las históricas potencias cinematográficas europeas. Organizado por German Films, el festival presentará diez largometrajes y una selección de cortos desde hoy y hasta el miércoles 4 de octubre en el Village Recoleta. “Tratamos de mostrar lo mejor de la cinematografía alemana tanto a nivel artístico como comercial. No estamos presentando películas que sean netamente comerciales, pero tampoco que son cien por cien cine arte”, sostuvo durante la presentación Gustav Wilhelmi, representante en Argentina de German Films.

Uno de los largometrajes que se exhibirá en el Village Recoleta es La posesión, dirigido por Hans-Christian Schmid, quien estudió en la Academia de Film y Televisión en Munich. Esta película es una de las perlas del festival, sobre todo por la presencia de su protagonista, Sandra Hüller, quien recibió el Oso de Plata a la Mejor Actriz en el último Festival de Berlín. El galardón fue por su composición de Michaela, una chica “que tiene unos veinte años, se comporta muy bien, es muy religiosa pero al mismo tiempo es muy cabeza dura. Es muy amable y muy cariñosa con su familia y con su pequeña hermana. El centro de su vida es Dios. Ella es inteligente y tiene todo como para estudiar. Pero tiene epilepsia y, a partir de esto, va a desarrollar una psicosis”, señala Hüller, quien tiene una destacada trayectoria teatral. Según transcurre en la trama, Michaela sufre un ataque de epilepsia atípico y cuando acude a ver a un sacerdote, éste le comenta que está poseída. ¿Creencia religiosa o dificultad psicológica? “Como actriz tuve que enfocar el tema desde los dos puntos de vista, tanto desde el psicológico como desde el religioso. Michaela no cree en la psicología, ella tiene una visión religiosa. Pero para mí la película no toma una postura definida sobre esto sino que es algo que le queda abierto al espectador y significa un desafío de llegar a una conclusión”, relata Hüller.

Otro de los presentes en Buenos Aires es el director Andreas Dresen, quien presentará su película Verano en Berlín, cuyo guionista es Wolfgang Kohlhaase, considerado “una leyenda viviente de los guionistas”, según define Dresen que sintió atracción por la historia que le propuso Kohlhaase, porque “cuenta historias con una gran ligereza sobre cosas muy serias como la desocupación, lo que es la soledad o la vejez, lo que significa tratar de encontrar a otro ser humano con el que uno pueda compartir su vida y que vaya más allá de un simple romance. No es algo común que se puedan contar estas historias con ese humor y me pareció que era una comedia sobre la soledad”. La historia focaliza sobre dos mujeres amigas –una de ellas se dedica a cuidar ancianos y la otra está desocupada y tiene un hijo–. Cuando en la vida de ellas aparece un hombre, la amistad entrará en crisis.

La polémica La vida de los otros (Florian Henckel von Donnersmarck) es un thriller cuya trama transcurre en 1984 y tiene como protagonista a un oficial de la Stasi (policía secreta alemana) que recibe la orden de espiar a una pareja de artistas. La ópera prima de este realizador es la precandidata alemana para competir como Mejor Película Extranjera en la próxima entrega de los premios Oscar. Otro de los largometrajes es El libre albedrío (Matthias Glasner), cuyo protagonista, Jürgen Vogel, recibió un Oso de Plata a la Mejor Interpretación en la Berlinale 2006, por su composición de un violador. El festival cerrará con la proyección de una copia restaurada de Historias tenebrosas (película muda que Richard Oswald estrenó en 1919), con acompañamiento musical en vivo.

Compartir: 

Twitter
 

Sandra Hüller es la protagonista de La posesión, por la que obtuvo el Oso de Plata a la mejor actriz.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.