espectaculos

Jueves, 29 de septiembre de 2016

EL ESPECIALISTA: RESURRECCION, CON JASON STATHAM

Un claro ejemplo de desidia

La presencia de Jason Statham en Los indestructibles era menos una discordancia generacional que una suerte de rito de oficialización: el pase de mando de varios de los hombres más emblemáticos del cine de acción de los ‘80 y ‘90 (Sylvester Stallone, Dolph Lundgren, Eric Roberts, Bruce Willis, Arnold Schwarzenegger y siguen las firmas) a su continuador natural, aquél que venía revoleando piñas, patadas y puñaladas con la misma solvencia que aquellos personajes de antaño. A pasos tan agigantados creció el pelado, que ya está por alcanzarlos: El especialista: resurrección es una película que hace carne el habitual espíritu berreta de este tipo de producciones mediante un desgano y una desidia hasta entonces ausente en los trabajos del protagonista de la saga El transportador, y que tranquilamente podría haber sido uno de esos lanzamientos en formato hogareño en los que aquellos héroes de ayer hoy prestan los entumecidos músculos de sus cuerpos.

Dirigida por el alemán Dennis Gansel, que difícilmente esperara que su traslado a Hollywood desembocara en la realización por encargo una producto genérico y adocenado como éste, sobre todo después de la reputación que le generó La ola, El especialista está hecha para, por y debido a la fisicidad de un Statham que pega más y mejor que Perfumo en sus mejores épocas. El inglés hace lo de siempre: interpreta a un tipo parco y taciturno que labura sin preguntar demasiado. El oficio, como los colores del camaleón de Chico Novarro, cambia según la ocasión. En el caso de esta secuela de El mecánico (2011), es un reputado asesino a sueldo llamado Arthur Bishop que ahora disfruta las bondades del retiro en Río de Janiero. Porque el tipo será bruto pero no tonto, y difícilmente se lo vea en un lugar distinto a una playa paradisíaca. La cuestión es que recibe una de esas ofertas que no puede rechazar, y la rechaza. El empleador, cabreado por la negativa, manda a una mujer (Jessica Alba) para que lo enamore y después finja su secuestro, lo que obligaría al pelado a trabajar a cambio de su liberación. Pero él se aviva, ella confiesa y ambos deciden facilitar las cosas enamorándose en serio.

Aquellos fanáticos de Statham –que los tiene y en buena ley– soportarán el automatismo casi burocrático del desarrollo y los diálogos imposibles de esta primera parte con la certeza de que son el mero preludio a lo verdaderamente importante. Las escenas de acción llegan en dos bloques narrativos prácticamente calcados en los que Bishop recibe la información de sus víctimas, va y las boletea. Debe agradecérsele que al menos lo haga de forma original: para el primero se infiltra en una cárcel malaya –de la que escapa como si nada– y para el otro se cuelga en una torre y desfonda una pileta de vidrio que da al vacío. El último segmento está reservado para un caponarco interpretado por un Tommy Lee Jones que parece haberse divertido bastante interpretándolo, además de la toma de conciencia de Bishop acerca de los motivos de su contratación. Quedarán para el final algunas peleas módicamente eficaces en su confección, y no mucho más.

4 - EL ESPECIALISTA: RESURRECCION

Mechanic: Resurrection; EE.UU./Francia, 2016.

Dirección: Dennis Gansel.

Guión: Philip Shelby y Tony Mosher.

Duración: 99 minutos.

Intérpretes: Jason Statham, Jessica Alba, Tommy Lee Jones, Michelle Yeoh, Natalie Burn, Sam Hazeldine.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared