espectaculos

Lunes, 16 de julio de 2007

Un mago que tiene custodia especial

La editorial británica que edita los libros de Harry Potter invirtió cerca de 10 millones de libras esterlinas para evitar filtraciones en torno del destino final del joven mago. La casa Bloomsbury alquiló terrenos en Gran Bretaña para proteger la última entrega de la saga antes de su salida a la venta. Varios equipos de seguridad vigilan la obra las 24 horas del día, mientras que los vehículos que mañana transportarán los ejemplares a las librerías están dotados de sistemas de vigilancia satelital.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.