espectaculos

Jueves, 27 de septiembre de 2007

LA ENTREGA DE LOS PREMIOS CULTURA NACION

El arte y los ejemplos de vida

La secretaría a cargo de José Nun distinguió a veinte músicos y artistas plásticos por haber “dedicado su vida a crear y difundir cultura”. Fueron premiados, entre otros, Mercedes Sosa, Gerardo Gandini, Horacio Salgán, Juan Carlos Distéfano y León Ferrari.

 Por Oscar Ranzani

La Secretaría de Cultura de la Nación distinguió a diez célebres músicos y a otros tantos artistas plásticos con el Premio Cultura Nación, una distinción simbólica que el secretario José Nun pretende continuar entregando a otras figuras de distintas disciplinas artísticas. La ceremonia de premiación se realizó en el Teatro Presidente Alvear y contó con la conducción de Sandra Russo y Boy Olmi. “Esta primera entrega de los Premios Cultura Nación se inscribe en la política cultural amplia, pluralista y federal que ha venido desarrollando la secretaría a mi cargo”, arrancó señalando Nun ante un auditorio que colmó la capacidad del teatro. “Este año los premios distinguen a músicos y artistas plásticos de una extraordinaria trayectoria que han dedicado su vida a crear y difundir cultura. Por eso, son un símbolo y un ejemplo para todos”, agregó Nun.

La primera en recibir el premio, una estatuilla realizada por Antonio Seguí, fue Mercedes Sosa, quien subió al escenario después de que se emitiera un pequeño video –al igual que en todos los otros casos– que resumía escuetamente su trayectoria y donde se la veía cantando “Gracias a la vida” y “Como la cigarra”, entre otros clásicos de la música popular. Después de recibir la escultura, la Negra señaló: “Quienes bien me conocen saben del compromiso que mantengo desde el comienzo de mi carrera con nuestro pueblo a través de la obra de autores y compositores que reflejan en sus obras la realidad de nuestro país y de nuestra cultura. A todos ellos que supieron transmitir en poesía y música la vida de nuestra gente mi más cálido agradecimiento. También a los músicos que me acompañaron a lo largo de estos años en incontables actuaciones en Argentina y en el exterior, en largas sesiones de grabación”, expresó la popular cantante tucumana.

La cálida ceremonia continuó con otros premiados y, ante cada pausa, el guitarrista Esteban Morgado y los cantantes Ariel Ardit y Lidia Borda le pusieron su sello al acto con tangos de Homero Manzi, de quien este año se celebra el centenario de su nacimiento. El compositor, pianista y director de orquesta Gerardo Gandini fue otro de los homenajeados. “Para mí realmente es muy tocante porque este premio se lo dan también a la persona con la que yo aprendí piano, que es Pía Sebastiani, una maestra mía. Y además se lo dan a un gran maestro que yo siempre admiré, que es Ljerko Spiller. Y también al más grande de los grandes en el tango, que es Horacio Salgán”, dijo Gandini y agregó que como siempre hay que dedicar los premios, “yo se lo dedico a mi mujer, a mis hijas y a mis alumnos: los jóvenes que sufren tanto y que alguna vez van a hacer algo por la cultura de este país”. A las palabras de Gandini le siguieron las del legendario pintor Raúl Lozza, uno de los protagonistas de los movimientos de vanguardia de los años ’40 en Argentina. Lozza transformó los silencios de su dicción en una frase que conmovió a todos los asistentes: “Siempre hago valer mi criterio, trato de afirmar mi lema: si yo no enseñara, ¿cómo aprendo?”.

El guitarrista, cantante y compositor Juan “Tata” Cedrón no se olvidó de su mítica agrupación al recibir el premio de manos de Lidia Borda: “Pienso que es muy pero muy importante este premio porque representa el trabajo y el tesón, a una obra íntegra de todos los que nos acompañaron, los pintores y los músicos. Soy yo pero es el Cuarteto Cedrón. Son mis compañeros de cuarenta y cinco años”. Para ejemplificar esa trayectoria, el Tata Cedrón inventó “una especie de fábula que es la del manzano: el manzano da manzanas. Algunas se comen y otras se caen y se pudren. Pero al año siguiente vuelve a dar manzanas. La tercera parte es que el manzano no sabe para quién son las manzanas”.

Otro de los homenajeados fue el compositor y pianista Miguel Angel Estrella, cuyo video previo recordó no sólo su calidad como artista, sino también sus cualidades humanas. Estrella contó que el 21 de septiembre estuvo en Toulouse, con motivo de la Jornada Internacional de la Paz y la No Violencia. “Viví una cosa que estamos tratando de vivir en la Argentina desde hace algunos años a través de Música Esperanza, y es que varias ONG de Francia (entre ellas Música Esperanza) invitaron a unos trescientos jóvenes del mundo entero a debates y talleres. Y todos los talleres tenían que ver con el arte”, comentó Estrella y recordó uno muy inolvidable acerca de un trabajo que realizan militantes de Música Esperanza en los barrios marginales de varias ciudades de Francia, “donde hay discriminación, pobreza, descuido y, sobre todo, racismo. Entonces, algunos jóvenes artistas van a trabajar en los barrios y llevaron a un gran escenario en Toulouse a chicos que habían compuesto poemas. Y fue maravilloso para mí descubrir una vez más la creatividad de estos chicos, dejados de la mano de Dios, que creaban poemas, algunos individualmente y otros colectivos. A mí me tocaba dar una versión musical de lo que ellos contaban con sus poemas, una cosa inolvidable y digna de reproducir porque yo creo, desde muy joven, que con el arte nosotros tenemos una herramienta extraordinaria para un mundo más bello”. El aplauso fue unánime.

El último homenajeado de la noche fue el gran artista plástico León Ferrari. “Me parece muy linda idea la de mi amigo Nun de darnos estos premios a la música, al color y a la forma, y de darme un premio a mí. Quiero compartir este honor con mi mujercita, Alicia, mis hijos, nietos y bisnietos, con todos mis amigos y con este cálido y cariñoso regalo del aplauso de ustedes.” El obsequio del público no tardó en llegar. A esa hora de la noche ya habían recibido su distinción el pintor, dibujante y arquitecto Luis Benedit; el escultor y dibujante Juan Carlos Distéfano; el guitarrista, cantante y compositor Eduardo Falú; la escultora María Juana Heras Velasco; el pintor, escultor y poeta Gyula Kosice; la guitarrista Suma Paz; el pintor y escultor Rogelio Polesello; el pintor Leopoldo Presas; el compositor, pianista y arreglador Horacio Salgán; la pianista, pedagoga y compositora Pía Sebastiani; el violinista Ljerko Spiller; el pianista, arreglador, director y compositor Atilio Stampone; el pintor y arquitecto Clorindo Testa, y el único ausente con aviso de la noche (por estar de viaje): Luis Felipe Noé.

Compartir: 

Twitter
 

La foto para el recuerdo, en el Teatro Presidente Alvear.
Imagen: Arnaldo Pampillón
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.