espectaculos

Jueves, 27 de septiembre de 2007

MUSICA › TANGHETTO, ENTRE VIRGILIO EXPOSITO Y EL CHILL OUT

El tango que desafía los dogmas

Luego de varias giras por el exterior, el grupo de Max Masri y Diego Velázquez volverá a presentar en Buenos Aires su mixtura de tango, electrónica y jazz.

 Por Carlos Bevilacqua

La fusión del tango con la música electrónica lleva casi una década de polémicos resultados. Entre los más exitosos figura la música de Tanghetto, el grupo creado por Maximiliano Masri y Diego Velázquez a fines de los ’90 a partir de inquietudes en común. En una estadía en Alemania, Maximiliano (quien se presenta como Max) se había relacionado tanto con inmigrantes argentinos como con protagonistas de la música electrónica local. Simultáneamente, Diego se sumergía cada vez más en el mundo del jazz y ya se había transformado en un apasionado oyente de Astor Piazzolla. Luego de un período de experimentación, esas influencias tomaron forma en Emigrante, el primer y más representativo disco de Tanghetto. Editado en 2003, está íntegramente compuesto por temas instrumentales propios que muestran algunos recursos típicos del llamado tango electrónico: bases rítmicas bien fuertes y melodías sencillas de ciclos repetitivos. Cada pieza del disco busca desarrollar a su vez un concepto, casi siempre relacionado con la problemática de la inmigración actual. “Más allá de albergar una gran diversidad de estilos, Emigrante tiene una identidad sonora muy definida y coherente”, afirma Velázquez. Con Hybrid Tango (grabado al año siguiente), intentaron lanzar un proyecto paralelo a Tanghetto, de mayor libertad estilística, pero que terminó siendo absorbido por el mismo grupo. “Con ese disco quisimos hacer otros estilos de música y cosas más acústicas, algo que terminó contagiando a Tanghetto”, explica Diego. Pero el mayor éxito comercial en Argentina sería Buenos Aires remixed, lanzado en 2005 con temas propios remixados y dos versiones de los clásicos del pop británico “Enjoy the Silence”, de Depeche Mode, y “Blue Monday”, de New Order.

“Estudié composición con Virgilio Expósito, quien fue la semilla de mi apertura mental. A pesar de ser una leyenda del tango, componía todo tipo de música y no era nada dogmático”, cuenta Max, quien refuta a los más puristas recordando: “El tango clásico también surgió de una fusión de diferentes músicas”. Los responsables de Tanghetto se autodefinen como “una mixtura de tango moderno y tradicional, música electrónica, jazz y otras influencias”. Para Velázquez, los elementos electrónicos y los de tango moderno son obvios a primera escucha, ubica los más notorios de tango tradicional en el material más reciente (todavía inédito) y ve jazz en algunas armonías, ciertos arreglos y el uso que les dan al piano y la guitarra. Si bien la música del grupo ha sido catalogada como ambient o chill out, aclaran que esa funcionalidad no está entre sus objetivos. Y se despegan de los cánones electrónicos cuando Masri señala: “Nuestra música tiene estructura de canción, con versos y estribillos que podés tararear, rasgos que la música electrónica tiende a perder”.

La aceptación que Tanghetto consiguió en milongas de todo el mundo y entre los seguidores de la música electrónica fue apuntalada por algunos medios de comunicación. En la Argentina llegaron a proveer de cortinas musicales a una decena de programas televisivos. De la cadena de reconocimientos, Max apunta uno especialmente chic: el tema “Boulevard” fue elegido en París junto a otros de Air, Edith Piaf y Saint Germain para amenizar los paseos en catamarán por el río Sena.

En el show que darán esta noche en el ND Ateneo (Paraguay 918) se repetirá la distribución de roles que suelen asumir en vivo: Diego estará a cargo de la guitarra y Max, de los sintetizadores y la programación. Los acompañarán Federico Vázquez en bandoneón, Daniel Corrado en batería, Antonio Boyadjián en piano y Chao Xu en erhu (instrumento chino de sonido similar al violín). Además de varios temas de Emigrante, prometen entregar dos de Hybrid Tango y los covers de Buenos Aires remixed, más seis temas inéditos y dos estrenos.

Hace más de ocho meses que Tanghetto no toca en Argentina en un evento público, en buena medida por los compromisos que a lo largo de 2007 cumplieron en escenarios de Estados Unidos, Italia, Francia, Inglaterra y Alemania. Una nutrida agenda que tendrá continuidad en octubre con una gira por México, donde participarán en el Festival Internacional Cervantino de Guanajuato. Mientras tanto, en las valijas se multiplican los bocetos del nuevo disco que el grupo planea lanzar en noviembre, ya con una amplitud estilística que llegaría hasta la bossa nova.

Compartir: 

Twitter
 

Tanghetto se presentará hoy en el ND Ateneo.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.