espectaculos

Jueves, 8 de mayo de 2008

LA SEGUNDA TEMPORADA EN TELEVISION Y EL LIBRO

El bis de “Ver para leer”

En una charla-picada, Juan Sasturain, Claudio Villarruel y varios escritores dieron pie a la presentación de la segunda temporada en pantalla, y una notable antología de cuentos.

 Por Emanuel Respighi

Si en su primera temporada Ver para leer logró desacralizar la literatura y a los escritores con una propuesta relajada pensada en función de transmitir el placer por la lectura a neófitos, la presentación de la segunda temporada redobló esa apuesta. En la sala José Hernández, y ante la presencia del secretario de Cultura de la Nación, José Nun, Juan Sasturain desplegó su habitual sencillez junto a varios de los escritores que pasaron por el ciclo de Telefé Contenidos y que forman parte de la antología sobre el programa que se acaba de editar (Andrés Bello) y que reúne diez relatos escritos por algunos de los más destacados autores argentinos. Y lo hizo a su manera: sin atarse a ninguna formalidad, con mucho humor y degustando una rica picada, matizada por cervezas bien frías. No podía hacerlo de otra forma alguien que privilegia el placer por sobre cualquier formalismo.

El trailer de apertura de la charla dio claras señales de lo que vendría: la pantalla mostró un video a tono con el ciclo en el que Claudio Villarruel, director de programación de Telefé, intentaba convencer a Sasturain de continuar con una temporada más de Ver para leer. Ni el dinero ni las promesas de contar con autores internacionales lograban que el conductor cambiase de opinión: el sí aprobatorio, finalmente, sólo llegó cuando el programador del canal le ofreció a cambio una picada. “Eso sí: el salamín que sea picado grueso”, aclaró Sasturain. Era el fin de la parodia y el comienzo (in)formal de la doble presentación: la segunda temporada de Ver para leer (desde el domingo a la medianoche, por Telefé) y la antología de relatos de nombre homónimo.

Luego de recordar que la primera temporada de Ver para leer tuvo 28 envíos, Villarruel comentó que “antes de Ver para leer era impensado creer que un programa de literatura durara tantos programas” en la TV comercial. Inmediatamente, fiel a su estilo y a la lógica que mueve al programa, Sasturain salió al cruce y le aclaró que “más que un ciclo de o sobre literatura, Ver para leer es un programa de televisión con libros. Por eso tengo que agradecer a todos los escritores, que se animaron a hacer payasadas de todo tipo y que siempre estuvieron bien predispuestos a los reportajes atípicos, que creo que son lo más lindo del programa”. La segunda temporada de esta suerte de sitcomic literaria continuará con las actuaciones de Fabián Arenillas y contará con la participación de escritores extranjeros, como Eduardo Galeano y Juan Villoro, entre otros.

Entre botellas de cerveza y bandejas de quesos y salamines que iban y venían sobre el escenario, conformando un ambiente propio de una charla en un bar cualquiera más que a una presentación literaria, Sasturain intercambió impresiones y sensaciones con Martín Caparrós, Pablo De Santis, Marcelo Birmajer, Claudia Piñeyro y Ana María Shua sobre el programa y la antología, que combina un relato de los nombrados más Eduardo Belgrano Rawson, Abelardo Castillo, Alejandro Dolina, Ricardo Piglia y Guillermo Saccomanno, con fragmentos de los diálogos que Sasturain mantuvo con ellos en la primera temporada de Ver para leer. “El libro, si uno lo mira en detalle, es un afiche, una continuidad de la participación de los escritores en el programa. No es fácil juntar en una antología a tan buenos autores, como así tampoco dejar afuera a Fogwill, Laiseca y tantos otros con los que después me las tendré que arreglar...”, comentó Sasturain, con ese tono entre gracioso y serio que caracteriza a él y al programa.

La primera en tomar la palabra fue Shua, que además de diferenciarse del resto diciendo que el cuento que forma parte de la antología es inédito (“Una sesión de tomas”), le agradeció a Sasturain los pequeños comentarios que había escrito en el libro sobre cada uno de ellos, “porque los escritores nos creemos mejores, más lindos y, por supuesto, mucho más inteligentes que la media: has dado con nuestras más recatadas fantasías”.

Por su parte, Birmajer destacó que eligió “El cuadro” para incluir en el libro, ya que “ese fue el primer texto que escribí de Historias de hombres casados, por lo que tiene un valor fundacional para mí, de la misma forma que Ver para leer lo tiene para la TV y la literatura”.

Más cercano a la intención de hacer pasar un buen momento a los invitados y al colmado auditorio que a la promoción del programa o del libro, la presentación se cerró con el parecer de Sasturain sobre la repercusión que tuvo el programa, sobre todo en el público que recién llega a sentarse para ponerse a leer. “Hay una cosa lindísima –dijo– que prendió en la gente del programa y es el cuento que cuenta Ver para leer. Creo que no interesan tanto los libros como la trama del ciclo. Es que lo que nos une a todos los seres humanos, en definitiva, es la pasión porque nos cuenten algo.” Un placer que, de la mano de Ver para leer, ahora se puede disfrutar en televisión y en papel.

Compartir: 

Twitter
 

“Lo que nos une a todos los seres humanos es la pasión porque nos cuenten algo”, dijo Sasturain.
Imagen: Arnaldo Pampillón
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.