espectaculos

Jueves, 8 de mayo de 2008

CINE › EL I CINE FEST BRASIL-BUENOS AIRES Y UN ALUVION DE DRAMA Y ROMANTICISMO

Mucho más que alegría brasileña

Nuevos directores y una minoría de comedias son algunos de los rasgos de este festival que, desde hoy, llevará al Village Recoleta trece largometrajes que no tienen asegurado su estreno comercial.

 Por Oscar Ranzani

El Grupo Infinito es una productora brasileña que organiza festivales con películas de jóvenes cineastas de ese país por distintas ciudades del mundo como Miami, Nueva York, Madrid, Barcelona, Roma, Milán y Vancouver. Este año, la empresa decidió incorporar a Buenos Aires como sede. Producto de esta decisión, se realizará el I Cine Fest Brasil-Buenos Aires desde hoy y hasta el 14 de mayo en el Village Recoleta, con la exhibición de trece largometrajes que enfocan sobre temáticas contemporáneas referidas a su país de origen pero que, a su vez, muchas de ellas remiten también a temas universales. “Elegimos Argentina porque es una potencia de América latina, un compañero muy importante de Brasil”, dice Adriana Dutra, directora del Grupo Infinito, y agrega que Argentina tiene los mismos problemas en el sector audiovisual que su país: “El imperio americano está ocupando todas las pantallas. Tenemos como el 80 por ciento de nuestras salas en esa situación. Creemos que juntos, Brasil y Argentina, a través de una plataforma sólida de comunicación, podremos crear mercados de coproducción para que encontremos soluciones y más pantallas para nosotros”, agrega la directora.

Dutra señala que la selección que presentan en esta oportunidad corresponde al Brasil contemporáneo. “Estos directores son la nueva cara del cine brasileño, ese nuevo momento del cine de nuestro país. Las películas que están siendo presentadas representan lo más reciente y lo mejor. Pensamos en traer no sólo producciones de Río de Janeiro y San Pablo que son los centro culturales de Brasil sino también películas del Norte y del Sur, para que se pueda tener un panorama de lo que Brasil ha hecho en cine”, detalla Dutra.

Uno de los films que participa de la muestra es La vía láctea, de Lina Chamie, un drama en el que un hombre, luego de una discusión por teléfono con su pareja, se dirigirá hacia la casa de su novia y tomará decisiones amorosas y de la vida muy importantes. 5 fragmentos de una casi historia, dirigida por el colectivo compuesto por Armando Mendz, Cris Azzi, Cristiano Abud, Guilherme Fiúza, Lucas Contijo y Thales Bahía, pone el foco en cinco personajes cuyas vidas cambiarán abruptamente, después de un fin de semana vivido con intensidad. Sandra Kogut dirigió Mutum, un drama que tiene como protagonista a un niño cuya mirada refleja, a su vez, el mundo adulto con sus traiciones, violencias y silencios.

El magnate, de Johnny Araújo, es una película de acción que retrata la vida de cierta juventud urbana, a través de la figura de “El Magnate”, una extravagante estrella de rock de Brasil, adinerado y polémico. Un amor fulminante entre un director de teatro y una joven misteriosa que presenta la problemática de la pena capital desde una nueva perspectiva es el eje del drama Sin control, dirigido por Cris D’Amato. Si bien a simple vista parecería ser un documental a secas, Vidas, de Pedro Flores da Cunha, es presentado como un drama que cuenta la historia de artesanos de las cinco regiones brasileñas, quienes expresan sus sueños, miedos, amores, felicidades y dolores, mientras comparten la pasión por el arte. No por casualidad, de Philippe Barcinski, es un drama que tiene como protagonistas a dos hombres con personalidad obsesiva: Enio, un controlador de tráfico, y Pedro, un jugador de billar obsesionado con mejorar su técnica. El único documental que integra la muestra es El mundo en dos vueltas, de David Schurmann: con imágenes de treinta países narra la odisea de la familia Schurmann que decidió dar una vuelta al mundo siguiendo la misma ruta de Fernando de Magallanes para descubrir las historias y los sitios por donde el conquistador pasó casi quinientos años antes.

“Una cosa muy interesante es que si bien Brasil tiene como tradición producir comedias, este año no fue así. Esta muestra está más enfocada a los géneros romántico y dramático. Parece que este año Brasil no quiere hacer reír”, dice Dutra. La directora espera que la experiencia no se agote en el I Cine Fest Brasil-Buenos Aires: “Así como llevamos cine brasileño para Argentina podemos llevar cine argentino para Brasil. En los próximos años queremos crear un mercado específico con workshops, seminarios, con la participación de representantes del sector audiovisual de Argentina y Brasil”, señala Dutra acerca de sus aspiraciones.

* La programación completa puede consultarse en www.cinefestbrasil.com.

Compartir: 

Twitter
 

La vía láctea, de Lina Chamie, se detiene en una discusión de pareja.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.