espectaculos

Martes, 3 de marzo de 2015

SERIES › 2ª TEMPORADA DE BROOKLYN 9-9 POR TBS Y ESTRENO DE SIRENS POR FOX COMEDY

No al servicio de la comunidad

Policías y paramédicos desestructuran el ámbito laboral en estas dos comedias. Andy Samberg compone a un detective desaliñado y Denis Leary le pone su sello a una propuesta alejada de las convenciones de emergencia hospitalaria. El caso extremo de Workaholics.

 Por Federico Lisica

“Hacelo de manera asquerosa y tomate el palo” es uno de los mantras que suele repetir uno de los protagonistas de Workaholics, (lunes, miércoles y viernes a las 16 por Comedy Central), ficción que supuso un violento pellizco a The Office. Las relaciones, modos y máscaras de oficina son, en este caso, una excusa para que tres graduados universitarios se pavoneen como telemarketers y armen sendas fiestas en los boxes donde deberían generar rentabilidad. A diferencia de lo que sugiere su título, en Workaholics (cuya cuarta temporada se emitirá a partir del 31 de marzo) nadie es adicto al trabajo. Con sus parecidos y diferencias, Brooklyn 9-9 (martes a las 20 por FOX Comedy) y Sirens (domingos a las 23 por TBS) ofrecen a denodados trabajadores al servicio de la comunidad. O no tanto.

Producida y protagonizada por Andy Samberg, Brooklyn 9-9 presenta otra mirada sobre el mundo policial. Su segunda temporada, que se estrenó la semana pasada, vuelve a enfocarse sobre Jake Peralta (Samberg) y los demás azules de ese distrito neoyorquino. El chico estrella vuelve al trabajo tras haber pasado seis meses en una operación de incógnito entre mafiosos. Pero en el primer episodio de este año, más que a resolver casos, los oficiales se dedicaron a colocar un pelotero en la comisaría para distender el ambiente. Que sus guionistas, Michael Schur y Dan Goor, hayan estado detrás de la versión estadounidense de The Office y en Parks and Recreation (impecable programa sobre la administración pública que acaba de finalizar) explica el tipo de humor. Uno de los mayores anhelos de estos representantes de la ley será tener sexo con algún compañero pero sin que nadie más se entere. En esta segunda temporada, los personajes secundarios adquieren más vuelo. A tomar nota de la inútil y notable administrativa que encarna Chelsea Peretti. Lo mismo para el estricto capitán de la estación (Andre Braugher) que obliga a sus subalternos a practicar juegos de rol para prevenir cualquier instancia. Y por ahí está el musculoso Terry Crews (parte de la troupe de Los Indestructibles), que en vez de “servir y proteger” se dedica a interpretar a un niño perdido o a una prostituta furiosa. Anárquica, vertiginosa y por momentos despreocupadamente zonza, la única contra de Brooklyn 9-9 es su doblaje al español.

En la ciudad de Chicago, un grupo de paramédicos ha tomado nota de lo expuesto más arriba. Porque en Sirens, al igual que en Workaholics, hay un trío protagónico tan poco profesional como los servidores públicos neoyorquinos. A ver, ¿qué es lo primero que hacen tras salvar a un sujeto? Revisar el material porno de su computadora y quedar tan catatónicos como el susodicho. Cada uno de los ángulos del triángulo laboral está perfectamente delineado. Johnny (Michael Mosley) es el canchero; su mejor amigo es Hank (Kevin Daniels), un morochazo abiertamente gay (como el jefe de Brooklyn 9-9); y a ellos se les suma el novato y entusiasta Brian (Kevin Bigley), quien aún vive en la casa de progenitores. Gran parte de su día lo pasan en la ambulancia, donde se dan charlas intrascendentes, como discutir a qué personaje de Seinfeld se parecen más. “Nos divertimos con todo lo relativo a la materia médica y cómo se la presenta en otros programas, aunque ésta es una ficción sobre un grupo de personas que trabaja en conjunto, que vive en conjunto y tiene pequeños éxitos y decepciones de la vida. Siempre juntos. No vamos dando patadas en las puertas de los hospitales, saltando en el pecho de la gente para salvarle la vida, haciendo boca a boca, corriendo por pasillos y sudando a lo loco. Todo lo demás es nuestra especialidad”, señaló Mosley en la entrevista de la que participó Página/12.

Sirens –que ya va por la segunda temporada en los Estados Unidos– es la remake de una serie británica del mismo nombre. La adaptación quedó a cargo del actor Denis Leary y del guionista Bob Fisher (Los Rompebodas). El primero supo hacer de un bombero en crisis existencial en Rescue Me, que fue uno de sus pocos y verdaderos papeles dramáticos tras un largo historial dentro de la comedia negra y el juego políticamente incorrecto (algunas de sus obras fueron No hay cura para el cáncer, Por qué sos horrible: Una guía para mantenerte gordo, gritón, vago y estúpido).

–¿Cuál fue la incidencia de Leary en el programa?

–Estaba tirado al pie de la ambulancia fumando su cigarrillo mirando el monitor mientras grabábamos. Estaba literalmente con nosotros. El director, el guionista y Denis venían a darnos indicaciones tras cada escena. Puede parecer que te distrae, pero no. Denis estuvo muy involucrado, es actor, es comediante, director, productor, escritor, pero con la sensibilidad y camaradería de un obrero, es un tipo común y corriente.

–Pero con una mirada muy ácida...

–Sí, la tiene. Y sabe jugar ese papel, siempre con su campera de cuero y su cigarrillo, pero en realidad no es así. Puede insultar frente a los chicos pero es un buen tipo. Sólo que juega un rol.

–¿Qué es lo primero que le diría a un paramédico si estuviese en una situación en la que lo necesitara?

–“Ey, soy yo, Mike, hago de Johnny en Sirens. ¿Viste alguna vez el programa? Por favor cuida de mí. No me dejes morir y llamá a mi mamá” (risas). En realidad, no sé qué diría. Si necesitás un paramédico seguramente sea el peor día de tu vida. Creo que me contentaría con poder hablar.

–¿Cuál es la aspiración de Sirens con el público?

–Que la gente la disfrute. Es uno de esos programas que te sirven para comentar al otro día en tu trabajo, justo cuando estás en el almuerzo, te acordás de una escena y te empezás a reír con un compañero.

Compartir: 

Twitter
 

Brooklyn 9-9 presenta otra mirada sobre el mundo policial.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.