espectaculos

Lunes, 18 de enero de 2016

SERIES › COLONY, CON JOSH HOLLOWAY, ESTRENA EL MIéRCOLES EN TNT

Opresión y dilemas morales

El programa creado por Carlton Cruse y Ryan Condal muestra una ciudad de Los Angeles cercada por un régimen militarizado, en la que un agente del FBI especializado en cazar fugitivos es forzado a perseguir al líder de la resistencia.

 Por Roque Casciero

“Será otro día hermoso y aburrido en Los Angeles, con una máxima de 21 grados”, se escucha por la radio mientras Will Sullivan le prepara el desayuno a sus dos hijos. La escena no podría ser más mundana y repetida, salvo por detalles que de a poco salpican la imagen. Primero, contra la heladera un imán sostiene una foto familiar en la que los niños son tres; enseguida, Bram, el primogénito, sale a recoger naranjas de un árbol y el encuadre muestra vallas con alambrados separando la propiedad. Pronto, de la mano de José Luis Campanella, director de (al menos) los tres primeros episodios de Colony, se sabrá que la ciudad está aislada por un enorme muro, que tropas leales a un régimen militar hacen desaparecer a los ciudadanos sin muchas contemplaciones, que hay un toque de queda monitoreado por drones, que buena parte de la población intenta seguir adelante como puede, que otra parte es colaboracionista y que existe una resistencia liderada por un tal Gerónimo. Más adelante en el piloto de esta serie distópica, que TNT emitirá el miércoles a las 22, se descubrirá que el verdadero apellido de la familia es Bowman y que Will (encarnado por Josh Holloway, el Sawyer de Lost) no es un simple mecánico sino un ex soldado y agente del FBI especialista en cazar fugitivos.

“La Alemania previa a la Segunda Guerra Mundial fue una fuente de inspiración importante”, explicó Carlton Cruse, co-creador Colony, y uno de los guionistas y productores de Lost, durante la última edición de Comic Con Nueva York. “Ryan (Condal, el otro showrunner) y yo somos muy fans de la historia, especialmente de la de la Segunda Guerra, y nos fascina estudiar la ocupación nazi de Europa, porque era una fuerza tecnológica masiva que invadió un montón de países. Y muy rápidamente la gente se adaptó e intentó sobrevivir en ese mundo. Estaba la incongruencia de los tanques nazis en esas increíbles ciudades medievales europeas, pero la vida en esos lugares continuó. Lo que nos fascina como narradores de historias es que los villanos no eran sólo los nazis. Todos sabemos que ellos eran malos, pero lo interesante es ver qué pasaba con los colaboracionistas en cada lugar. ¿Cómo hacés eso? ¿Cómo te volvés en contra de tu propia gente? Y todos tenían historias y justificaciones, así que nos pareció un lugar interesante para narrar”.

Las palabras de Cruse vienen a cuento ya que Will Bowman es descubierto y le ofrecen capturar a Gerónimo, a cambio de dejar en paz a su familia (y algunos pequeños placeres olvidados como tocino y café). No es que tenga demasiadas alternativas: si no lo hace, terminará junto a su mujer Katie (Sarah Wayne Callies) y sus dos hijos en la ominosa Fábrica, que no se sabe bien qué es pero ante cuya mención todo el mundo tiembla. “Lo que plantea el programa es qué harías si la vida de tu familia dependiera de eso”, explicó Holloway. “¿A quién pondrías en primer lugar: a tu familia o a la humanidad? Son temas incómodos y muy viejos en la historia de la humanidad, porque siempre ha habido colonizadores y colonizados. Y aunque Colony tiene elementos de ciencia ficción, en definitiva es una historia humana.”

–Ustedes pasaron de una isla en Lost a una Los Angeles cercada y convertida en colonia. ¿Por qué tanta claustrofobia?

Josh Holloway: –Compresión, mi amigo... La compresión genera buen drama.

Carlton Cruse: –¡Es un hecho! La manifestación física de esta colonización son las paredes metálicas alrededor de la ciudad de Los Angeles, que son una metáfora muy intencional sobre la opresión social. Y que esa imagen sombría aparezca tanto en la serie es un recordatorio constante de lo que estos personajes deben enfrentar.

–¿Es cierto que el personaje de Will fue escrito específicamente para Holloway?

C. C.: –Absolutamente, a veces nos referíamos al personaje como Josh, así que apostamos todo a que él estuviera. No sé qué hubiera pasado si decía que no...

–Holloway, ¿qué pensó cuando le ofrecieron otro programa en el que no se sabe bien de qué se trata todo?

J. H.: –¡Me encantó! Es como ponerse un viejo par de jeans. ¡Estoy entrenado para no saber nada! La verdad es que me encanta participar de una historia en la que los personajes van descubriendo qué sucede casi al mismo tiempo que los televidentes. Los misterios se van revelando de a poco y hacemos el camino juntos. Además, me encanta la ciencia ficción. Y también me gusta poder desarrollar un personaje en televisión, tenés más tiempo para explorar la historia y sorprenderte por el lugar hacia el que va. Así que, cuando Carlton me llamó, de inmediato me interesó. Y después leí el guión y eso terminó de decidirme. Además, conozco a Ryan desde un año antes, porque hicieron un piloto para una serie llamada The Sixth Gun, que fue fantástico. Quería hacerlo, pero no era el momento correcto para mí; de todos modos, ya tenía a este equipo en el radar y quería ver qué más iba a hacer.

Compartir: 

Twitter
 

Los primeros tres episodios de Colony fueron dirigidos por Juan José Campanella.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.