espectaculos

Sábado, 5 de junio de 2010

MUSICA › FESTIVAL MUSICAS DEL MUNDO, HOY EN EL AUDITORIO DE BELGRANO

La unidad en la diversidad

El Ensamble Confusión del Mundo, Ballet Jorgovan y Flying Haggis participarán de un encuentro multidisciplinario. Habrá actividades gastronómicas, artesanías y la puesta en escena del grupo de recreación histórica Legion IX Hispana.

 Por Cristian Vitale

Gabriel Mattera, el músico argentino que toca el laúd búlgaro en el Ensamble Confusión del Mundo, habla de unidad en la diversidad. Del devenir de una fusión inmigrante que ha dado como resultado una nueva identidad al pueblo argentino. Gabriela Azario, del Ballet Croata Jorgovan, no parece desentenderse de esta idea –persistente en la historia– cuando habla de la música como nexo entre los pueblos. “Y este festival es un ejemplo, como lo ha sido siempre el país, que ha sabido cobijar en su seno culturas diferentes”, extiende ella. Maneras de entender el espíritu nodal del Festival Músicas del Mundo, que ocurrirá hoy a partir de las 19.30 en el Auditorio de Belgrano (Virrey Loreto y Cabildo), y del que participará, además, Flying Haggis, un cuarteto de música celta que suma gaitas, jigs, reels y whistles a un ecléctico pop-rock, que no reniega del funk y el reggae. “En un mundo cada vez más globalizado, rescatar las raíces que cada país trae y volcarlo en un escenario para que el público pueda apreciarlo es sin duda una buena idea”, redondea Oscar Llobenes, ejecutante de gaita escocesa, tin whistle y cantante de la banda.

La presentación de los tres grupos, en esta fiesta intercultural organizada por la productora CP Asociados, estará precedida por una serie de actividades culinarias (hidromiel y cuernos vikingos para beber) y artesanías en arcilla, pasta y piedra originales de Escocia, Irlanda y Croacia, más la puesta en escena del grupo de recreación histórica Legion IX Hispana, que reproduce diferentes escenas de la vida en la antigua Europa. “Es propicio que se genere un espacio para poder presentar nuevas propuestas musicales, artísticas y culturales. En nuestro caso, por ejemplo, mostrar un tema de origen griego, en una versión algo fellinesca, donde se encuentran el tango ‘El Choclo’, en un fondo musical de Medio Oriente, donde la musicalidad de los estilos entrecruzados genera un greek-arabic-tango con partes frenéticas y muy sensuales... Bueno, contarlo es muy loco....”, explica Mattera, enlazando la mezcla en general con la particular de “Karagouna”, uno de los temas que ligan a Confusión del Mundo con su impronta de nomadismo cultural.

El Ensamble, encargado de cerrar la jornada, nació como trío (stick + laúd + derbake) en 2003 y fue agregando una variada gama de instrumentos sobre la marcha: bouzouki griego, flauta ney, gaita colombiana, violín, contrabajo, acordeón y batería que, sumada a la incorporación del grupo de danzas Shareni Tanci, determinó un sexteto cuyas exploraciones musicales dan redondo con su sello de multicultural. Piezas que combinan aires arabescos y cuarteto cordobés (“Villa Crespo”), carnavalitos del NOA con música armenia tradicional (“El Humahuarmenio”) o disco music de los ’80 con sonidos hindúes (“Funky Town”) pintan el perfil de este ensamble que se dio el lujito de grabar “Silver Moon”, aquella gema de Sumo, con Andrea Prodan. “Vamos a presentar Sopa, nuestro primer disco, y Andrea se comprometió a acompañarnos para hacer el tema de Luca”, informa Mattera.

Flying Haggis, en tanto, se presenta como un grupo de música básicamente escocesa e irlandesa aggiornada con arreglos propios, que incluye la intervención permanente de la gaita en versiones clásicas de rock, pop y reggae. “No hay mejor lugar que éste, que engloba música, danzas e instrumentos de diferentes lugares del mundo, para mostrar lo que hacemos. Lo nuestro es totalmente intercultural”, redunda Llobenes, sobre la estética de la agrupación que completan Jano Seitún (bajo y violoncello), Emiliano Petrocelli (guitarra) y Facundo Flores (percusión).

Más específica es la propuesta del Ballet Jorgovan, que –dicho fue– se centra en danzas de origen croata. Nacida en Dock Sud en octubre de 1953, la agrupación lleva millas y millas recorridas por teatros, escuelas, instituciones, clubes y festivales en todo el país. “Como cultores del folklore croata es un honor para Jorgovan participar en este primer festival Músicas del Mundo y poder compartir nuestras tradiciones con otras culturas”, completa Azario, a horas de trepar por enésima vez a escena y mostrar que a veces el mundo cabe en un pañuelo.

Compartir: 

Twitter
 

El Ballet Jorgovan se centra en danzas de origen croata.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared