espectaculos

Sábado, 27 de noviembre de 2010

MUSICA › ENTREVISTA A PABLO MARCHETTI, CANTANTE DE CONJUNTO FALOPA Y DIRECTOR DE BARCELONA

“La canción es la revancha de la poesía”

El grupo tanguero presentará hoy en La Trastienda su Cancionero para un fogón anarco-peronista, que incluirá un Falopa Plugged con guitarras eléctricas y batería.

 Por Karina Micheletto

”Conjunto Falopa presenta su Cancionero para un fogón anarco-peronista.” El solo anuncio del evento ya avisa bastante claramente para dónde va la cosa. La escucha amplía el horizonte: aquí hay tango sentimental, milonga bien marcada, hay cumbia y reggaetón –como diría Capusotto: ¡latino!–. Y hay historias fuertes: un Che Guevara clonado en un laboratorio clandestino por científicos de Constitución, que llega –claro– para hacer la revolución. Una asonada contra esos “Blancos de mierda” que no tienen ni ritmo ni onda ni swing ni pene desmedido. Una declaración a favor del erotismo mersa, del sexo en camiseta y con pantuflas, del deseo en jogging. Y cuestiones menos extrañas como las que transitan extraterrestres trotskistas y cartoneros que escuchan Radio 10.

Lo que hay también en este Cancionero para un fogón anarco-peronista es un conjunto de guitarras con cantor. Las guitarras y guitarrones son los de Federico Marquestó (responsable también de la composición, los arreglos y la dirección musical), Francisco Huici, Gustavo Carretino, Juani Spolidoro y Juan Krymkiewick (que también suma laúd, charango, mandolina o didjeridoo). Y hay un cantor, también letrista, Pablo Marchetti, el mismo hombre detrás de Barcelona, y de Radio Barcelona, y de la ópera cumbia Mueva la Patria, que esta noche está en cartel en el ND Ateneo. En un doblete autoral, Marchetti estará presentándose con el Conjunto Falopa hoy a las 23.30, en La Trastienda Club (Balcarce 460). Allí mostrarán estas canciones no sólo en su formato acústico: también prometen Falopa Plugged, “la furiosa mutación rockera del conjunto, con guitarras y bajo eléctrico más batería”. Entre todo lo que harán, el autor-cantante-periodista tiene su canción favorita: “Filósofo de la tele”, “una especie de hip hop con base de milonga, un experimento raro que dura casi diez minutos”. “Es la historia de un cartonero facho y una cartonera hot que prenden fuego la moral progre pequebú de un boludo como yo.”

–¿Por qué, en medio de todo lo que hace, sintió la necesidad de hacer también música?

–Porque me gusta cantar, porque me gusta escribir canciones, porque encontré un grupo dispuesto a llevar adelante este proyecto y porque encontré también un socio y aliado incondicional en Federico Marquestó, que es quien encamina la maquinaria musical falopera. Sí, claro, todo esto lleva tiempo y esfuerzo, pero también me genera mucho placer y, en un punto, siento la necesidad de hacerlo. Es como un mandato, pero que no exige sacrificio sino placer.

–Desde su título, la propuesta se anuncia en plan de joda. Pero la música va en serio. ¿Son músicos en serio o es todo una joda?

–Mi gran objetivo en esta vida es borrar los límites entre lo que es en joda y lo que es en serio. A mí me gusta sentar una posición política y poética clara, profunda y honesta, pero me divierto haciendo eso. No puedo concebir que decir y hacer esas cosas resulte un embole. Pero no creo que Falopa sea una joda, en absoluto. Obviamente, hay mucho humor, pero no son chistes musicales ni parodia de un género. Me aburre la canción que sólo va en esa dirección. Y en lo musical también hay ironía, pero los cinco guitarristas faloperos son terribles músicos, que tocan mucho y eso incluye los arreglos complejos que tienen las canciones.

–¿Qué les gustaría lograr?

–Hacer lo que se nos canta y divertirnos. En la acepción que decía antes: que divertirnos incluya tener una dirección artística e ideológica que nos represente. Creo que Falopa es la conjunción de la búsqueda musical de Fede Marquestó (alguien que viene de la fusión y de la música instrumental), con mi búsqueda poética y comunicacional. A mí me gusta mucho la poesía, escribo poesía, leo poesía, leo mucho sobre poesía. Y creo que la canción es la revancha de la poesía, el medio por el que la poesía (un género marginal, supuestamente “elevado” y de tan “elevado” inaccesible para el gran público) puede volverse popular. De todos modos, no escribo canciones por eso, sino porque me gusta.

–¿En qué quedó su trabajo de tangos con Marcelo Mercadante?

–Con Marcelo seguimos escribiendo canciones. Marcelo sacó otro disco, Tachar nostalgias (a dúo con el guitarrista Gustavo Battaglia), que es instrumental, pero tiene una canción que escribimos juntos, “Más que un crack”. Y tenemos seis canciones más. Estamos escribiendo otro disco y en algún momento lo haremos. También escribí una letra para Luis Borda (que está en Chicas de otros barrios, de Borda) y otra para el nuevo disco de Pollo Raffo. También tenemos un proyecto para hacer algo con Pablo Mainetti. Pablo es fan de Falopa y tocó un par de veces con nosotros, y también grabó dos temas en el nuevo disco falopero. Me encanta laburar con otros músicos y me encanta escribir letras para otra gente. Porque me puedo parar en otro lado, muy distinto al de las letras que canto yo. Me encanta escribir para mujeres, por ejemplo.

–Además de Conjunto Falopa, está en ¡Mueva la Patria!, Barcelona, el programa de radio... ¿Cuál es la línea común de todos estos proyectos?

–Lo que hago tiene, a grandes rasgos, dos búsquedas: una política y otra poética. Forma y contenido, que intento siempre que sean una misma cosa. Arte y comunicación podría ser, también. Y así como Barcelona es más comunicacional, creo que Falopa es más artístico. Claro que también hay arte en Barcelona y comunicación en Falopa, pero a grandes rasgos esos serían los extremos. Y en el medio está ¡Mueva la Patria!, que también tiene una combinación de ambas. Esos dos elementos, arte y comunicación, están siempre, lo que varían son las dosis.

–¿Cómo manejaron el pasaje de una condición independiente como la revista, a trabajar en un medio público con Radio Barcelona?

–A mí me llena de placer que, cada vez que me cruzo con María Seoane, me pregunte: “¿Cómo están, se sienten cómodos? Porque yo lo que quiero es que se sientan cómodos, que digan lo que se les canta”. Seguimos laburando de la misma manera. Y me gusta estar en la radio pública, porque nosotros valoramos mucho lo público. Una de las condiciones para hacer la muestra de Contratapas, por ejemplo, es que se haga en un lugar público. Lo público es el patrimonio de todos, independientemente de quién lo administre en un momento determinado.

Compartir: 

Twitter
 

“Falopa es como un mandato que no exige sacrificio sino placer.”
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.