espectaculos

Miércoles, 6 de abril de 2011

MUSICA › HOY COMIENZA EL CICLO “TANGOCONTEMPO”, EN EL CAFé VINILO

Cómo demostrar el movimiento

El colectivo de músicos que acaba de editar el compilado TangoContempo1 busca saltar las barreras conocidas y propiciar un contacto directo con un público ávido de propuestas. “Apuntamos a la diversidad desde una mirada contemporánea”, dice Emiliano Greco.

 Por Cristian Vitale

¿Qué es TangoContempo?: un movimiento de artistas que intenta aglutinar y expandir variadas expresiones del tango actual. ¿Qué se propone? Generar ediciones de discos, conciertos, difusión y estímulos para la composición, en especial de nuevos autores. ¿Cuál es su manifestación concreta? Por un lado, el compilado que, bajo el título de TangoContempo1, acaba de editar como colectivo y tiene entre sus exponentes, entre otros, al Quinteto Sideral, Diego Schissi Quinteto, Pablo Agri Sexteto, Viceversa, Damián Bolotín, El Descarte y Quasimodo. Por otro, el ciclo de conciertos que comienza esta noche en el Café Vinilo (Gorriti 3780) con la actuación de uno de los “guías” (Néstor Marconi) y que sigue con una grilla que, jueves a jueves, contemplará a Juan Pablo Navarro, la Orquesta Típica Agustín Guerrero, Hernán Lucero, Víctor Lavallén, Nicolás Guershberg Sexteto y el quinteto de Schissi. ¿Quién lo creó?: varios, pero hoy la cara visible es Esteban Falabella, guitarrista de intenso trayecto en el rubro (Hora Cero, Anacrusa, El Arranque, Marconi), nacido cuando el tango estaba en la lona: 1975. “Me cayó la ficha en Francia. Una vez había ido a tocar con el maestro Salgán y un grupo de periodistas franceses se acercó para preguntarme dónde estaba este tango en Buenos Aires..., habían venido a investigar sobre el presente del género y los llevaron a Señor Tango, nada que ver”, se ríe.

Falabella llega a la nota con Página/12 acompañado por dos referentes –generaciones distintas, posturas parecidas– de un movimiento tanguero emergente e intenso (en tanto movimiento, claro) pero poco visible aún en términos de masividad: Víctor Lavallén, experto bandoneonista que ha tocado para Miguel Caló, Julián Plaza, Enrique Francini y para el Pugliese de los años ’50, nada menos. Y Emiliano Greco, joven pianista y director del Quinteto Viceversa. “La verdad es que apuntamos a la diversidad desde una mirada contemporánea, por eso no pensamos en otra cosa que, más allá de enfoques y estéticas, juntarnos y llegar. Somos todos músicos con ganas de tocar y que nos escuchen”, resume Greco, autor de “A todo trapo”, una de las trece piezas de pluma nueva que puebla el compilado. “Claro, aunque sin perder la esencia de lo que es el tango. Yo pienso que está bueno hacer cosas nuevas siempre que estén dentro de una ‘medida’. Hay que darle a la gente lo mejor, cosas distintas a las que ya se hicieron pero sin perder la raíz... y tocar para la gente, no para los músicos, hacer lo que se siente pero sin perder el ritmo”, sentencia Lavallén, que acaba de editar su segundo disco solista: Buenosaireando.

En su corto devenir, el colectivo, además de estar colaborando con ediciones puntuales de discos por artista, lleva organizados un par de ciclos por los cuales han pasado Daniel Binelli, Gerardo Gandini, Pablo Mainetti, Julio Pane y Hugo Rivas, entre muchos otros. Y va enganchado a otra movida que, bajo el nombre de Conciertos Atorrantes, motoriza juntadas similares en el circuito de bares no for export. “Ahora estamos por empezar un ciclo mensual en la Casa del Tango (viernes 22 de abril), que va a estar centrado en las cuerdas. Una orquesta de trece músicos en vivo que va a acompañar, cada mes, a un compositor diferente”, informa Greco. “Todo tiene que ver con lo mismo: difundir, porque sigue siendo difícil llegar a todos estos músicos para alguien que no conoce el medio, está todo como desparramado y, salvo en las radios específicas, no nos pasan en ningún lado. De hecho, comenzamos a hacer esto porque nadie lo iba a hacer por nosotros. Es cierto que hay muchas cosas que nos salen mal por ser músicos y no saber cómo se hace..., uno tiene que escribir, estudiar, componer, trabajar y de repente mandarle un mail a un periodista..., a veces no sabés cómo ni por dónde empezar”, se ríe Falabella. Lavallén, viejo batallador, acuerda y lo padece. “Somos músicos, estamos en la música y por eso lo comercial se nos escapa..., esto es así, pero la luchamos igual. Además, es importante que las nuevas generaciones convivan con las viejas. Para mí es un placer estar con la gente joven, porque el tango tiene que tener una evolución. Mi aporte, en este sentido, no es ni nuevo ni viejo, ¡estoy en el medio! (risas). Y está bien que los pibes metan sus cosas porque saben, estudian..., en mi época eso no pasaba porque no estudiábamos, había mucho trabajo y no teníamos tiempo. Hoy es al revés, entonces hay que encontrar un equilibrio en este sentido.”

El movimiento proyecta fogonear para este año la edición y/o difusión de discos de Juan Pablo Navarro (Contratangos), el Sexteto de Nicolás Guershberg (Movimientos porteños), Viceversa, la Orquesta Típica Agustín Guerrero (Resurgimiento) e incorporar al bloque el del primer cantor con pista abierta, en un cuasimonopolio de estéticas instrumentales: Hernán Lucero. “Hasta ahora habíamos puesto el acento en lo puramente musical, instrumental, era como un gustito que nos queríamos dar pero ahora pensamos ampliar el espectro, porque lo de ‘Contempo’ no sólo alude a lo contemporáneo, sino también a esa cosa del movimiento ¿no?, de eso que se mueve en relación con el tiempo y el espacio en el que vivimos y estamos. Queremos mostrar una forma del tango que está viva, tiene nuevas ideas y aún se puede experimentar desde lo instrumental y desde el canto, que también es parte esencial del género”, cierra Greco.

Compartir: 

Twitter
 

“Para alguien que no conoce el medio, sigue siendo difícil llegar a todos estos músicos.”
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.