espectaculos

Miércoles, 7 de septiembre de 2011

MUSICA › ILLYA KURYAKI & THE VALDERRAMAS ADELANTO SU VUELTA

De regreso a Kuryakistán

Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur volverán a pisar los escenarios con un show para los clientes de una marca de telefonía celular, antes de emprender una gira latinoamericana y publicar un nuevo álbum. Ayer tocaron en el Samsung Studio como anticipo.

 Por Roque Casciero

El de Illya Kuryaki & The Valderramas probablemente sea el regreso del que nadie dudaba que tarde o temprano iba a producirse: al fin y al cabo, la separación de la dupla compuesta por Emmanuel Horvilleur y Dante Spinetta no tuvo que ver con una pelea entre ellos sino con los deseos de explorar universos musicales personales. Allá por 2001, cuando anunciaron que la banda se desarmaba, lo hicieron juntos y con buena onda. Por una vez, entonces, el viejo truco de las “diferencias musicales” tenía algo de sentido y no era la frase hecha para enmascarar conflictos de ego, dinero o polleras. Horvilleur encontró en un pop rock sexy la fórmula de su éxito, mientras que Spinetta se abrió a varios estilos pero siempre dentro del hip hop (o de la música “urbana”, para más precisión). Faltaba, eso sí, el momento y la situación oportunos para el reencuentro sobre un escenario de la banda que impuso el hip hop en la Argentina. Y llegaron durante el último verano, cuando los músicos se fueron de vacaciones a Brasil con sus hijos y se llevaron sus guitarras. “Empezamos a hacer algunas cosas ahí y enseguida flasheábamos a quién pondríamos en la banda”, confesó ayer Spinetta durante la presentación del show de regreso, que será el 13 de octubre como parte del Movistar Free Music, en el Anfiteatro Puerto Madero.

Aunque hubo varios cruces e invitaciones mutuas a lo largo de los años –el encuentro más reciente fue en el cumpleaños de 15 de Lisa Cerati–, el primer “concierto” oficial de IKV fue sobre el escenario del Samsung Studio, donde la banda tocó “Jugo”, “Coolo” y “Chaco”. Además, ambos músicos dialogaron con Mario Pergolini, quien condujo el evento organizado por la marca de telefonía móvil a la vez que salía en directo por su programa Cuál es? (Rock & Pop). Entre humoradas, Spinetta recordó que al final de sus vacaciones junto a Horvilleur y los hijos de ambos, “la fantasía de rearmar la banda se concretó en una realidad por un montón de cosas”. “Básicamente, creo que de nuevo tenemos algo que decir: estamos tramando un nuevo disco que va a estar zarpado. Esa es la idea, no solamente hacer una gira de regreso”, anunció.

El tour por América latina y el nuevo álbum recién llegarán en 2012, pero el anticipo será exclusivo para los clientes de la empresa auspiciante. Estos podrán conseguir las entradas gratuitas en modos diversos, que se anunciarán a través de www.movistar.com.ar. El ciclo de conciertos gratuitos de la telefónica arrancó el 31 de marzo con la visita de Jane’s Addiction y continuará –después de IKV– el 11 de noviembre con el oscuro trío neoyorquino Interpol.

De vuelta a los Kuryaki, el anticipo no pudo ser más efectivo para generar expectativas, porque la banda sonó poderosa y ajustadísima, con su profundo conocimiento del funk desplegado en forma personal y caliente. En “Jugo”, ambos cantantes cruzaron riffs y solos de guitarra (Spinetta padre seguramente estará feliz de que Dante haya vuelto a colgarse el instrumento); en “Coolo” reapareció la sensualidad funkera de doce años atrás, y en “Chaco” los IKV cruzaron rimas con el flow de quien sabe del tema y tiene una historia para respaldarlo. “Para mí, el interrogante mayor era ver qué iba a pasar cuando nos juntáramos –confesó Horvilleur–. Y puedo decir, a mi modo poético de ver la vida, que realmente tenemos entre los dos una especie de tercera persona que surge cuando nos unimos. Ahí está la magia que también entiende la gente que se copa con la banda. Cada uno demostró en estos años que puede hacer música solo, que puede tener su propio universo, pero cada vez que nos mezclamos surge otra personalidad para cada uno y a la vez conformamos como una especie de tercera cabeza, que es lo interesante de esta etapa.” Spinetta utilizó una metáfora muy fiel a su estilo para apoyar lo dicho por su viejo amigo: “Cuando estamos juntos nos convertimos en otro, tenemos una especie de alma Transformer que nos juntamos y generamos un megarrobot”.

“No vamos a generar el sonido exacto que generamos hace diez años, porque todos nuestros discos fueron distintos entre sí y van a seguir siendo distintos”, continuó Spinetta. “Pasaron diez años y hay un montón de cosas de la esencia de la banda que rescatamos y que van a estar súper fuerte, como el funk, pero también va a haber cosas nuevas, que es lo que siempre nos excitó a la hora de hacer un disco: flashear algo nuevo y mostrarle alguna especie de flora y fauna distinta”. Y Horvilleur cerró diciendo: “Esto arranca, no sabemos cuándo terminará”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared