espectaculos

Sábado, 8 de octubre de 2011

MUSICA › EL GRUPO FADEIROS TOCARA MAñANA EN LA TRASTIENDA

Amor a primera vista con la música portuguesa

 Por Cristian Vitale

“Se ríen cada vez que digo que me pasa algo en el cuerpo cuando canto esta música, pero es verdad”, lanza Ana Kusmuk. Y está hablando del fado, el folklore de los portugueses que ella encontró en plena búsqueda, mientras venía incursionado en otras rutas sonoras: la música balcánica, como parte del grupo Dovoie Sestri, o el teatro coral, a través del coro negro que ambientó obras como Noticiero en Solfa y La triple vida de Verónica. Es morocha y sensual. Habla dulce. Y canta fados desde el 2002 cuando fundió intenciones con Patricia Alvarez, e improvisó un dúo que mutó en quinteto (las dos más Mariano Gora, Carlos Palacios y Pepa Vivanco) y originó un curioso grupo: Fadeiros. Mañana, ellas y ellos presentarán su segundo disco, Cada veis más portugués, en La Trastienda (Balcarce 460). “Así nos sentimos, cada vez más portugueses... Sentimos que nos hemos adueñado de un lenguaje”, determina.

–¿De qué origen es el apellido Kuzmuk?

–Ucraniano. Mi abuelo paterno era de ahí y mi abuela de Bielorrusia. Creo que escaparon del comunismo y llegaron acá de casualidad. Todavía recuerdo las historias tremendas que contaba mi abuela. Habían estado en Siberia, habían perdido a sus familias por la fiebre amarilla y no sabían cuándo habían nacido porque se perdían los papeles. Era gente fría a la fuerza, nunca un “te quiero”, pero cuando tenían un minuto de felicidad cantaban. Creo que ahí se despertó mi interés por cantar.

–¿Por su abuela?

–Tal vez, pero más por mi padre. El me escuchaba cantando en todos los idiomas y me decía: “¿Y tu sangre?, ¿por qué no cantás en ruso?”. Influyó también el origen de mi madre, una criolla con ancestros indígenas, y un interés propio por las músicas folklóricas del mundo para que logre la facilidad de poder comunicarme con lenguas extranjeras, y meterme en la piel de gente de otros lados.

–¿Por qué ganó el fado, entre tal gama de posibilidades?

–Porque me tocó una sensibilidad muy particular, una fibra íntima. Probé cómo expresarme, porque estaba en un momento de ver qué pasaba con mi voz, y a partir de ahí, y de cuando conocí las propuestas de la música de Portugal, fue sentir y empezar a expresarme a través de un género que me parecía más propio que el tango o la zamba. Lo conocí y me quedé prendada, sin ser descendiente de portugueses y sin la postura interesada de abordar una música excéntrica. No fue así, fue amor a primera vista.

Fadeiros mostrará su nueva propuesta junto a Osvaldo Burucuá en guitarra, Pablo Yanis en bandoneón, Micaela Chauque en sikus y quenas y el grupo de baile Dançares Da Nossa Terra como invitados. Nueva, porque Cada veis más portugués se despega del disco debut (basado en un repertorio de música popular más amplio que “incluía” fados) y se centra en composiciones del género madre de Portugal. “Creo que terminamos de asumir el género y le pusimos sangre argentina. Es un fado fusionado, no tradicional. Un fado contemporáneo que igual les canta a las calles de Lisboa y al río Tejo. No-sotros le aportamos timbres y colores distintos, pero la esencia es la misma. Hay una sonoridad que permanece en el tiempo.”

Compartir: 

Twitter
 

Kuzmuk, cantante de Fadeiros.
Imagen: Leandro Teysseire
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared