espectaculos

Miércoles, 22 de octubre de 2014

MUSICA › ENTREVISTA A AVIV SAPIR, UNA DE LAS INTEGRANTES DE MAYUMANA

“Tenemos una lengua común, el arte”

Su padre es israelí y su mamá, chilena, y ella vivió su infancia en Ecuador: parece un background ideal para formar parte de un grupo de múltiples colores culturales. “Mayumana empezó cuando yo tenía seis años, esto fue un sueño durante mucho tiempo”, dice.

 Por María Daniela Yaccar

Aviv Sapir nació en 1990. De padre israelí y mamá chilena, vivió su infancia en Ecuador. En la actualidad vive en Israel. Comenzó a bailar a los siete. Es, además guía turística y de snowboard, y amante del rock. Se unió a Mayumana el año pasado. “Soy la bailarina más nueva del grupo”, dice a Página/12, por teléfono, antes de que la compañía se presente en Buenos Aires con Racconto. “Es un espectáculo que reúne lo mejor de Mayumana, una narración que cuenta la historia del grupo en retrospectiva. Conmemoramos diecisiete años de creación artística”, define la joven.

La inclasificable compañía multicultural fundada por Eylon Nuphar y Boaz Berman se presentará a partir de hoy y hasta el domingo en el Teatro Opera Allianz, ubicado en Avenida Corrientes 860. Se podrán ver en escena los números que hicieron de Mayumana un referente a nivel mundial. “Es una oportunidad irrepetible para disfrutar de la frescura, la energía de las escenas más famosas. Hay videos especiales de la historia. Sin duda será una celebración llena de movimiento, ritmo, teatro, danza y humor. Es Mayumana en su estilo más puro y original”, promete Sapir.

En su paso por la Argentina, la compañía israelí visitó también Rosario y Córdoba. Pasaron por Chile y en 2015 presentarán sus espectáculos en diferentes puntos de Europa. En quince años de creación artística, sus shows fueron vistos por más de seis millones de espectadores. Tienen diez shows que giran por el mundo en distintos momentos del año.

–¿Cuál es su historia con el grupo?

–Soy la bailarina más nueva. Hice un tour por España y Hong Kong. Todo es muy nuevo para mí, y es un momento muy especial. Mi mamá nació en Chile y vivimos un tiempo en Ecuador, así que tengo sangre latina... la mitad por lo menos. Por eso estoy muy emocionada con esto de visitar Sudamérica.

–¿Y cómo se incorporó a la compañía?

–Empecé como bailarina, pero luego empecé a tratar otras áreas del arte, como música, canto, actuación, acrobacia y un poco de capoeira. Entré luego de un largo proceso de exámenes, de casi seis meses. Fue un proceso increíble tratar nuevos tipos de arte y siempre tener confianza en mi talento. Mayumana empezó cuando yo tenía sólo seis años, esto fue un sueño durante mucho tiempo.

–¿Domina algún estilo de baile en particular?

–No necesito definirlo. En Mayumana no se limita la imaginación del arte. Incluso antes de estar en este grupo yo tenía el sueño de bailar de manera libre. He creado muchas coreografías que siempre tenían un enlace con la música, pero nunca tenía que definir mi estilo. Siempre fue mi deseo expresar mi amor por la música, liberar mi alma. En Mayumana y antes. Por eso me siento en casa y con mi familia.

–¿Cómo se define quiénes ingresan al grupo? ¿Se abre una convocatoria?

–Hay exámenes cada dos meses. Siempre asisten muchas personas. Pero es difícil encontrar en una misma persona la combinación entre una habilidad y la flexibilidad de adoptar otras tareas en el arte. Hay exámenes siempre, a los que acude gente de todo el mundo, talentosa y especial, pero es difícil encontrar esa combinación.

–¿Cómo vive el hecho de ser parte de un grupo multicultural?

–Funciona muy bien, es un grupo de artistas de todo el mundo, de veinte nacionalidades diferentes. Hablamos diferentes idiomas y tenemos distintos talentos, edades, personalidades y culturas. Pero tenemos una lengua en común, la del arte. Nuestro amor y deseo por la música y por la exploración de nuestra imaginación. Me llevó un tiempo entender el lenguaje artístico de Mayumana. Tiene una pizca de locura, imaginaciones traviesas y no hay límite en nada. Todo es posible.

–¿Cuáles son las expectativas para este encuentro con el público argentino?

–Estamos muy felices de volver a la Argentina, tenemos un enlace muy especial con el público. Son personas muy amables y coloridas. Esto lo dicen los artistas de Mayumana. Esta es la primera vez que actúo en este país y estoy muy emocionada. Pero no es mi primera vez en la Argentina: recuerdo una energía feliz y especial. Viajé por dos meses como mochilera en la naturaleza y fue increíble. Escuché tanto sobre el público... que hay una interacción, un diálogo atractivo. Así que vamos a alegrar nuestras almas.

Compartir: 

Twitter
 

“Racconto reúne lo mejor de Mayumana, una narración que cuenta la historia del grupo”, dice Sapir.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.