espectaculos

Jueves, 12 de marzo de 2015

MUSICA › VARIOS ARTISTAS DEL LOLLAPALOOZA ARGENTINA ESTARáN EN EL ESTéREO PICNIC DE BOGOTá

Otra manera de conectar con la música

Jack White, Kasabian, Skrillex, Calvin Harris y Foster The People pisarán suelo colombiano antes de seguir hacia Santiago, Buenos Aires y San Pablo. El tándem argentino estará conformado por Andrés Calamaro y El Mató a un Policía Motorizado.

 Por Roque Casciero

Página/12 En Colombia

Desde Bogotá

La avanzada de lo que será el segundo Lollapalooza argentino comenzará a vivirse hoy en Bogotá, la bella capital colombiana, en la que modernidad y tradición transitan las mismas calles. El festival Estéreo Picnic no lleva la etiqueta creada por Perry Farrell en 1991, pero sí recibe a varios de los artistas que luego seguirán camino por Santiago de Chile, Buenos Aires (o San Isidro, para más exactitud geográfica) y San Pablo, Brasil. Por ejemplo, la primera noche del encuentro colombiano la cerrará Jack White y también serán parte Skrillex, The Kooks, Foster The People y Sbtrkt, que estarán en la Argentina el sábado 21 y el domingo 22. Entre las coincidencias de mañana y lo que sucederá en Buenos Aires hay que apuntar a Kasabian, Major Lazer, Damian Marley, Alt-J, Rudimental y Chet Faker; y el sábado, en la última jornada del Estéreo Picnic, los visitantes que luego seguirán con rumbo sur serán Calvin Harris y Miami Horror. Pero si hay nombres que no aparecen en la grilla del festival colombiano y sí en el argentino (como Pharrell Williams, Robert Plant y The Smashing Pumpkinks), en Bogotá habrá oportunidad de ver a los Kings of Leon y a Andrés Calamaro, que cerrará la última noche (y que conforma el tándem argentino junto a El Mató a un Policía Motorizado).

Los 2625 metros de altura de Bogotá no serán inconveniente para que la música fluya durante los tres días que durará el Estéreo Picnic: el crecimiento del festival ha sido notorio desde su debut en 2010. En ese año, el cartel estaba conformado por ocho artistas; esta edición tendrá más de 60, repartidos en tres escenarios, y con una variedad de estilos que apabulla. En la Sabána de Bogotá habrá electrónica, dubstep, ritmos latinos, rock, indie, hip hop y reggae, como para que nadie se quede afuera en la lista de preferencias. En la última edición, más de 50 mil personas participaron de las tres jornadas.

El artista más esperado aquí es Jack White, en su primera incursión sudamericana como solista. Con Blunderbuss y el reciente Lazaretto, el ex líder de The White Stripes se confirma como “el” ro-ckero del siglo XXI, siempre con un ojo en la tradición del género y el otro abierto a influencias que van desde la música del mundo hasta el hip hop (siempre pasados por su particular tamiz). Tras la separación del dúo que le dio celebridad mundial, White no ha descansado un instante: primero formó The Racconteurs, después se escondió tras la batería en The Dead Weather y finalmente volvió al frente del escenario con dos discos que llevan su marca, entre el blues, Led Zeppelin y algo de folk y country. Además, el cantante es uno de los más entusiastas promotores del regreso del vinilo: con su sello Third Man Records publica mucho material inconseguible en otro formato y la edición de Lazaretto, bautizada “el ultra LP”, tiene tantos “chiches” que los coleccionistas agotaron varias tiradas hasta convertirlo en el vinilo más vendido desde principios de los ’90.

La primera jornada del Estéreo Picnic también contará con The Kooks, favoritos del público argentino, que pasó de una Trastienda repleta derechito al Luna Park para ver y escuchar el indie pop de estos ingleses. Luke Pritchard y los suyos están presentando Listen, aparecido en septiembre del año pasado. También publicaron un álbum hace poco los Foster The People, que compartirán escenario, aunque estilísticamente no sean tan cercanos: el electropop que ostenta este trío de Los Angeles se asienta más en los teclados que en las guitarras. Pero el otro número fuerte de la primera noche del festival será, sin dudas, Skrillex: este DJ es capaz de limarle la cabeza a unos cuantos con su versión sacada del dubstep y el electro house.

Los locales Aterciopelados aparecen en la grilla como los más reconocibles vistos con ojos argentinos, aunque figuran tantos artistas colombianos que el festival será una gran oportunidad para ponerse al día con lo que se produce en ese país en materia de música urbana.

Kings Of Leon no estará en Buenos Aires, pero aquí serán el acto de cierre de la segunda jornada del Estéreo Picnic. La banda de los hermanos (y un primo) Followill, que se ha alejado un poco de sus raíces sureñas para abordar un sonido más ampuloso, todavía gira con su disco Mechanical Bull, aparecido en septiembre de 2013. Ese día también tocarán los británicos Kasabian, quienes a último momento pegaron el faltazo al Pepsi Music 2012. Tal vez eso los haya motivado a hacer un side show porteño, aunque vienen agrandados: con su trabajo 48:13 el año pasado fueron cabeza de cartel en el festival de Glastonbury.

El DJ y productor Calvin Harris también viene en la cresta de su ola: produce a Rihanna y a Kylie Minogue, aparece en las revistas de chimentos con Taylor Swift y miles de personas en todo el mundo celebran su electropop, pese a que no ofrece demasiada novedad ni avance. El escocés se presentará en la última jornada del festival, en la que también habrá dos nombres familiares para el público argentino: la Mala Rodríguez y Los Amigos Invisibles. La española paseará por Bogotá su hip hop, mientras que los venezolanos le infundirán su funk latino a la noche de cierre.

Pero el nombre más importante de la jornada final del Estéreo Picnic 2015 es el de Andrés Calamaro, quien viene de publicar dos álbumes en vivo (Jamón del medio y el CD+DVD Pura sangre) y ya anunció otro más, Hijos del pueblo, grabado durante la gira que hizo por México junto a Enrique Bunbury. El adelanto del disco será una versión de “Crimen”, de Gustavo Cerati. Calamaro, además, publicará el mes próximo el libro Paracaídas y vueltas, un compendio de textos escritos en los últimos años. Pero toda esa data será lo de menos cuando en Bogotá suenen “Paloma”, “Flaca”, “Loco” o alguno de los tantos temas que el Salmón ha clavado en la memoria del público latinoamericano. Ese será, como tantos otros en el Estéreo Picnic, un momento para conectar directamente con la música.

Compartir: 

Twitter
 

Jack White, “el” rockero de este siglo, es el más esperado en el festival colombiano.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.