espectaculos

Sábado, 6 de junio de 2015

MUSICA › BELEN CONTE PRESENTA SU CD MUJER SIN CARA

Contraste y ruptura

 Por Cristian Vitale

Día: sábado 6 de junio. Hora: 22. Lugar: Teatro del Viejo Mercado. Artista: Belén Conte: cantante y guitarrista. 25 años. Un disco debut (el flamante Mujer sin cara). Trece eclécticas canciones propias. Y prueba aprobada. “El disco es la obra, la foto, el cuadro curado de un proceso que trasciende lo meramente musical. Soy otra mujer después de Mujer sin cara, y seguiré transformándome, absolutamente”, agrega la joven Conte, que empezó a transformarse en el verano de 2002 (“pleno Kosovo nacional”, evoca ella) cuando con 12 años, remera de los Ramones y buzo colgado en la cintura se escapó con primos y amigos para ver un tributo a Flema en el polideportivo de Pinamar, y terminó cantando en el escenario. “Tocaba Bulldog y para mí todo eso era nuevo, un zoológico fantástico.... chicas con chicos, chicos con chicos, chicas con chicas, y los pogos donde encontré un tremendo placer de entrar y salir, empujar, vacilar. Después mi primo me subió al escenario y terminé cantando con la banda... la gente decía ‘¡Eh! aguante la rubia`. Ahí entendí que era ése el lugar donde tenía que estar, en la jungla y en la escena”, sigue agregando.

La transformación se profundizó a los 16, cuando ganó un premio en la Escuela de Música de Buenos Aires por su tema “Arbol de duraznos”, con Pedro Aznar en el jurado. Cuando le dio por tocar en hospitales, geriátricos o para pibes en situación de calle. “Me acuerdo un recital en el Posadas con pacientes infantiles con cáncer terminal. De guitarra criolla, yendo de cuarto en cuarto con algunos amigos músicos a cantar....es tremendo lo convocante de la música y lo bien que hace su presencia, porque trasciende lo temporal”, sostiene la cantautora, que aquilata haber visto muy de cerca a Charly García, a Luis Alberto Spinetta, a Fernando Cabrera, al Indio Solari, a Fito Páez, y haber tocado en un cumpleaños de Chivilcoy en 2010, que cerró el mismo Páez. “Fue mi primer show grande. Contar con una banda en vivo sonando por toda la plaza de la ciudad fue maravilloso”, sigue Belén, en los días previos a la presentación de su disco –distribuido por Ultrapop– en el teatro de Lavalle al 3100.

Un disco ecléctico, dicho está, que ella ubica entre la inocencia engañosa, la dulzura distante y una alegre melancolía. “Es un disco de contraste y ruptura. Mujer sin cara es un viaje intrínseco y de búsqueda de identidad que pasea por distintos estados y humores; aparece la ironía, la voz dulce y suave que dice un mensaje intenso y doloroso, la imagen insinuante y provocadora con la sensibilidad y la inocencia, la rubiecita con el alma negra, las resignificaciones con las ilusiones, el amor con el desamor, la bestia con la bella; todo eso usado en distintas estéticas musicales que pasean por distintos géneros. Hay aires bailarines, drama, canción medieval y también música electrónica”, desarrolla, y sigue: “Le puse Mujer sin cara, porque es un disco sobre una ruptura en la concepción de identidad femenina. ¿Quién tiene cara en esta ciudad tan despersonalizada? El título da con la idea de una búsqueda espirituosa, una ruptura de los conceptos rígidos, como una apuesta a una mujer cambiante, a un hombre cambiante”, conceptualiza la compositora sobre el nombre de su trabajo debut, que es el mismo del primer track. “La canción alude a un personaje que busca amor de verdad en un edificio antiguo lleno de gente en épocas de dictaduras. Una canción con ritmo liviano, y un mensaje fuerte, intenso”, detalla Conte, cuyos faros y referencias remiten tanto a Celeste Carballo y Tita Merello, como a Miguel Abuelo, David Bowie, Peter Gabriel y Charly García. “Las canciones de Charly me expanden, habilitan espacios a descubrir que hacen que tenga la sensación de ser tomada por algo más”, concluye.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.