espectaculos

Sábado, 25 de julio de 2015

MUSICA › MIMI MAURA PRESENTARA KISEKI ESTA NOCHE EN NICETO CLUB

“Evolucionamos dentro de nuestro estilo”

Al regresar de Japón, Midnerely Acevedo y Sergio Rotman encontraron la excusa para volver en la grabación junto a los músicos que los habían acompañado en ese país. “El título significa milagro y representa las cosas maravillosas que vivimos allá”, dice la cantante.

 Por Yumber Vera Rojas

Medio siglo después del ataque a Pearl Harbor, Japón embistió nuevamente al continente americano, pero esta vez no lo hizo con su armada ni con esos bichos mutantes elucubrados a partir de las pruebas nucleares del Pacífico, sino con un arma inesperada y efectiva: la salsa. Aunque parezca inverosímil, tan fabuloso como un Pokemon, la Orquesta de la Luz publicó en 1990 su primer álbum, Salsa Caliente del Japón (la canción que le dio título a esta producción se convirtió en un hit sin precedentes), que puso a bailar a todo el Caribe en una época en la que el género intentaba desesperadamente salir de su estancamiento. “Ellos estuvieron de gira por Puerto Rico y lo hacían muy bien”, recuerda la boricua Midnerely Acevedo, alma y voz de Mimi Maura, en un bar de Palermo, sobre el conjunto liderado por la vocalista Nora, quien cautivó a toda una generación de público cantando en un castellano del que Cervantes se hubiera sentido halagado.

Pero el entusiasmo de los nipones por el heraldo musical afrocaribeño se remonta a mediados de los ’80, cuando el grupo Tokyo Ska Paradise Orchestra, que será soporte de Los Fabulosos Cadillacs en México (y posiblemente en Buenos Aires) en noviembre próximo, promovió el desembarco del estilo jamaiquino en Japón. Sin embargo, no fue sino tres décadas más tarde que Mimi Maura se convirtió en el primer artista argentino de “suka” (nombre que le dieron al ska en el país asiático) en actuar frente al público de la isla, lo que inspiró el nuevo disco de la banda. Se trata de Kiseki, que esta noche, a partir de las 21, cierra su serie de presentaciones del combo en Niceto Club (Niceto Vega 5510). “Kiseki significa milagro en japonés”, explica Acevedo. “Buscamos un título que no fuera Mimi Maura en Japón. Tiramos algunas palabras en español, nos las tradujeron, y la más linda fue ésa, porque representa las cosas maravillosas que vivimos allá. Hasta tocamos en un templo budista.”

–¿Cómo surgió la posibilidad de tocar en Japón?

–Nuestro amigo Shogo Komiyama, quien desde hace varios años ayuda al desarrollo de la música latinoamericana en Japón, tiene un espacio en el Fuji Rock y nos invitó en 2012. Se trata de un festival que se realiza en el verano de allá al que asisten 300 mil personas. Era una cosa social en la que todos estábamos en el mismo nivel. La propuesta inicial era que fuéramos Sergio (Rotman) y yo, pues ellos nos ponían un grupo soporte allá, Ishikawa Michihisa Sessions, que es una banda instrumental muy buena. Pero le pedimos un pasaje más para que Fernando Ricciardi (baterista de Mimi Maura, al igual que de Los Fabulosos Cadillacs y El Siempreterno) viniera con nosotros. Aunque Nando se tuvo que ir antes, por lo que su baterista, que estaba tocando la percusión, se aprendió las canciones, y ocupó su lugar.

–¿En qué momento grabaron el disco?

–Al regresar a Puerto Rico, escuchamos las canciones del grupo que nos acompañó y nos parecieron maravillosas. Como excusa para volver, se nos ocurrió ponerle melodía y letra a dos de los temas que estaban en ese disco. Se lo sugerimos a los chicos y les encantó la idea. Luego le sumamos un cover que se llama “The Night” e improvisamos una canción en el estudio.

–Pero Kiseki también incluye temas del repertorio clásico de Mimi Maura. ¿Por qué los volvieron a hacer?

–Son una selección de los temas que tocamos en los quince shows que ofrecimos en Japón. Ellos se apropiaron de esas canciones y como es una formación distinta a la que toca con nosotros, que incluye además un violinista, y cuyo guitarrista no utilizó una viola sino un tres cubano, nos pareció que valía la pena grabarlas porque sonaban diferente a nuestras versiones.

–¿Cómo se comunicaban en el estudio?

–El amigo que nos llevó fue nuestro traductor oficial todo el tiempo. El pobre no tenía descanso. Pero nos comunicamos a través de la música. Les mandamos las canciones a través de Internet, se las aprendieron y pasó mágicamente. Hablar era complicado. Lo hacíamos un poco en inglés, aunque no nos entendían ni nosotros a ellos.

–¿Qué rasgo destaca del contraste cultural entre Japón y la Argentina?

–Andar en la calle, ir a comer y el trato de la gente fue con lo que más aluciné. Nos pareció que estábamos en un lugar superior, con un trato de humildad y de respeto hacia todo. Cuando les gusta algo, lo cultivan. Fue increíble ir a una tienda especializada en música jamaiquina en la que sólo vendían vinilos. En la escuela pública, los chicos aprenden a tocar un instrumento desde pequeños. El confort de la gente pasa por el goce y no malgastan el dinero en armas. Deberíamos aprender de ellos y no sólo en la Argentina, sino también en Puerto Rico y Estados Unidos. La segunda vez fuimos con nuestro hijo y quería quedarse a vivir allá.

Luego de establecerse seis años en su país de origen, Acevedo regresó hace algunos meses a Buenos Aires para desarrollar a tiempo completo no sólo Mimi Maura (que tras su show en Niceto Club brindará dos recitales acústicos, el 13 y 20 de agosto, en la Sala Siranush), sino el resto de los proyectos musicales que lleva adelante junto a Rotman, su compañero, pareja y padre de su hijo. “Fue una decisión que nos tomó un tiempo”, se sincera la artista puertorriqueña, quien igualmente es vocalista de las agrupaciones El Siempreterno y Los Sedantes. “Nuestro hijo ya estaba preparado para el cambio. Estuvo un año sin venir y extrañaba estar acá, porque tiene más libertad para movilizarse. También tenemos nuestros grupos con Sergio y los Cadillacs tienen planes para este año, por lo que nos pareció que estaba bueno que volviéramos. Si bien la música fue la razón, porque acá hay más rock, siempre podemos regresar a Puerto Rico.”

–¿Cómo ve en este momento a Mimi Maura dentro del conjunto de propuestas de la escena musical argentina?

–Seguimos evolucionando en nuestro estilo. No sentimos que hagamos una música que está de moda: tocamos lo que sabemos hacer y nos gusta. Somos artistas independientes y le ponemos el pecho.

–¿Cuándo prepararán un disco de temas nuevos?

–Estuvimos concentrándonos en esta serie de shows, pero a partir de las canciones que tenemos vamos a preparar un demo. Ahora estamos componiendo, calculo que grabaremos el año próximo.

Compartir: 

Twitter
 

Tras varios años en su natal Puerto Rico, Midnerely Acevedo volvió a radicarse en la Argentina.
Imagen: Sandra Cartasso
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.