espectaculos

Domingo, 6 de diciembre de 2015

MUSICA › CHACO SUENA BIEN, HOY EN EL CENTRO CULTURAL KIRCHNER

“Hay una movida bien interesante”

Coqui Ortiz, Seba Ibarra y Lucas Monzón protagonizarán esta juntada que intentará reflejar la creciente intensidad que caracteriza a la escena chaqueña, en particular en Resistencia.

 Por Karina Micheletto

Lucas Monzón, Seba Ibarra y Coqui Ortiz se presentarán hoy a las 19, con entrada gratuita.

Chaco suena bien, asegura desde su nombre el espectáculo que hoy a las 19 se presentará en la Sala Argentina del Centro Cultural Kirchner (Sarmiento 151), con entrada gratuita. A juzgar por el modo en que suenan sus protagonistas, puede decirse que se trata de un título acertado. Coqui Ortiz, Seba Ibarra y Lucas Monzón, cada uno con su estilo y con su búsqueda de impronta personal y orginal, han mostrado en el desarrollo de sus carreras que tienen bien ganado el título. Que es también, advierten ellos, un modo de poner en releve cierta escena musical de creciente intensidad que se viene dando en la provincia del Chaco, y en particular en la ciudad de Resistencia, con una cantidad de espacios y referentes, de los cuales ellos son solo algunos.

“Hay una movida bien interesante, con mucha gente haciendo cosas, y mucha otra gente expectante de lo que allí sucede. Un poco el nombre salió jugando con esa idea, y con los espacios de encuentro creativo que hay en Resistencia: el Cecual, Centro Cultural Alternativo, que tiene un movimiento impresionante; Sala 88, que es una cooperativa artística y educativa; la productora de Juanchi Langellotti, el bar Maracuyá, o un bar que se llama Nanas, del que salió la frase ‘Nanas suena bien’, y de ahí el jugamos con el título de este espectáculo”, repasa Coqui Ortiz. Los protagonistas de esta juntada chaqueña se apresuran a aclarar que hay muchos otros que podrían embanderarse con este título, desde propuestas como la de Tonolec, la de otros campositores como Marcelo Dellamea, Lucas Segovia y Germán Kalber, hasta “otros que por ahí no grabaron discos, pero que andan tocando mucho, y muy bien”.

“La movida es bastante y toda esta gente está llevando por los caminos la música del Chaco, con una identidad que, lejos de ser uniforme, es bien variada. Porque en eso nos diferenciamos de otras provincias vecinas o del Litoral en sí, que a lo mejor se asocian estrictamente con el chamamé”, marca Ortiz. “Resistencia siempre fue una ciudad donde se da mucho esa fusión de influencias, no hay una sola estética, hay un hilo conductor que se puede ver, pero es en esa diversidad donde nos reconocemos”, define.

Coqui Ortiz es, justamente, uno de los fértiles exponentes de lo variado de esas influencias, traducidas a un lenguaje y a un modo de hacer personal, con una obra que lo muestra como uno de los compositores más interesantes no ya de su región, sino de la música argentina actual. También cantante, músico y gestor cultural, el chaqueño ya está pensando en el disco que sucederá a La palabra echa a volar en el canto, el bellísimo trabajo en el que musicalizó la obra de Aledo Luis Meloni.

También cantautor y también ligado a la gestión cultural –en esa ligazón que para los músicos independientes suele darse de manera natural– Seba Ibarra es otro buen ejemplo del modo en que Chaco suena bien, representante de una nueva camada de artistas del litoral argentino y creador de canciones en las que suenan de una manera muy especial el paisaje, la forma de vida y la cadencia propias de esta región del país. Con tres discos editados en su carrera solista –Collage de Río, Palimay, Infrenable Paraíso– y una selección de sus canciones editada en Japón –Niño Paraná–, Seba Ibarra lleva adelante también un original proyecto de música para chicos, Tierra verde, en el que también suenan este paisaje y sus circunsantancias, en este caso, en otro lenguaje.

“Yo tengo una mirada sobre la música de mi ciudad, sobre todo como una mezcla de influencias. Resistencia es una ciudad nueva y esa mezcla es muy marcada. Me gusta poder transmitir en las músicas y en las letras lo que uno puede percibir recorriendo una ciudad como Resistencia, y en mis canciones hay muchas imágenes de ese andar por un lugar así, cerca del río, lleno de árboles, con sus tiempos”, dice Ibarra sobre su trabajo. Desde esa personal visión poética de su lugar en el mundo, el músico se sitúa para encarar estas canciones y también las que confoman un repertorio para chicos, incorporando ritmos de la región y otros sonidos de raigambre latinoamericana.

El joven acordeonista y compositor Lucas Monzón ha tocado en los discos de Ibarra, y en este concierto conjunto, claro, compartirán algunos temas. Pero también tendrá su set con composiciones propias –algunas ya grabadas, otras que formarán parte de un próximo disco– y de otros chaqueños “que siguen una misma línea estética dentro de esta nueva música que estamos haciendo, junto a un montón de gente”, según aclara el músico. Así delineado, Chaco suena bien promete ser un testimonio de la potencia que guarda la música del litoral en sus distintas vertientes, tanto a nivel artístico como en sus originales formas de producción cultural.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared