espectaculos

Viernes, 18 de diciembre de 2015

MUSICA › JUAN ESTEBAN CUACCI Y PABLO AGRI ACTUARAN EN LA USINA DEL ARTE

La alegría de volver a interpretar a Piazzolla

 Por Cristian Vitale

Ya hubo una presentación “homenaje al tango” en el Centro Cultural Kirchner, y ahora van por dos para redoblar la apuesta: arrancaron anoche en el Teatro Unione de Dolores y lo harán hoy en la sala sinfónica de la Usina del Arte (Caffarena 1). Juan Esteban Cuacci y Pablo Agri –piano y violín, o sea–, con el acompañamiento de los dieciocho músicos de la orquesta de cámara de Dolores, darán otra vez batalla por el tango con un repertorio basado en el disco Sin red, el tributo a Piazzolla que resultó de esta alquimia de talentos originada hace más de una década. “Nos conocimos hace más de diez años tocando con la Tana Rinaldi y creo, o por lo menos yo lo siento así, que tanto en lo artístico-musical como en lo personal fue un encuentro único”, arranca –bien arriba– Agri, sobre el mojón cero de la juntada. “Recuerdo que fue en Punta del Este y Juan vino a buscarme a la estación del Buquebus sin que nos hubiéramos visto antes, y así fue con la música, también. Sin palabras, hubo un entendimiento increíble. Así nació Sin red”, relata el violinista, acerca del CD grabado en vivo el 15 de junio de 2013, en la mencionada Usina.

“Homenajear a Piazzolla es no tener miedo a cambiar, es riesgo por tocar cosas nuevas y jugarse a refrescar las grandes obras de nuestro género. Pero jugarse en todo sentido... hasta divertirse jugando como dos chicos”, prosigue el hijo del gran Antonio Agri, que lleva en sus alforjas una vida dedicada al tango: desde aquellos inicios como parte de la Orquesta Juvenil de Radio Nacional y la del Tango de la ciudad de Buenos Aires, allá por la década del ochenta, hasta tocar con –y para– Mariano Mores, Néstor Marconi, Horacio Salgán, Julián Plaza, Susana Rinaldi, Osvaldo Berlingieri y Juan José Mosalini, entre muchos otros, o grabar discos como Prepárense y Desde adentro. “La descripción que hace Pablo sobre nuestro encuentro es perfecta. Yo sólo agregaría ‘hay amor’ y cuando hay amor no hay más excusas. Sobre Piazzolla, creo también que una buena manera de homenajearlo sería interpretar su obra de otra manera, sin tanto ‘respeto’, romperla, hacer música nueva. Es lo que él hizo con los clásicos y con el tango. Astor es un ejemplo a seguir, siempre”, agrega Cuacci, pianista, compositor, multiinstrumentista y arreglador con muchas millas musicales, también.

Millas que se suman a partir de un pasado no tan lejano que lo liga a Raúl Lavié, Rubén Juárez o Juan Carlos Copes; a las orquestas sinfónicas de Mar del Plata, Mendoza, Bahía Blanca, Montevideo, Venezuela, Costa Rica, Murcia y ¡Seinajoki!, y a doce trabajos discográficos, entre los que se desatacan Tiempo y aparte, A ningún lado y el mismísimo Sin red. “La premisa de este dúo con Pablo es el riesgo y la felicidad del juego, pero no la risa tonta... es la felicidad de esa risa ‘a pesar de’ sabernos mortales. Ese es el sentido de la victoria y así lo entendemos Pablo y yo, y creemos que la orquesta con la que vamos a presentar el disco entiende lo mismo. La vida siempre es más grande que la música”, define el pianista, que también ha orbitado cerca del jazz, el rock y la música brasileña. “En cada concierto nuestro se pueden escuchar los distintos géneros por los que cada uno ha transitado individualmente: por momentos somos un dúo de cámara clásico y por momentos dos tangueros de un boliche de Buenos Aires; en el caso de Juan un pianista de jazz o gitano... en suma, personalmente, en este momento de mi vida y mi carrera, este proyecto es el que más me divierte”, se entusiasma Agri sobre otra de las aristas de éste dúo, que en marzo parte hacia una gira por Europa.

“Es así como dice Pablo, sí. En el dúo podés escuchar distintos lugares y épocas, hay saltos desde la música antigua a la más contemporánea, desde el tango al jazz... de todo. Y a la vez todo es tango y eso nos gusta. La primera vez que tocamos juntos, el titulo del concierto fue ‘Hoy Buenos Aires’ y creo que sigue siendo así, o por lo menos sé que nuestra propuesta es hacer la música hoy, que también es tango”, refuerza Cuacci, que hace diez años vive en España y que, además, está componiendo la música de una obra a estrenar llamada Tango, The Musical, y prepara –además de la del dúo– una gira con Paloma San Basilio, en carácter de director y arreglador.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.