espectaculos

Viernes, 3 de junio de 2016

MUSICA › MARIELA MILSTEIN MUESTRA LAS CANCIONES DE VIDA REAL EN EL TEATRO DEL VIEJO MERCADO

Modos de transitar por un camino incierto

Las historias del tercer álbum de la cantautora están cruzadas por la intención de escarbar en los entresijos de una vida distinta, más profunda. “Es la que surge de lo profundo de mí y no la que me exige ‘el sistema’”, explica.

 Por Cristian Vitale

Hay que esperar hasta –o empezar por– el final para descubrir el sentido que la cantautora Mariela Milstein quiso imprimirle a su tercer disco, llamado igual que, precisamente, la última canción: Vida real. “La vida real es la que surge de lo profundo de mí y no la que me exige ‘el sistema’”, empieza a desandar ella, que estrenará su trabajo en público hoy a las 21 en el Teatro del Viejo Mercado (Lavalle 3177). “Y el sistema –retoma– es esa manía de esperar sentirse bien comprando objetos o distrayéndose con pensamientos, elucubraciones, ruidos en los que nos enganchamos, sin darle espacio al sentir profundo, al silencio, a la quietud. A la vida así tal cuál es”, desarrolla, sobre el aura que no solo sobrevuela tal canción, sino también las restantes trece, todas suyas en letra y música, y todas cruzadas por la intención de escarbar en los entresijos de una vida distinta, más profunda. “Aunque entiendo que la vida material también tiene su parte de real, sobre todo cuando te falta lo básico para la subsistencia”, equilibra Milstein, cuyo disco tuvo a Daniel Maza como productor, y a Franco Luciani, Nicolás Rossi y Víctor Carrión como músicos invitados.

Milstein tiene detrás un trayecto de veinte años dedicados al canto, la guitarra, la composición y la autoría de canciones que tienen su factor común en un moderado eclecticismo, basado en sutiles anclajes latinoamericanos. “La idea original de este disco era dejar bien grabadas las canciones para presentárselas a otros artistas y que las incorporen en su repertorio, así que naturalmente tenía que elegir entre las mías. Soy muy prolífica, tengo muchísimas canciones, y fue difícil elegir un puñado para grabar”, cuenta ella, cuyos referentes van desde Luis Alberto Spinetta, Charly García, León Gieco y Víctor Heredia hasta Mercedes Sosa, Miles Davis, Atahualpa Yupanqui, Astor Piazzolla, Eladia Blázquez y Jaime Roos. “No sé, puedo citar mil influencias”, se ríe Milstein, que tiene dos discos solistas más (Ahí estoy, ahí me voy e Incierto destino) y un pasado más pasado como integrante de varias bandas under. Pa´ Que Tenga, Asuntos de Blues, El Molde, Garotas de Baires y Aire Sur, entre ellas. “A todas les tengo cariño y, sobre los discos anteriores, diría que los diferencio de éste porque tengo más certezas. Además, los anteriores fueron grabados con pocos recursos económicos, lo que se tradujo en poco tiempo y dinero para mezclar y masterizar. Incluso el arte de tapa lo hice yo”, cuenta la también actriz y dramaturga, que confiesa haber vendido el auto y pedido un crédito al Fondo Nacional de las Artes –a pagar en cinco años– para no sufrir las mismas carencias con su nuevo disco, publicado ocho años después que el anterior. “Pasa que si estoy entregada a lo que siento conscientemente y sigo mi voz interior, el camino siempre es incierto. La certeza es una ilusión o bien un camino mental correcto pero insensible. Y además fui madre, que no es poco”, remata esta inquieta mujer que tiene una escuelita de música en su propia casa: “Los artistas por lo general hemos sufrido de otros artistas frustrados un maltrato, incluso en el ámbito de la enseñanza, donde una es más vulnerable, por eso abrí este espacio (La Casita del Artista) donde no solo enseñamos música, sino que también respetamos a ese niño que cada uno lleva dentro”.

Compartir: 

Twitter
 

Además de su labor como cantautora, Milstein tiene una escuela de música en su propia casa.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared