espectaculos

Miércoles, 21 de septiembre de 2016

MUSICA › EL PIANISTA NICOLáS GUERSCHBERG PRESENTA SU DISCO PUNTO DE FUGA

“Es un diálogo con el instrumento”

El pianista de Escalandrum tiene también una amplia trayectoria como solista, que hoy revalida en el Centro Cultural Kirchner.

 Por Cristian Vitale

Es un músico que flota bien en múltiples aguas: las del tango y el jazz, centralmente, pero también las de la música contemporánea o la que le pidan, si es que tal agua no se transforma en aceite. Se llama Nicolás Guerschberg, toca el piano, compone y acaba de publicar un disco solista: Punto de fuga. “Me gusta el concepto del título, porque en una representación de dos dimensiones. Un punto en el que convergen líneas oblicuas que, en tres dimensiones, serían paralelas; esto forma parte de la técnica de la perspectiva”, define el músico, en un concepto tan diagonal como el marco musical que expresa. “Además, me parece un juego de palabras interesante por la relación con la técnica de fuga musical”, agrega, en idioma piazzolliano, y en los prolegómenos de la presentación del trabajo, que será hoy a las 20.30 en la Sala Argentina del Centro Cultural Kirchner. “Es un disco que no se rige por un eje estético determinado, sino más bien está concebido como una conversación constante con el instrumento”, sigue revelando Guerschberg, cuyo trayecto lo da también como pianista de Escalandrum, Ute Lemper, el Quinteto Fundación Piazzolla y Susana Rinaldi.

Y como portador de un camino discográfico que comienza con Intersección (2004), grabado a dúo con Gustavo Musso, sigue por Solo piano y Encuentro (2005-2009) y llega hasta Movimientos porteños, publicado en 2011, e inmediato predecesor de Punto de fuga. “Quiero creer que este disco no se parece a ningún trabajo anterior, ya que ese es el desafío que uno se plantea siempre, el de intentar mejorar y renovarse, aunque supongo que todos tenemos ciertas ideas fijas que nos acompañan y persiguen. Tal vez haya una ruptura en la forma libre y algunas texturas armónicas no específicamente tonales, aunque he retomado ideas del pasado desarrolladas de un modo distinto.”, sostiene Guerschberg, conectando pasado y presente. Un pasado que también lo liga con Manolo Juárez, Pedro Aznar, Paquito D’Rivera, Hermeto Pascoal y Fernando Suárez Paz, entre otros músicos prominentes. Y un presente que lo tiene como arreglador y director del próximo disco de Escalandrum, basado en obras de Piazzolla cantadas por Elena Roger.

“Con Escalandrum estamos viviendo un momento muy lindo, de mucha actividad. Hace poco estuvimos de gira por China y tenemos varios repertorios en simultáneo, uno de obras propias, un homenaje a Ginastera, otro de variaciones a través de la obra de Mozart y muy pronto estaremos presentando un nuevo material junto a Elena Roger”, ratifica el músico, que también conduce un programa radial en Nacional Rock, junto a su compañero de grupo, Pipi Piazzolla.

Y dice, volviendo al disco: “En este caso puntual, se trata de un trabajo que no fue premeditado. Si bien fue soñado y deseado, se fue dando de manera espontánea y así lo quise reflejar grabando en una sola toma, sin ediciones”, cuenta Guerschberg, sobre un trabajo poblado por una mayoría de piezas propias e improvisadas al piano (“Milonga alterada”, por caso), y “fugas” hacia los tándem Lennon-McCartney (“Fool on the Hill”) más Cobián-Cadícamo (“Niebla del Riachuelo”), o el mismo Piazzolla, a través de “Adiós Nonino”, a quienes unifica bajo el salvador manto de la música universal… y del piano. “Todos son compositores universales de la música del siglo XX. Y, más allá de géneros y estilos, creo que el piano los unifica”, concluye el músico, que viene de dirigir –como si tuviera poco que hacer– la multidisciplinaria Experiencia Piazzolla, en el Konex.

Compartir: 

Twitter
 

“Quiero creer que este disco no se parece a ningún trabajo anterior”, dice Guerschberg.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.