espectaculos

Lunes, 10 de octubre de 2016

MUSICA › GUSTAVO BEYTELMANN SE PRESENTA HOY A LAS 18 JUNTO A LA CAMERATA ARGENTINA

Concierto a la manera de un retrato

Músico de jazz, académico, de tango. Pianista y compositor. Integrante del octeto eléctrico de Piazzolla. Después de cinco años vuelve a Buenos Aires para tocar en el Centro Cultural Kirchner junto a la orquesta creada y dirigida por Pablo Agri.

 Por Diego Fischerman

Fue músico de jazz. Fue músico de tango. Tocó con la segunda formación del octeto eléctrico de Astor Piazzolla –que completaban Tomás Gubitsch en guitarra, Osvaldo Caló en órgano eléctrico, Luis Cerávolo en batería, Ricardo Sanz en bajo, Daniel Piazzolla en sintetizador y Luis “Chachi” Ferreira en saxo y flauta. Integró un trío memorable con el bandoneonista Juan José Mosalini y el contrabajista Patrice Caratini. Se formó, además, en la tradición académica con lo más granado de la música contemporánea argentina. Los caminos del pianista y compositor Gustavo Beytelmann podrían haber continuado por cualquiera de esos lugares. El eligió, en cambio, hacerlo por todos a la vez. O, mejor, por no preguntarse en dónde estaba sino, más bien responder con su propia historia. “Hay músicos que separan de manera muy clara cuando hacen música popular o de la llamada clásica”, dice a Página/12. “A mí eso nunca me salió”.

Radicado en París desde 1976 volvió ahora a Buenos Aires para presentarse hoy en el Centro Cultural Kirchner, junto a Pablo Agri y la Camerata Argentina. “Hay una larga historia en común con Pablo y él me llamó para ofrecerme hacer algo nuevo. Le pregunté para cuándo y me dijo ‘para ahora’. Así que aquí estoy”, cuenta. En el concierto, esta tarde a las 18 en la Sala Sinfónica, él tocará solo, junto a una orquesta de cuerdas, a un cuarteto, y también en formaciones más pequeñas junto a dos solistas notables, el clarinetista Mariano Rey y el contrabajista Horacio Romo. “Cuando se dice que uno no piensa en su lenguaje desde luego que no es cierto; uno piensa mucho”, reflexiona. “Pero no se trata, para mí, de ceñirse a una fórmula preexistente sino de buscar, en todo eso que a uno lo conforma, todo lo que ha escuchado y lo que ha tocado y ha aprendido en su vida, aquello que más conviene a lo que uno tienen en la cabeza en ese momento.”

Beytelmann ha desarrollado también una importante tarea como docente y es director artístico del Departamento de Tango del Conservatorio de Rotterdam, en Holanda. “Prácticamente todas las piezas son creación argentina –explica–; tienen una existencia europea pero nunca fueron tocadas en el país. No forman parte de un disco, fueron compuestas para diversas circunstancias. Las reuní porque dan una idea global de mi desarrollo como compositor: es una especie de retrato”. Esa suerte de retrospectiva le permite “encontrar grandes diferencias y, al mismo tiempo, sorprendentes elementos en común. Es interesante revisar piezas que uno hace tiempo que no toca. En ocasiones uno hasta se ha olvidado un poco de ellas y se soprende. Las aborda con una especie de frescura, casi como si fueran de otro.”

Nacido en Venado Tuerto en 1945 y discípulo de Francisco Kröpfl, ha compuesto para radio, televisión y, también, la banda de sonido para más de 40 películas, entre ellas La balada del regreso, La mafia, Quebracho y Los Gauchos judíos, cuya canción central, escrita junto al poeta Leonardo Castillo, interpretó Alfredo Zitarrosa. Entre 1995 y 1998 fue compositor residente en la ciudad francesa de Dijon, y entre 2002 y 2003, en Guebwiller. Desde 2005, dicta clases magistrales en la Académie de Musique de Mónaco. En los últimos años grabó discos en piano solo (Sigamos!), a dúo con el guitarrista César Angeleri (Corta distancia), y en trío con el violinista Cyril Garac y el clarinetista Rémi Lemer (L´autre visage). La Camerata Argentina, por su parte, fundada y dirigida por Pablo Agri, está integrada por Lucía Luque, Alfija Gubaidullina, Rodrigo Beraldi, Manuel Quiroga y Sebastián Prusak en primeros violines, Natalia Cabello, Sergio Polizzi, Alma Quiroga, César Rago y Augusto Sourigues en segundos, Benjamin Bru Pesce, Javier Portero y Carolina Folger en violas, María Eugenia Castro, Slava Poloudonine, y Florencia Tomasini en cellos y Daniel Falasca en contrabajo.

Compartir: 

Twitter
 

Beytelmann es director artístico del Departamento de Tango del Conservatorio de Rotterdam, en Holanda.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared