espectaculos

Domingo, 15 de abril de 2007

MUSICA › TERESA PARODI HABLA SOBRE SU RENUNCIA A LA DIRECCION DE MUSICA DE LA CIUDAD

“La política sigue sus avatares”

La cantante y ahora ex funcionaria subraya que su alejamiento está relacionado con las últimas jugadas políticas de Jorge Telerman.

 Por Karina Micheletto

La cantautora Teresa Parodi renunció antes de ayer a su cargo al frente de la Dirección de Música de la ciudad, fundamentando diferencias políticas con el jefe de Gobierno tras su alianza con el ARI y ratificando su adhesión al kirchnerismo. “La candidatura de Filmus me había provocado un ruido interior, pero pensaba que Telerman y Filmus estaban sosteniendo un mismo proyecto y que lo lógico sería que terminaran juntos en una posible segunda vuelta”, explicó la ex funcionaria a Página/12. “Pero cuando Telerman decidió asociarse a la derecha que representa Olivera y a esa especie de visión mística despechada de la realidad política argentina de Carrió, yo ya no puedo coincidir en nada”, sostuvo. Esta es la tercera baja que sufre Telerman tras sellar el acuerdo con el que llevará como compañero de fórmula a Enrique Olivera en los comicios del 3 de junio. Antes que Parodi, habían renunciado la ministra de Espacio Público, Lía María, y el coordinador de Políticas Sociales Urbanas, el ex piquetero Angel “Lito” Borello.

En la renuncia formal, Parodi –quien firma con su verdadero nombre, Teresa Sellarés– sostiene: “He adherido desde un inicio al proyecto del gobierno nacional y ha sido en el entendimiento de que el mismo era plenamente compartido por el señor jefe de Gobierno que acepté el cargo con el que fuera honrada”, y deja en claro el motivo de su dimisión: “Ante la decisión de público conocimiento asumida y proclamada el martes próximo pasado por el señor jefe de Gobierno, considero que ninguna coalición es posible cuando no está inspirada en ideas, proyectos y políticas larga y profundamente debatidos que trasciendan el mero resultado de una contienda electoral, así como también que desde el corazón de un gobierno no se puede simultáneamente avalar y denostar una misma gestión. Por ello, ante el cambio de rumbo que significa dicha decisión, se ha tornado incompatible con mis convicciones mi continuidad en el cargo”.

La ex funcionaria redactó otra carta, en otro tono, dirigida a Telerman: “Tus decisiones políticasrecientes separaron nuestras aguas”, le dice, y señala: “No quiero dejar de agradecer tus manifiestas intenciones de ayudarme a mejorar la difícil situación de la Dirección de Música, cosa que no fue posible –salvo en escasos aspectos– ya que, de acuerdo con lo expresado por tus colaboradores, razones económicas lo impidieron”. Antes de anoche, Parodi reunió a los empleados de la Dirección de Música para comunicarles su decisión y terminó con la voz quebrada. En el encuentro, marcado por la emoción, hubo quien pidió la palabra para agradecer: “En tantos años trabajando aquí, es la primera vez que siento que no se va un funcionario, sino un ser humano”. Varios empleados redactaron un agradecimiento más formal, donde dicen que recibieron “con tristeza y desencanto” la noticia de la renuncia de la directora y destacan que solían enterarse por los diarios de las renuncias al puesto.

“En la Dirección de Música conocí a gente increíble, un equipo valioso que sabe trabajar con alegría, les agradezco mucho y les deseo lo mejor”, señala Parodi, en diálogo con Página/12. “Cuando fui propuesta por el equipo de Telerman para este cargo acepté por muchas razones. Porque entendía que Jorge, a quien me une una larga y afectuosa relación personal, estaba en la misma sintonía que yo. Y porque me parecía fantástico poder trabajar con y por los músicos. Pero la política sigue sus avatares, y yo tengo que decir exactamente lo que pienso y por qué lo pienso. A pesar de los motivos de mi renuncia, debo reconocer que él demostró la mejor buena voluntad cuando surgieron inconvenientes, me instó a hacer cosas y me ofreció su ayuda. En su momento fue importante para la Dirección de Música que el jefe de Gobierno atendiera sus reclamos.”

–En el balance de su gestión, ¿de qué se enorgullece y qué cambiaría?

–Me alegro de haber establecido un vínculo directo con la gente que trabaja en la Dirección, de libertad y puertas abiertas, de que todos nos hayamos sentido parte de un mismo equipo. Y de haber producido hechos muy fuertes, como el Festival de Músicas de Provincia, o el Festival de Jazz del año pasado, o la colección que planteamos con Gustavo Mozzi, asociados a Sadaic, para editar perlas de grandes compositores como Sebastián Piana, Eduardo Lagos, Horacio Salgán o Ariel Ramírez, o del área de formación para apuntalar la autogestión de los músicos. Hubo mucho que quedó por hacer. Yo soñaba con terminar de definir un edificio propio, con una sala propia para programar música, creía posible más presupuesto.

–¿Volvería a ser funcionaria, en un gabinete de Filmus, por ejemplo?

–No lo puedo pensar por el momento, ahora sólo estoy conmovida y movilizada por la gente valiosa que dejo. Pero sí sé que cambié mi punto de vista: ahora sé que puedo ser útil en la función pública y que desde allí se puede trabajar en equipo sosteniendo el valor humano.

Compartir: 

Twitter
 

Parodi se muestra agradecida por su paso por la función pública, pero marca sus diferencias.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.