espectaculos

Lunes, 14 de mayo de 2007

MUSICA › MANA EN LA CANCHA DE VELEZ

El pop tiene ganas de rockear

 Por Karina Micheletto

Sábado por la noche. Frío instalado, de esos capaces de cancelar cualquier cita al aire libre. Cuarenta mil personas, según el cálculo del redondeo hacia arriba, van llenando el estadio de Vélez, prolijamente y a paso firme. Hay hombres y mujeres –en la misma proporción–, en su mayoría de treinta para arriba, y muchas parejas maduras entre los asistentes. Llegaron hasta el barrio de Liniers para asistir a un espectáculo de título axiomático: Amar es combatir. La banda mexicana Maná es la encargada de entregar a esta muchedumbre lo que vinieron a buscar: canciones de un pop con ganas de rock con formato de los ’80, pegadizas, bailables y de las otras, en el marco de un despliegue escenográfico y técnico que no admite sutilezas en pos de la espectacularidad. Hubo lugar para los hits de los distintos discos, mucha pantalla y papelito al viento, lluvia en el escenario, hasta bocanadas de fuego. La banda cumplió con creces. El 23 habrá un nuevo show, en el mismo escenario.

Hay que esperar hasta cerca de las diez de la noche para que se suelte el pelotón de celebrities de la carpa VIP (que incluye abonadas como Claudia y Dalma Maradona, espectadores en campaña como Mauricio Macri y los staffs de modelitos de rigor) y, entonces sí, el megaespectáculo de la megavendedora banda puede comenzar. De entrada, un video que hace un racconto de todas las capitales mundiales que Maná “conquistó”, con música triunfal de fondo. Entonces aparecen los cuatro conquistadores. Allí está el corpulento vocalista Fernando “Fher” Olvera entonando el primer tema, “Déjame entrar”, un éxito del disco Cuando los ángeles lloran. El hombre tiene mandíbulas anchas, un sobrepeso que no le permite el lujo de más de una corrida por el escenario, melena crecida y un look que en términos generales remite al de un muchachón del conurbano bonaerense. Lo de estos conquistadores no viene por el lado glam del rock que se cultiva por estas tierras. En la estética Maná se reconocen rasgos de esos que como gesto de recuperación se definirían kitsch, y que la crítica no especializada puede caratular sin más como grasa.

El alma de la banda, el verdadero frontman, es el que está detrás, pero en un lugar bien central, el baterista Alejandro “Alex” González. Está vestido como un rockero a la vieja usanza, sobre los platos de su batería hay pequeñas calaveras de ojos rojos, y es el que se lleva todos los laureles de showman. Sobre una tarima que lo eleva y hasta lo hace girar, toca el redoblante de espalda, hace jueguito revoleando los palillos por debajo de su pierna, actúa un solo de batería que se extiende durante diez minutos. También canta, como en “Tú me salvaste”, la canción que remite a la depresión y al suicidio, tal como se explica desde las pantallas. “Millones de personas sufren de depresión. En el mundo se suicidan cerca de un millón de personas al año. Acabar con tu vida no es la solución. Pide ayuda. No estás solo”, se advierte con pedagogía antes del tema.

Claro que la mayoría de los temas de Maná remiten al tópico universal, el del amor. El protagonista casi excluyente de las letras es el hombre dejado, “dolido y abandonado”, que reaparece en cada gran éxito del repertorio de los mexicanos: “Me encantaría quererte un poco menos, cómo quisiera poder vivir sin ti” (“Vivir sin aire”); “Aquí me tienes abandonado, bebiendo tequila pa’ olvidar” (“Clavado en un bar”); “Ah, ah, ah, cómo me duele el amor” (“Corazón espinado”). Está hasta el amante sin derecho al pataleo, que asume la inversión de los roles tradicionales: “Ya no puedo compartir tus labios” (“Labios compartidos”). Maná conserva el esquema de las bandas de los ’80, y acaso por eso pega entre este público de treinta para arriba, con hombres y mujeres que cantan enteras las letras de las canciones de amor. A la salida, todos comentan lo grandioso de la puesta: hasta hubo una cortina de lluvia de verdad. El fallo es unánime: lo que se vivió fue es-pec-ta-cu-lar.

Compartir: 

Twitter
 

Fher, la voz de Maná.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.