espectaculos

Viernes, 18 de enero de 2008

MUSICA › EL SELLO EMI SE ENFRENTA AL PELIGRO DE UNA SANGRIA DE ARTISTAS

El rock prepara otra revolución

Terra Firma, la compañía que adquirió el legendario sello, anunció dos mil despidos. El efecto dominó puede producir una catástrofe: Radiohead y Paul McCartney ya se fueron, los Stones coquetean con Universal y Robbie Williams, The Verve y Coldplay están en pie de guerra.

El músico británico Mick Jagger y su legendaria banda, The Rolling Stones, planean seguir los pasos de Paul McCartney y Radiohead y abandonar la discográfica inglesa EMI, que anunció esta semana que recortará dos mil puestos de trabajo por una crisis financiera. La salida de los Stones le provocará a la compañía musical más problemas de credibilidad y podría dejarla al borde de la quiebra. El nuevo propietario de EMI, Guy Hands, se reunió esta semana con Jagger en Londres pero, según informó la prensa local, el cantante no habría quedado contento con la oferta para renovar su contrato.

El grupo de Hands, Terra Firma, compró el año pasado EMI por 4200 millones de dólares. Desde entonces, la discográfica británica perdió a varias de sus estrellas, incluidos el ex Beatle Paul McCartney –quien se quejó de que para la nueva directiva de EMI los músicos eran “muebles” y distribuyó Memory Almost Full a través de un acuerdo con la cafetería Starbucks–, y Radiohead, que decidió no renovar su contrato y sacudir al mercado proponiendo que cada internauta que descargara su nuevo trabajo In Rainbows pagara lo que quisiera. Otra estrella de la compañía, Robbie Williams, amenazó esta semana con hacer huelga si la empresa amenaza con más despidos para reducir costos. El ex miembro de Take That se plantea incluso negarse a entregar su próximo disco pese al acuerdo alcanzado con la discográfica, valorado en 160 millones de dólares.

Más que en Terra Firma, la compañía parece estar sobre arenas movedizas. Y arrecian las críticas hacia Hands por el desconocimiento del negocio con el que se maneja: como buen técnico, ante los problemas de dinero echó mano al recorte de gastos. Es por eso que también considera su posición con la discográfica Coldplay, que criticó las medidas “salvajes” de Hands para mejorar las finanzas de la compañía, y los reunidos The Verve, quienes dijeron que no entregarán su nuevo material si los despidos se hacen efectivos.

Los Rolling Stones tienen un contrato de cinco años valuado en 28 millones de dólares con EMI, que finaliza en mayo próximo. La banda de Jagger analiza ahora otras alternativas, aunque el periódico The Times informó hoy que el rival de EMI, Universal Music, sería el destino elegido, luego de que esta semana ganó los derechos para distribuir un disco de los Stones en vivo. Desde ese sello, el presidente de operaciones, David Joseph, celebró la firma del contrato al reconocer que “los Rolling Stones definen el rock and roll” y son “auténticas leyendas musicales”. Un portavoz de EMI dijo que esa empresa no tenía información acerca de que la banda tuviera intenciones de cambiar de sello. En marzo, los Stones lanzarán un CD para acompañar el largometraje de Martin Scorsese Shine a Light, en el que el cuarteto aparece tocando en el Beacon Theatre de Nueva York, con la participación de Christina Aguilera y Jack White. La película será la que abrirá el 58º Festival de Cine de Berlín el próximo 7 de febrero y se estrenará en abril en Estados Unidos.

El cuarteto británico es una de las bandas que más recaudó en la historia de la música. Los Stones le generan a EMI ingresos anuales por 6 millones de dólares, principalmente por los discos más recientes como A Bigger Bang, que vendió 2,4 millones de copias. Es cierto que en los últimos tiempos la mayor parte de los ingresos de la banda se deben a sus giras internacionales: la última, el Bigger Bang Tour, que pasó por la Argentina a principios de 2006, generó ganancias de 437 millones de dólares sólo por venta de entradas. De todos modos, el material de catálogo de Jagger, Richards y compañía nunca deja de facturar bien, por lo que la partida de la banda sería un golpe durísimo para EMI: los Stones mantienen los derechos sobre todos sus discos desde 1971 (a partir del memorable Sticky Fingers) y se los llevarían en el caso de un cambio.

Compartir: 

Twitter
 

Mick Jagger tuvo una reunión con Guy Hands, nuevo jefe de EMI, que no tuvo buenos resultados.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.