espectaculos

Jueves, 25 de septiembre de 2008

CINE › LOS CAMBIOS QUE PROPONDRá QUANTUM OF SOLACE

Un Bond desconocido

 Por Nicholas Barber y Andrew Johnson *

Su nombre es Bond, James Bond: no espere que se presente a sí mismo. Por primera vez en veintidós títulos, el más famoso agente secreto de Gran Bretaña no pronunciará las palabras de presentación que encantaron a miles de fans y abrumaron a los maestros del crimen. Según reveló el director Marc Forster, en su próxima aventura, Quantum of solace –que se estrenará en noviembre–, 007 tampoco pronuncia otro one liner clásico, el shaken, not stirred (“batido, no revuelto”) con el que solía ordenar su martini. “Había un ‘Bond, James Bond’ en el guión”, dijo Forster. “Hubo diferentes escenas en las que lo pronunció, pero no funcionó como esperábamos... sentimos que debíamos cortarlo, y los productores Barbara Broccoli y Michael Wilson coincidieron, igual que Daniel Craig. Es bueno que tengamos la mente abierta con respecto a la fórmula Bond. Siempre se puede volver atrás más adelante.”

Es otro cambio radical para Bond, quien en su última película, Casino Royale, fue despojado de varias marcas de fábrica. Desaparecieron los increíbles gadgets en los que siempre podía confiar en situaciones límites. El genio que los creaba en el sótano del MI6, Q –encarnado en el pasado por Desmond Llewellyn y John Cleese–, también fue eliminado. Bond incluso abandonó brevemente su auto de alta performance por un Ford Mondeo, antes de volver al Aston Martin. Esas decisiones son parte de un intento deliberado de meter al agente con licencia para matar en el siglo XXI –el mes pasado los productores declinaron hacer uso de los derechos cinematográficos de Devil may care, el homenaje a Bond de Sebastian Faulks, porque transcurre en los ’60– y a la vez acercarlo a sus raíces de los años ’50.

La movida es bienvenida por los fans, que consideran que los últimos films llevaron al personaje muy lejos de la visión que Ian Fleming tuvo para su héroe de sangre fría. Graham Rye, editor del 007 Magazine, opina que Craig, que hizo su debut en Casino Royale, está más cerca de Fleming. “Las películas se estaban agotando, necesitaban ser revigorizadas”, señala. “En lugar de alejarse de Fleming, los productores vuelven a él.” Rye agrega que los ingredientes famosos de la serie, como Q y Moneypenny, aparecen apenas un par de veces en los libros, donde el agente tampoco tiene el hábito de ordenar martinis o presentarse. “Esa presentación de sí mismo se fue volviendo paródica”, continúa el especialista. “Casino Royale volvió al espíritu de los libros, más que a sus detalles graciosos.”

Ajay Chowdhury, editor de la revista Kiss Kiss Bang Bang, agrega que la desaparición de las famosas líneas no va a enojar a los fans. “Los productores vienen mezclando los pasajes más famosos, como la canción de los títulos y la secuencia del tambor del revólver”, dice. “Si falta esa línea de diálogo, no va a demoler el mito de Bond. Los fanáticos no van a extrañar a Moneypenny o Q. Bond es el único personaje británico con resonancia mundial, más allá de Harry Potter. Los productores están prestando más atención a la psicología y las relaciones tanto como a la aventura. Quantum of solace retoma donde dejó Casino Royale, que fue, en primer lugar, un muy buen thriller y, en segundo lugar, una buena película Bond.”

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para PáginaI12.

Compartir: 

Twitter
 

Algunos especialistas dicen que Craig se acerca a Fleming.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.