espectaculos

Martes, 29 de noviembre de 2005

CINE › EMIR KUSTURICA ESTUVO EN CUBA CON EL PREMIO NOBEL

“García Márquez fue para mí una fuente de inspiración”

El cineasta bosnio quiere filmar El otoño del patriarca. En La Habana dijo que Diego es un “genio” y que adora a Fidel Castro.

En principio, se trataba sólo de la presentación de su última película, La vida es un milagro, condimentada por la posibilidad de juntar material fílmico para el documental sobre la vida de Diego Maradona. Pero el cóctel de personajes que coincidieron en La Habana garantizaba que el encuentro trascendiera lo meramente protocolar. Emir Kusturica se encontró con Gabriel García Márquez y del diálogo surgió la chance de llevar al cine la novela del colombiano El otoño del patriarca. El cineasta bosnio, radicado en Belgrado, no se quedó en eso; también habló de Fidel Castro y de Diego. Finalmente, hoy se volverá a Europa, con varias horas más de rodaje, fílmico y emocional.
“Con García Márquez hablamos sobre nuestras experiencias y sobre la posibilidad de hacer algo con alguna de sus novelas, no hablamos de ninguna en especial”, dijo primero Kusturica, quien reconoció luego que en un momento se refirieron específicamente a El otoño del patriarca. El director de Underground, Tiempo de gitanos y Gato negro gato blanco estaba interesado desde hacía años en esa novela del Premio Nobel de Literatura, pero nunca había podido contactar a su autor. “García Márquez siempre ha sido una fuente de inspiración para mí”, subrayó Kusturica. En su obra cinematográfica, efectivamente, se reflejan, aunque en clave balcánica, claras huellas del realismo mágico que patentó el colombiano –junto con otros escritores– en la década del ’60.
Kusturica y García Márquez hablaron también sobre los estudiantes, la educación y el arte en general. Compartieron la charla en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, con sede en La Habana. Allí dijo además Kusturica que adora al presidente cubano y que considera un “genio” y un “maestro” a Maradona. El cineasta, dos veces ganador de la Palma de Oro en el Festival de Cannes, está juntando material sobre la estadía de Diego en Cuba, adonde se sometió a un tratamiento antidrogas. Kusturica dijo, precisamente, que está filmando un documental enfocado en su aspecto “humano”. “Mi visión es profundamente humana. Encuentro que es más que un mago o una personalidad histórica”, dijo el director.
El cineasta –que también lidera una poderosa banda de rock, la No Smoking Orchestra, con la que actuó recientemente en la Argentina– presentó el domingo en la capital cubana su más reciente película: La vida es un milagro, filmada en 2004 y galardonada con el premio del Sistema Nacional de Educación de Francia y la Palma de Oro del Festival de Cannes. En el cine Chaplin, al término de la presentación, declaró estar “muy contento con el resultado del documental sobre Maradona porque hay un montón de aspectos que yo esperaba integrar, reunir en el film. Para mí ha sido una gran experiencia. Diego es una gran persona, maravillosa, increíble, genial, es el maestro en el fútbol, tiene un gran corazón y es el mejor jugador de fútbol del mundo”, sin que le hayan quedado más adjetivos para agregar. Por suerte, sí tenía elogios para referirse al país que lo invitó: “Yo amo a Cuba”, dijo, para después justificar la razón de su amor: “Este país puede mostrar al resto del mundo que hay otras posibilidades para la vida y que hay otras posibilidades para la política. Espero que el futuro sea bueno para el pueblo de Cuba”. Respecto de Fidel, con quien tenía previsto reunirse anoche, señaló: “A Castro lo adoro porque es una persona única. Una persona muy carismática que ha sido el más firme protector de la visión de futuro de América latina”.

Compartir: 

Twitter
 

Kusturica, siempre un personaje.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.