espectaculos

Jueves, 15 de octubre de 2009

CINE › WAZ, DIRIGIDA POR TOM SHANKLAND

Frankenstein bien construido

Ni siquiera el retraso con que llega a la Argentina le resta encanto a la película inglesa, que recurre a varios tópicos del policial, disfraza a Belfast de Nueva York y presenta actores que esconden sus acentos de origen... y así y todo funciona.

 Por Diego Brodersen

Hay películas que nacen con mala suerte; algunas, claro está, la merecen. No es el caso de este idiosincrásico policial que, más allá del retraso en su lanzamiento, recibe una mejor exposición en las salas de cine argentinas que en otras partes del mundo (en los Estados Unidos, por caso, se lanzó directamente en DVD con otro título, el más sensacionalista The Killing Gene, algo así como “El gen asesino”). Waz o WÙZ en el original (la segunda letra griega es una delta minúscula) es uno de esos pequeños films de bajo presupuesto que merece destacarse por sobre decenas de grandes producciones de temática y/o estilo similar, una ópera prima británica con ansias de acceder al mercado internacional no tanto a través de la imitación de cierto cine estadounidense, sino a partir de la reelaboración de sus constantes. De hecho aquí las calles de Belfast, en Irlanda del Norte, se travisten de locaciones neoyorquinas y los actores, todos de diversos orígenes, hacen lo imposible por perder su acento. No es la primera ni la última vez que algo así ocurre en la historia del cine, reglas del mercado mediante.

Al detective Eddie Argo (el sueco Stellan Skarsgård en plan antihéroe noir, con un eterno cigarrillo en la boca) le toca acompañar a una rookie en su primera noche de trabajo (la australiana Melissa George en plan mujer policía que podría ser modelo, de esas que sólo suelen verse en las películas). Casualmente, durante esa misma velada aparecen desperdigados un par de cuerpos calcinados, con claras evidencias de haber sufrido toda clase de torturas y con la fórmula matemática del título tajeada a cuchillo en algún lugar visible. La investigación arranca lentamente, pero, a poco de avanzar sobre la pista de dos bandas de criminales enfrentadas, un hecho del pasado que involucra a una joven violada (Selma Blair, en un papel secundario atípico) viene a complicar el asunto hasta límites impensados. Todas estas características, que podrían haber dado origen a uno de esos frankensteins de celuloide que pululan por los mercados, cuajaron sorpresivamente en un ejercicio de género más que interesante.

O más bien ejercicio de géneros. Porque Waz intenta cruzar varias tendencias del cine comercial contemporáneo, logrando en gran medida que la imposible mezcolanza funcione: al sostén de un policial de procedimientos con asesino serial suelto, el guionista Clive Bradley y el realizador Tom Shankland le solapan la estructura del film de violación y venganza, salpicado todo ello con la infame consigna de la muy contemporánea película de torturas, aunque con una pertinencia dramática que no suele encontrarse en títulos como El juego del miedo o Hostel. Lo único que se extraña es un poco de ironía, porque la trama comienza a tornarse demasiado inverosímil a medida que los cadáveres se apilan alrededor de los protagonistas. Sin embargo, el buen trabajo de fotografía digital, el desempeño de un reparto que supo hallar el tono adecuado para la historia y la dosificación de las vueltas de tuerca, sin apuros ni retardos, ayudan a que el film se vea con verdadero placer genérico. Que Skarsgård soporte en el último tramo todo tipo de dolores físicos y, al mismo tiempo, la revelación de una condición personal oculta, sin caer en el ridículo, vale el precio de la entrada.

6-WAZ

(WÙZ, Reino Unido, 2007).

Dirección: Tom Shankland.

Guión: Clive Bradley.

Fotografía: Morten Soborg.

Montaje: Tim Murrell.

Música: David Julyan.

Intérpretes: Stellan Skarsgård, Melissa George, Selma Blair, Barbara Adair, Ashley Walters, Peter Balance, Tom Hardy.

Compartir: 

Twitter
 

George y Skarsgård, dos policías y una montaña de cadáveres.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.