espectaculos

Viernes, 11 de diciembre de 2009

CINE › ESTRENAN EN ESTADOS UNIDOS LA NUEVA PELICULA DE PETER JACKSON

La interpretación de los sueños

Fantasía y realidad conviven en el thriller The Lovely Bones, película del director Peter Jackson sobre un asesino en serie de niñas y el tesón de una de sus víctimas para hacer justicia desde un más allá de surrealismo daliniano. El cineasta de El señor de los anillos regresó cuatro años después de King Kong (2005) con una historia muy emocional basada en la novela del mismo nombre escrita por Alice Sebold (The Lovely Bones, 2002) que ahonda en los sentimientos que genera la pérdida de un ser querido y el trance de la vuelta a la normalidad.

Una trama con profunda carga espiritual que se ve agudizada por el dramatismo del argumento, la caza de un asesino de niñas que actúa con impunidad, una familia rota por el dolor y una adolescente muerta que se resiste a abandonar el mundo de los vivos hasta que se descubra lo que le pasó. Jackson contó para la difícil misión de adaptar al cine esta historia del más allá con un reparto encabezado por la joven irlandesa Saoirse Ronan (Atonement, 2007), que estuvo acompañada por Mark Wahlberg, Rachel Weisz, Susan Sarandon y Stanley Tucci, quien encarna con maestría al criminal.

“Leí el libro en 2002 y por entonces no estaba buscando un proyecto. Lloré con las últimas páginas”, comentó Jackson, que finalmente retomó la obra para llevarla a la gran pantalla. “Lo que realmente me fascinó de la historia es cómo la novelista relata lo que pasa cuando mueres, aunque en el film no pretendemos mostrar cómo es la otra vida. Se trata de una experiencia psicológica, la que existe en un mundo de sueños. Es una metáfora”, indicó Jackson.

Gran parte de las secuencias de The Lovely Bones transcurren en una especie de limbo o purgatorio surrealista en el que queda atrapado el personaje principal (Susie Salmon), construido sobre la base del estudio de la interpretación de los sueños y con paisajes que evocan el trabajo del artista español Salvador Dalí.

“No basamos ninguna imagen de la película en algo concreto de Dalí, nada de lo que yo sea consciente, aunque mucho del diseño fue hecho por varios artistas que puede que hayan tenido más influencia en Dalí que la mía, pero él fue ciertamente uno de los nombres sobre los que hablamos para tratar de representar ese lugar”, dijo Jackson.

El cineasta destacó el simbolismo que esconde el film extraído de las teorías sobre el significado de los sueños, como el hecho de que una casa represente a una persona o un faro la muerte. En un plano mucho más terrenal, resultó una sorpresa la interpretación de Tucci quien, lejos de la frivolidad de El diablo viste a la moda (2006), aceptó interpretar al perverso George Harvey incluso en contra de su estilo cinematográfico. “Quería ser parte de esta historia, pero fue una decisión difícil. No me gusta ver nada o leer sobre asesinos en serie”, comentó Tucci, quien se sintió incómodo en un papel que realizó con éxito y podría valerle alguna nominación a los premios del cine del año que viene.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.