espectaculos

Sábado, 23 de octubre de 2010

CINE › SE EXHIBE EL DOCUMENTAL RIO SONATA

La voz y su musicalidad

El cineasta francés Georges Gachot, residente en Suiza, abordó aspectos de la vida de la cantante brasileña Nana Caymmi. Antes había hecho un documental sobre Martha Argerich.

 Por Oscar Ranzani

Desde que en 1960 grabó por primera vez en un estudio, la cantante brasileña Nana Caymmi se fue transformando, a lo largo de estos cincuenta años, en uno de los emblemas de la música popular de su país. Al igual que Caetano Veloso, María Bethânia o Gilberto Gil –del que fue su mujer–, entre otros grandes, Caymmi ocupa un lugar de privilegio en la camada de músicos prestigiosos que ha dado Brasil. Pero mucho antes de que se lanzara a cantar masivamente, lo hacía en su casa: con tan solo dos años, la pequeña Nana ya mostraba su talento, gracias a la educación musical que recibió de su padre, el legendario Dorival Caymmi. Quizá porque la música no tiene fronteras, el cineasta francés Georges Gachot, residente en Suiza, decidió abordar parte de la vida de Nana en el documental Río Sonata, alternando sus testimonios con momentos filmados en la intimidad de un estudio de grabación, pero también amplificando su figura en sus conciertos. Y con el agregado de momentos memorables como, por ejemplo, cuando se la ve compartiendo una charla con María Bethânia en un camarín, o bien cuando gracias al material de archivo conseguido, aparece muy joven cantando con Gilberto Gil. El documental se completa con testimonios de músicos influyentes como Milton Nascimento, quien considera que Nana ha sido su musa inspiradora. Río Sonata se exhibirá hoy a las 17 en la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín (Corrientes 1530), como parte de la programación de la décima edición del Doc Bs As.

No es la primera vez que Gachot trabaja sobre una artista brasileña: hace cinco años había elaborado otro film sobre María Bethânia que se conoció en Buenos Aires en el Bafici 2006. Autor de numerosos documentales de músicos y compositores, Gachot también reflejó la vida y obra de la notable pianista argentina Martha Argerich en Conversación nocturna (2002). Por lo tanto, puede asegurarse que la principal característica de este documentalista radica en la elección de artistas extranjeros. Además, Gachot es también músico. “Esos conocimientos sobre música me sirvieron para el cine porque buscaba un medio donde expresarme”, dice Gachot a Página/12. La idea de Río Sonata nació cuando el cineasta estaba realizando el documental María Bethânia-Música y perfume. “Nana Caymmi fue invitada a un concierto suyo en 2004. Cantó un tema y me llegó mucho. De pronto, me dieron ganas de hacer un documental sobre Nana porque me impresionó lo que hizo”, agrega.

–Brasil ha sido una cantera de músicos de prestigio.

–Es un mundo musical extremadamente rico, con mucha variedad y muy interesante. En particular de Nana Caymmi, siempre me impresionó la influencia de la música clásica. Es una artista de la Música Popular Brasileña (MPB) que canta como si fuera de ópera. Eso es algo que vi muy poco. Pero no creo que Brasil sea una fábrica de cantantes, porque son todos distintos.

–¿Qué le sorprendió de Nana Caymmi que desconocía antes de hacer el documental?

–Su voz y su musicalidad.

–¿Y qué encuentra de particular en su voz?

–Es muy articulada; es decir, puede articular algo así como un sentimiento musical. Los cantantes que no son muy buenos, para expresarse tienen que forzar su voz. Y Nana expresa y articula con cosas pequeñas.

–¿Por qué Nana Caymmi es considerada la musa de Milton Nascimento? ¿Qué le contó sobre este aspecto?

–Tiene una particularidad: el oído perfecto. Puede hacer cosas con su voz que muy pocos músicos son capaces de hacer. Nana es una intérprete perfecta para Milton. Por ejemplo: ella canta una nota, luego baja un poquito, y posteriormente, sube de nuevo. Es una articulación muy especial y muy típica de ella. Y para Milton es perfecta porque él compone especialmente para la voz.

–¿Qué cree usted que busca expresar Nana Caymmi a través del canto?

–El amor. Es todo.

–¿Por qué sus documentales se focalizan preferentemente en artistas extranjeros y no en artistas del país donde nació o en el que reside?

–Hago películas sobre lo que amo y me gusta. Y si Nana Cay-mmi hubiera sido suiza, habría hecho también una película sobre ella. No me interesa el origen de donde proviene un músico.

–¿Qué recuerdos tiene del documental que hizo sobre Martha Argerich?

–Es una película clave dentro de mi filmografía porque siento su música muy cercana a mí.

–¿Qué encuentra de cinematográfico en la vida de los músicos y compositores que elige para sus documentales?

–La primera motivación es la música. También, la fuerza de estos personajes, la historia y la personalidad de cada uno.

Compartir: 

Twitter
 

Río Sonata se exhibirá hoy a las 17 en la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín.
Imagen: Pablo Piovano
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared