espectaculos

Miércoles, 23 de febrero de 2011

CINE › VECINOS DE CABALLITO MOVILIZADOS CONTRA LA DEMOLICIóN DEL ARTEPLEX

“Esto es patrimonio cultural de todos”

 Por Karina Micheletto

El cierre del cine Arteplex de Caballito, una sala de cine arte que funcionó hasta fines del año pasado, moviliza a un grupo de vecinos de Caballito, que reclaman la restitución del espacio bajo el amparo de dos leyes de la ciudad de Buenos Aires que lo protegen como cine histórico. Organizaciones políticas, sociales y vecinales corren contrarreloj por estos días para evitar que continúen las obras de demolición iniciadas en el local de la calle Rivadavia 5050, en una de las zonas comerciales más cotizadas de la ciudad. Ya juntaron 2500 firmas que presentaron ante diferentes funcionarios y legisladores, y para este sábado a las 19.30 preparan en el Parque Rivadavia la proyección de una película que tomaron como emblema: Cinema Paradiso.

Rosa Nela Antonelli, una psicóloga de 62 años “nacida y criada” en el barrio, fue la primera en dar la voz de alerta. “Fui al cine el domingo 21 de noviembre, imprevistamente me encontré con un cartelito que decía que el cine se iba a cerrar ese miércoles –cuenta–. Esas eran todas las explicaciones. Enseguida se sumó gente como Los Memoriosos de Caballito, un grupo de vecinos que se dedican a reivindicar la historia y los bienes del barrio. El día del cierre empezamos a repartir volantes con un texto que hablaba de ‘nuestro Cinema Paradiso’, después a juntar firmas, a investigar la forma de interponer un recurso de amparo.” Los petitorios presentados ante la Legislatura, el Ministerio de Cultura de la Ciudad, la Defensoría del Pueblo y el Incaa piden recuperar el espacio para que siga funcionando como cine, preservándolo como patrimonio cultural de la ciudad. Indican además que las leyes 1029, de 2003, y 3216, de 2009, de la ciudad mencionan explícitamente a este Arteplex (que antes tuvo otros nombres como Cine Moreno y Cineplex) como una sala de cine histórica, declarada, por tanto, de interés y amparada por beneficios como la exención de impuestos.

La decisión de la familia que alquilaba el local (que maneja las otras salas Arteplex de la ciudad) se habría originado en un sorpresivo aumento del alquiler, que a fines del año pasado se multiplicó por cuatro, sin previo aviso. “El 30 de diciembre pasado, por la noche, cerraron el lugar con una cortina metálica y desde entonces trabajan cuadrillas del lado de adentro. Nosotros seguimos volanteando y juntando firmas del lado de afuera”, señala Antonelli. En una de las zonas más cotizadas de la ciudad, con un reclamo que no es encabezado por los exhibidores, un consorcio de herederos como propietario del local y las obras de demolición en marcha, el conflicto no parece, a priori, de fácil solución. El arquitecto Rubén Kavanagh, descendiente del autor del histórico edificio y uno de los defensores del Arteplex, razona en otra dirección: “Vamos por algo que nos pertenece porque es patrimonio cultural, y la ley está de nuestro lado. Si otros lograron frenar demoliciones con un recurso de amparo, nosotros también podemos hacerlo”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.