espectaculos

Miércoles, 23 de febrero de 2011

CINE › NO HAY MUJERES ENTRE LOS NOMINADOS A MEJOR DIRECTOR EN LOS OSCAR

Bigelow fue la excepción

Cuando la cineasta canadiense se llevó la estatuilla el año pasado fue celebrado como un punto de quiebre para las mujeres en la industria del cine, pero un estudio revela que a ellas todo se les hace más difícil en Hollywood, que sigue en manos de los varones.

 Por Susie Mesure *

¿Hollywood ya se cansó de la igualdad de géneros? El año pasado, cuando Kathryn Bigelow se convirtió en la primera mujer en ganar el Oscar como mejor cineasta, describió su triunfo como “un momento que vale una vida” y sus colegas lo resaltaron como un punto de quiebre para las mujeres en el cine. Sólo un año más tarde, parece que la industria retornó a lo de siempre: no hay una sola mujer nominada en la categoría de Mejor Director. Pero ellas no van a seguir aguantándolo. No sin al menos pelearla. De acuerdo con un informe reciente, los expertos creen que un “techo de celuloide” todavía contiene a las mujeres, con los hombres aún dominando el negocio del cine. Sólo el 7 por ciento de los directores de películas major de 2010 fueron mujeres, según un trabajo del Centro de Estudios sobre las Mujeres en Televisión y Cine de la Universidad de San Diego.

Con los hombres mayormente a cargo de manejar las finanzas, las mujeres están peleando para conseguir financiamiento e, incluso, en algunos casos, entrevistas de trabajo. Catherine Hardwi-cke, cuyo film de vampiros Crepúsculo facturó 400 millones de dólares, estuvo interesada en dirigir El luchador, pero le dijeron que la película debía ser dirigida por un hombre. “Ni siquiera conseguí una entrevista”, reveló hace poco. La diferencia entre los premios de la Academia del año pasado y éste es evidente: no hay cineastas mujeres nominadas para llevarse el Oscar a la Mejor Dirección, aunque dos de los diez films que compiten como Mejor Película tuvieron damas al comando: Lisa Cholodenko (Los chicos están bien) y Debra Granik (Lazos de sangre).

“La cosa está dura”, dijo Lucy Walker, la directora británica cuyo film Waste Land está nominado para Mejor Documental. “Es difícil en todos los sentidos. Es difícil conseguir financiamiento. Es difícil ser respetada. Es difícil tener confianza en vos misma. Es difícil ser ambiciosa. Y hasta es difícil elegir esta carrera si querés tener una familia. No veo un modo en el que sea más fácil (ser mujer), excepto por el hecho de que disfruto el desafío de ofrecer una perspectiva diferente.” Martha Lauzen, quien analizó los roles que las mujeres tienen detrás de escena en Hollywood para el estudio antes mencionado, dijo que había pocas señales de que el “techo de celuloide” esté desapareciendo. “Una de las cosas más interesantes acerca de los porcentajes de mujeres que trabajan en la pantalla y detrás de escena en la industria cinematográfica es su notable estabilidad. Esos números revelan una industria que es increíblemente resistente a los cambios.”

En Hollywood, como en todos lados, las mujeres son estereotipadas, demostró la investigación de la doctora Lauzen, lo que provoca que sea más fácil para ellas trabajar en comedias románticas, dramas románticos y géneros documentales más que en películas de terror, de acción o comedias. El Oscar a Bigelow por Vidas al límite, un film de acción sobre la guerra de Irak, fue una excepción. Rachel Millwar, cuyo festival londinense Birds Eye View (BEV) promueve el talento cinematográfico femenino, aseguró: “Es difícil para las directoras pasar al mainstream. Son los tipos los que consiguen esos laburos. El triunfo de Kathryn Bigelow habrá tenido un impacto hasta cierto punto, pero sería poco realista que la industria cinematográfica cambiara rápidamente debido al tiempo que lleva hacer películas”. Zeina Durra, cuya The Imperialists are Still Alive tendrá su estreno en el Reino Unido en el festival BEV, afirmó que se resistía a encasillarse como cineasta mujer. “Cuando te llamás así a vos misma, te ponen en una categoría ‘simpática’ o ‘menor’. Es duro ser minoría en un mercado en el que todo el mundo tiene temor de financiar algo original.”

* The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Hasta ahora, Bigelow fue la única en traspasar el “techo de celuloide” que limita a las cineastas.
Imagen: AFP
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.