espectaculos

Martes, 3 de enero de 2012

CINE › EL ANUNCIO DE LAS NOMINADAS AL OSCAR CALIENTA LA CARTELERA LOCAL

Los tanques no se toman vacaciones

Esta semana se estrenan Las aventuras de Tintín y la cuarta Misión: Imposible, la próxima Los Muppets y la nueva de Sherlock Holmes. Y durante la temporada también llegará lo más reciente de Scorsese, Clint Eastwood, David Fincher y Peter Capusotto.

 Por Horacio Bernades

Tiempo atrás, las fiestas eran calientes y el verano, frío. Al menos en términos cinematográficos. En Navidad y Año Nuevo se estrenaban los tanques, y desde entonces hasta marzo se hacía la plancha. Pero todo cambió. A partir de determinado momento (comienzos o mediados de los ’90), la gente ya no quiso saber más nada con eso de ir al cine el 25 de Diciembre y el 1º de Enero. Al mismo tiempo que eso sucedía, la globalización a ultranza impuso la costumbre de estrenar en todo el mundo las películas del Oscar, alrededor de la fecha de anuncio de las nominadas. Como desde hace unos años ese anuncio se adelantó a fines de enero, el resultado es que en enero y febrero se estrenan, en los países periféricos (periféricos a Hollywood, of course), casi todas las que no se estrenaron durante el año anterior, restituyendo al verano la condición de estación caliente de la temporada. Así que a prepararse, amigos, que a partir del jueves próximo van a ir cayendo sobre la cartelera todos los tanques habidos y por haber. Y esto incluye las dos últimas de Spielberg, la cuarta Misión: Imposible, las nuevas de Scorsese, Clint Eastwood, David Fincher y Alexander Payne, el regreso de Los Muppets y Capusotto, algunos minitanques “de arte” y hasta el reestreno de Scarface y el Episodio 1 de Star Wars.

Ya de entrada hay choque de gigantes. El próximo jueves cruzan armas Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio y Misión: Imposible -Protocolo fantasma. La primera es, como se sabe, un sueño de larga data de Steven Spielberg, que la dirige, habiendo delegado la producción en Peter Jackson (que va a tener a su cargo la segunda de la serie, según acaba de anticipar el creador de E.T.). Este primer Tintín cinematográfico es de animación, pero con actores. Spielberg utilizó para la película la técnica llamada motion capture, que copia, mediante un sistema de cables y terminales, movimientos y hasta gestos de los actores, convirtiéndolos en animación computada. Sí, el mismo sistema que usó James Cameron para crear a los hombrecitos (y mujercitas) azules de Avatar. Con elenco casi enteramente británico, Jamie Bell (el chico de Billy Elliot) le prestó sus terminales nerviosas a Tintín. El siempre computarizado Andy Serkis hace del capitán Haddock y Daniel “James Bond” Craig, de Rackham.

J. J. Abrams está al frente de la cuarta Misión: Imposible, como había sucedido ya con la tercera. Pero esta vez sólo como productor. La dirige Brad Bird, realizador de Los Increíbles y Ratatouille, dándole órdenes por primera vez a gente de carne y hueso. Siempre con el hiperdentado Tom Cruise al frente, en esta elogiada nueva entrega, después de haber volado el Kremlin por error, Ethan Hunt y sus muchachos deben dar caza a un terrorista dispuesto a convertir en polvo a los Estados Unidos.

Para el 5 de enero se anuncian también tres comedias “no tan comedias”. En Intercambio de almas, un hastiado Paul Giamatti decide dejar la suya en un depósito, alquilando a cambio la de un poeta ruso. Escribe y dirige Sophie Barthes, que es francesa, pero no hija de Roland. En 50/50, un joven se entera de que las que indica el título son sus chances de sobrevida, culpa de un cáncer. Lo cual no impide que esta película coproducida y coprotagonizada por Seth Rogen tenga todo el aire de una comedia. Otro tanto sucede con Norberto apenas tarde, prometedora ópera prima del actor (uruguayo, pero argentinísimo) Daniel Hendler, en carácter de guionista y director. En ella, un oficinista casi benedettiano de tan gris (notable Fernando Amaral) finalmente logra despegar. Si alguien tiene la sensación de que esta película ya se estrenó, no estará del todo errado. Norberto apenas tarde aterrizó en cartel sin aviso a fines de octubre pasado, en una sala de las que se llaman “de cruce”, en lo que cabría calificar de amague de estreno. Ahora va a estrenarse en serio, es de esperar.

Muppets, Holmes, Horten & Larsson

En Los Muppets, nueva reencarnación cinematográfica de los eternos bichos de Jim Henson (estreno previsto para el 12 de enero), la rana René, Gonzo, Miss Piggy y el resto del bestiario deberán salvar su viejo teatro de las garras de un ricachón desalmado. Jason Segel, Amy Adams y Chris Cooper, en el papel del malo, ponen caras y cuerpos. Pero ya se sabe de qué paño son los verdaderos protagonistas. Eso: los verdaderos protagonistas son de paño. El mismo día hará su aparición el profesor Moriarty, némesis de toda la vida de Sherlock Holmes, que en la película previa se había hecho desear. En Sherlock Holmes: Un juego de sombras, Watson debe posponer su casamiento y reunir fuerzas con Sherlock, para frenar a un Moriarty, que –precedente tal vez de la crisis económica actual– amenaza con sumir en el desastre a Europa entera. Robert Downey, Jude Law y Rachel McAdams siguen al frente, sumándoseles ahora Stephen Fry, la sueca Noomi Rapace y, como Moriarty, el pelirrojo Jared Leto, siempre a las órdenes de Guy Ritchie.

Quien prefiera podrá pasar ese día de Holmes a Horten. El extraño señor Horten se llama la película del noruego Bent Hamer, habitué de festivales, algunas de cuyas previas (Kitchen Stories, Factotum) pudieron verse en ciclos en la Argentina. Esta, en la que algunos han querido ver un cruce entre Aki Kaurismäki y los Monty Python, pasó por Cannes. Si se viaja de Noruega a Suecia es posible toparse con la saga Millennium, best-seller internacional en tres partes de Stieg Larsson, cuyos inmanejables tomazos de tapa negra muchos manipularon con gran habilidad por aquí. Con estreno anunciado para el 19 de enero, La chica del dragón tatuado es la versión anglohablante de la primera novela de la serie (aquí se estrenó, un par de años atrás, la versión sueca). Años después de Se7en, David Fincher vuelve al policial ultra dark que le dio fama, con Daniel Craig (otra vez) en la piel del periodista Mikael Blomkvist, la ascendente Rooney Mara como la vengadora punk Lisbeth Salander y Christopher Plummer en el papel del poderoso Henrik Vanger. Los que saben la dan como posible candidata al Oscar.

Sobre trampas y traiciones de la política trata Secretos de Estado, nueva película dirigida por George Clooney, con el propio Clooney en el papel de gobernador y Ryan Gosling como el novato al que aquél (de)forma. También se anuncia para el 19. Lo mismo que Adultos jóvenes, que reúne a director (Jason Reitman) y guionista (Diablo Cody) de La joven vida de Juno, ahora con Charlize Theron como escritora recién separada, buscando cobijo en su pueblito de infancia. Junto con Los descendientes (ver más adelante), es una de las candidatas a ser “la indie del Oscar” de este año. En la misma fecha se estrenaría El mal del sueño, título que llevará la inquietante película alemana Sleeping Sickness, ganadora del Oso de Plata a Mejor Director en Berlín y parte de la competencia internacional del último Bafici. Y también Miniespías 4, siempre con el hiperkinético Robert Rodríguez a la cabeza, imponiendo la necesidad de jugarle a esta nueva una o más fichas.

Hoover, Peter, Thatcher, Scorsese y Spielberg

Otra que se dirige con paso firme a la ceremonia anual de fines de febrero es J. Edgar, la nueva de Clint Eastwood, que encabeza los estrenos del 26 de enero. Se trata de una biopic sobre J. Edgar Hoover, el hombre fuerte del FBI, a quien puertas adentro le daba, según dicen, por la lencería femenina. En el protagónico, Leonardo DiCaprio se pone por primera vez a las órdenes del director de Los imperdonables, aspirando también él a alguna nominación. La que seguro no llegará al Oscar es el otro estreno fuerte del último jueves de enero. Se trata de Peter Capusotto y sus 3 dimensiones, en la que el creador de Bombita Rodríguez, Violencia Rivas, Pomelo et al trae al cine a... Bombita Rodríguez, Violencia Rivas, Pomelo et al.

La dama de hierro domina los estrenos del 2 de febrero. Como a esta altura todo el mundo sabe, Meryl Streep compone con pelos y señales a Maggie Thatcher, en una nueva incursión del cine británico por la vida de sus poderosos de posguerra (recordar The Queen, que incluía a Tony Blair). ¿Hace falta decir que a fines del verano la actriz más veces nominada al Oscar va a ocupar por decimoséptima vez una butaca que a esta altura debería llevar ya su nombre? El mismo día se estrenará la también muy candidateable Los descendientes, la nueva de Alexander Payne después de Entre copas, con George Clooney como viudo en busca de rehacer su vida. ¿Alguien dijo Las confesiones del Sr. Schmidt? Sí, esa también era de Payne. Adrián y Ramiro García Bogliano, cuya Sudor frío fue uno de los más inesperados batacazos de 2011 (la séptima película argentina más vista del año), volverán a la carga ese mismo jueves con Penumbra, su nueva peli de terror.

Más vale respirar hondo antes de repasar los estrenos del jueves 9: ese día pasará de todo. Empezando porque volverá Spielberg, espadeando de nuevo con un enemigo a su altura. Caballo de guerra es el título del segundo estreno de Steven en la temporada: una de amor entre joven y caballo, con la Segunda Guerra como fondo. Tradicionalísima, pero también, dicen, tan bien narrada y emotiva como su director es capaz de hacerlo. En el otro rincón, su amigo Martin Scorsese, con una que Spielberg bien podría haber filmado. Se trata de Hugo, una en 3D para toda la familia, en la que gracias a su fábula con niño, anciano y autómata en la París de comienzos del siglo XX, el neoyorquino se las arregla para homenajear, parafrasear y reactualizar a Georges Méliès, inventor de la fantasía cinematográfica.

Pero eso es sólo para empezar, porque ese mismo jueves se reestrenarán Scarface (en copia digital remasterizada, como la de El Padrino) y la versión 3D de Star Wars, Episodio 1. ¿O es que alguien pensaba que George Lucas se iba a perder la posibilidad de pasar La guerra de las galaxias a 3D? El mismo día harán cola dos que supieron estar en la lista de las diez mejores de 2011 de más de un crítico. Una es Drive, nueva campeona de la superacción seca y minimalista, que le valió a su director (el noruego Nicolas Winding Refn) la Palma respectiva en el último Cannes. La otra es Take Shelter, fábula apocalíptica que también ganó premios en Cannes, arrasando en cuanto festival se presentó: otra doncella para el tío Oscar.

Un adicto al sexo, un topo, un niño asesino

Otra de las grandes ganadoras de premios del año pasado es Shame, la segunda de Steve McQueen, ex videoartista que no tiene nada que ver con el protagonista de Los siete magníficos y cuya ópera prima, Hunger, ya había sido una superfavorita de festivales, tres años atrás. Con Michael Fassbender en el protagónico, Shame es la historia (impactante, dicen algunos; punitiva, retrucan otros) de un adicto al sexo, que no puede parar. Su estreno se anuncia para el jueves 16. Lo mismo que El topo, nueva y muy elogiada versión (a cargo del sueco Tomas Alfredson, el del notable film de vampiros Criatura de la noche) de la celebérrima novela de espionaje de John Le Carré. A Gary Oldman le toca hacer el papel de Smiley, que alguna vez encarnó su compatriota Alec Guinness. Lo secunda el tout british acting, incluyendo entre otros a John Hurt y Colin Firth.

Diario de un seductor va a llamarse aquí The Rum Diary, otro estreno del 16, que le permite a Johnny Depp darse el gustito de protagonizar, una vez más (después de Pánico y locura en Las Vegas), una novela del demente de Hunter Thompson. El último jueves de febrero presentará un único estreno atendible, al menos hasta ahora. Uno solo, pero fuerte, como que se trata de otra de las grandes ganadoras de premios de 2011. Se llama We Need to Talk about Kevin, es la nueva de Lynne Ramsay (la de Ratcatcher y Morvern Callar) y la protagoniza Tilda Swinton, en un papel nada sencillo: el de mamá de uno de esos adolescentes que cada tanto agarran y asesinan a medio colegio. Otra indie que seguramente llegará a la ceremonia de fines de febrero en el Kodak Theatre: no por nada se estrenará en esta fecha.

Para finalizar, algunas aclaraciones: 1) los estrenos que aquí se reseñan no son todos, sino los más relevantes; 2) puede producirse toda clase de corrimientos, postergaciones y cambios de fecha: ya se sabe que el mercado cinematográfico argentino es sumamente volátil; 3) las películas cuyos títulos se mencionan en inglés todavía no tienen título local.

Compartir: 

Twitter
 

Los Muppets deberán salvar su viejo teatro de las garras de un ricachón desalmado.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice
  • CINE> El anuncio de las nominadas al Oscar calienta la cartelera local
    Los tanques no se toman vacaciones
    ESTRENOS DE VERANO
    La globalización impuso la costumbre de estrenar en todo el mundo las...
    Por Horacio Bernades
  • TELEVISION > EL TRECE VOLVIó A LIDERAR EL RATING EN 2011
    Una competencia sin suspenso
    Por Emanuel Respighi
  • LITERATURA > EL LIBRO DE LOS PLAGIOS, DE JUAN-JACOBO BAJARLíA
    Catálogo de letras amigas de lo ajeno
    Por Silvina Friera
  • PLASTICA > EL NUEVO LIBRO DE LA ESPECIALISTA EN ESTéTICA MARTA ZáTONYI
    Sobre el arte y la vida cotidiana
    Por Marta Zátonyi
  • MUSICA > UN VERANO QUE GANA TEMPERATURA CON RECITALES EN LA COSTA Y MáS ALLá
    El rock es la nueva ola
  • Visto & oído

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.