espectaculos

Lunes, 13 de agosto de 2012

CINE › CINEMITA OFRECERA UN PANORAMA DE LA CINEMATOGRAFIA ITALIANA CONTEMPORANEA

Es hora de aggiornar los lazos

El ciclo se desarrollará desde el próximo jueves hasta el domingo 26 en el Centro Cultural Borges y en el Malba. La idea de los organizadores es presentar la actualidad cinematográfica de un país que se parece bastante poco al de los tiempos del neorrealismo.

 Por Oscar Ranzani

Si el cine argentino tiene enormes dificultades para conseguir salas, la situación es similar o peor para las películas europeas. En el caso del cine italiano, es posible ver las nuevas historias de Nanni Moretti, pero no mucho más. Por eso, el Consulado de Italia organizó el ciclo Cinemita, que se desarrollará entre este jueves y el domingo 26 de agosto en el Centro Cultural Borges (Viamonte y San Martín) y el Malba (Figueroa Alcorta 3415). La muestra Cinemita ofrecerá un amplio panorama del cine italiano contemporáneo, desde las producciones de cineastas reconocidos internacionalmente como Pupi Avati, Giuliano Montaldo, Ferzan Özpetek hasta la de jóvenes talentos como Angelo Longoni, Gabriele Muccino y Massimo Venier, entre otros.

“La idea del ciclo nació en el marco de una política cultural que estamos intentando desarrollar en el consulado y con el apoyo de la embajada y de las instituciones italianas que se ocupan de este tema”, comenta el cónsul general de Italia, Giuseppe Scognamiglio. “Buscamos ampliar la oferta cultural en un país que siempre ha tenido mucho interés por la cultura italiana”, agrega Scognamiglio, que vincula esa idea a los lazos de sangre que unen a la Argentina con Italia. “Después de años de intensas relaciones culturales que siguen fuertes, quizá la oferta cultural ha disminuido por varias razones.” Y, en particular, el cónsul observa que eso ha sucedido en el campo del séptimo arte “porque el cine italiano ha sido muy conocido hasta los años ’80. Y por supuesto, ahora, como pasa en muchos países, es difícil que lleguen a través de los canales comerciales muchas películas italianas”. Entonces, a Scognamiglio le pareció importante presentar a través de esta muestra “un país bastante diferente del que las películas del neorrealismo han representado y acercar un poco más la actualidad del panorama cinematográfico italiano a la Argentina”.

En el auditorio del Malba se exhibirá La noche antes de los exámenes, dirigida por el reconocido guionista de cine y televisión Fausto Brizzi, cuya ópera prima está ambientada en el Mundial 2006 de Alemania. Mientras la Selección de fútbol de Italia se prepara para conquistar un nuevo campeonato, el protagonista de la historia, Luca Molinari, se enfrenta no sólo a la pasión que siente por la Azzurra sino también al amor por una mujer y a la inmadurez de su padre. Giuliano Montaldo –que se inició como director con Tiro al piccione, un film sobre la resistencia italiana– decidió enfocar en El industrial sobre un turinés de cuarenta años que hereda la fábrica de su padre. No le resultará sencillo mantener el negocio familiar: la fábrica está al borde de la quiebra y las deudas afloran a borbotones. Como si fuera poco, también deberá enfrentar una crisis matrimonial. Otro drama es El verano de mi hermano, de Pietro Reggiani, cuya historia está ambientada en Verona, 1970. Sergio es un niño muy introvertido que cuando sus padres le dicen que va a tener un hermanito comienza a imaginar situaciones horrendas.

Iniciado como colaborador de Pier Paolo Pasolini, Pupi Avati se consolidó con el paso del tiempo como un cineasta de culto. En el Malba se proyectará La segunda noche de bodas, una historia ambientada en la Italia del fin de la Segunda Guerra Mundial. Liliana es una mujer viuda que debe abaondonar Bologna junto a su hijo debido a problemas económicos. Con un tono melancólico, el film aborda temáticas que el cine italiano trató en diversas oportunidades como el fin de la guerra, la miseria y las migraciones. De Rocco Mortelliti se podrá ver La de-saparición de Pató: durante la conmemoración del Viernes Santo, un grupo de actores representa “La pasión de Cristo”, pero misteriosamente, el que interpreta a Judas, desaparece y su mujer emprende el camino de la búsqueda para dar con el paradero de su marido.

Uno de los atractivos del cine joven italiano es Caravaggio, dirigido por el guionista y director teatral, televisivo y cinematográfico Angelo Longoni. Se trata de un film que, en clave de ficción, muestra la figura rica y, a la vez, contradictoria de un artista cuya vida transitó entre la dualidad y el sufrimiento. En Caravaggio, Longoni contó con un nombre importante del cine italiano: Vittorio Storaro fue el responsable de la fotografía. Otro representante joven es Gabriele Muccino, quien tiene en sus recuerdos el premio del público del Festival de Sundance 2001 por El último beso. En este ciclo, se exhibirá Bésame más, cuya trama cuenta con la misma pareja protagónica de El último beso, de la cual Bésame más es una suerte de continuidad. Carlo y Giulia están a punto de concretar la separación y sus amigos se debaten entre la depresión y las drogas. El film aborda a través de esta historia las frustraciones de quienes están entrando en la cuarta década de vida y no encuentran un futuro promisorio. Entre los films que se verán en el C. C. Borges figura Un día perfecto, del director ítalo-turco Ferzan Özpetek. Ambientada en una noche de mayo en Roma, la historia se inicia cuando la policía decide ingresar a un departamento sin saber si se acaba de cometer un delito o se trata de una falsa alarma. Pronto, un grupo de personajes de la ciudad se cruzarán y la tensión se incrementará. Considerado uno de los mayores exponentes del cine emergente, Francesco Bruni dirigió Scialla!, una comedia que tiene como protagonista a un profesor que decide abandonar la enseñanza escolar para dedicarse a lo que más le gusta: la escritura.

El actor Massimiliano Bruno debutó como director con Nadie me puede juzgar, ficción que sigue las vivencias de Alice, una mujer de 35 años que tiene un hijo y que vive lujosamente gracias a que su marido es millonario. Pero el hombre muere imprevistamente en un accidente, y todos los lujos que Alice se daba desaparecerán. Entonces, no encuentra mejor decisión para recuperar su vieja vida que convertirse en una prostituta de nivel. También en el Borges se exhibirá Generación de mil euros, de Massimo Venier: Matteo es un joven treintañero que acaba de egresar de la universidad con un alto promedio debido a su facilidad para resolver las matemáticas. Pero en su vida íntima, los problemas le resultan mucho más difíciles de resolver: su novia lo abandona, es desalojado y está por perder su trabajo. El director Carmine Amoroso –que fue asistente de dirección de Claudio Risi y Lina Wermüller y guionista de Parenti serpenti, de Mario Monicelli– narra una historia llena de actualidad: la amistad que entablan un italiano y un inmigrante rumano que comparten un departamento en Roma.

* Programación completa, sedes y horarios en www.malba.org.ar y www.ccborges.org.ar.

Compartir: 

Twitter
 

Giuliano Montaldo es responsable de El industrial.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.