espectaculos

Martes, 14 de agosto de 2012

CINE › SERGIO RENTERO, SOCIO FUNDADOR DE CINEMA GOTIKA

“Tomar el original y ponerlo en valor”

Esa es la consigna de la empresa de remasterizaciones que cuenta con el primer equipo de posproducción de alta definición (HD) de Latinoamérica y que trabaja en la digitalización de unas doscientas películas nacionales que se verán en Incaa TV.

 Por Oscar Ranzani

Hace diez años nació Cinema Gotika, empresa líder en remasterizaciones de películas, que cuenta con el primer equipo de posproducción de alta definición (HD) de Latinoamérica. Con un prestigio ganado por sus relevantes trabajos –que tienen tanto de técnicos como de artísticos–, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales decidió contar con sus servicios para mejorar la calidad de imagen y sonido de películas argentinas que se exhiben en la señal Incaa TV. Clásicos como Cuesta abajo (1934), Monte criollo (1935), Madreselva (1938), Los pagarés de Mendieta (1939), Los martes, orquídeas (1941), La doctora quiere tangos (1949), La trampa (1949), Martín Fierro (1968) y muchos otros pasaron por las máquinas y por las manos de quienes forman parte de Cinema Gotika para realizar una tarea sumamente necesaria si se tiene en cuenta la importancia de la preservación de joyas del cine argentino.

Cuando las autoridades de Incaa TV se reunieron con las de Cinema Gotika quedó acordado el trabajo buscando “que las películas argentinas se vean mejor, es decir, que no sientas la vergüenza que sentías cuando veías Volver”, cuenta a Página/12 Sergio Rentero, socio fundador de Cinema Gotika, quien aclara que “no porque Volver tuviese la culpa, sino que tenía lo que había, lo que se le entregaba, y lo que estaba en VHS era tan malo como lo que se veía en Volver”, explica. Cuando el proyecto comenzó a tomar forma, se empezó a hacer un trabajo modelo con un pequeño grupo de películas “para explicar visualmente y sonoramente el proyecto, porque era muy difícil hablar de remasterización”, señala Rentero. “Era lindo hablar, lo veníamos haciendo pero era muy difícil de explicar.” Desde entonces, lo que se busca es mejorar la calidad del material y, principalmente, “hacer que la señal sea homogénea, que todo tenga una calidad similar”, indica Rentero.

Para explicar qué es la remasterización de una manera que cualquiera lo entienda hay que tener en cuenta el relato de Rentero: “Es tratar de acercarse lo más posible al original –comenta–. Remasterizar es tomar el original y ponerlo en valor. Esa es la mejor manera de explicar qué es el término: es poner en valor un original que, por el momento en que fue hecho, no pudo tener ciertas características, pero el original conserva las aptitudes para tenerlas”, subraya Rentero. ¿Cualquier película es factible de poder ser remasterizada? “En esta parte, para Incaa TV nosotros estamos trabajando con soportes digitales. Por un tema de presupuesto y de disponibilidad de esos materiales no podíamos aspirar más que a partir de esos digitales. La idea en breve es poder empezar a trabajar sobre los originales fílmicos de las películas, donde ahí ya vamos a estar hablando de una remasterización con restauración. Y estamos hablando de una puesta en valor de películas; por ejemplo, van a tener Rosaura a las diez en HD. Es un gran trabajo de remasterización. Esta es la idea de la nueva etapa de Incaa TV para poder lanzar la señal netamente en HD”, anticipa Rentero.

En cuanto al proceso de remasterización, cuando se trabaja con soportes de video originales se los digitaliza. Y para el caso del fílmico, las películas se escanean en altísima resolución para poder trabajar sobre ellas. Independientemente de si se escanearon, fueron digitalizadas o vinieron en un soporte digital, pasan al primer proceso de restauración. “Lo primero que encontrás en las películas en fílmico es un montón de defectos mecánicos en la misma. Pueden ser saltos de la película, manchas blancas, pelos, rayaduras, suciedad. Todo eso hay que removerlo de la película. Se hace primero un proceso automático donde máquinas muy poderosas analizan el material y van tratando de encontrar los defectos más evidentes. Y después, el humano visualiza y supervisa lo que hizo la máquina y termina de corregir los defectos formales que ensucian la pantalla”, explica Rentero. A su vez, la imagen y el sonido pasan por canales diferentes. “El sonido tiene una restauración como la que mencioné para la imagen: se empieza a escuchar el material y se limpia de frituras, de roturas, incluso fallas mecánicas que se produjeron en el soporte fílmico. Se lo limpia como se limpia la imagen. Una vez que están esos dos procesos, pasan a otro proceso de color (en el caso de imagen) y de ecualización (en el caso del sonido). Todo eso es el corazón de la remasterización”, informa Rentero.

Para poder lograr armónicamente el proyecto de Incaa TV, Cinema Gotika tuvo que realizar un proceso industrial porque se trata de un canal de televisión. “De modo que no podés tomarte un trabajo de ocho meses por película porque jamás saldrías al aire. Entonces, buscamos lograr una calidad costo-tiempo-beneficio altísima que es lo que se ve en el canal”, cuenta Rentero. Y agrega que están despachando aproximadamente tres películas por semana de un grupo de doscientas que se van a remasterizar en esta etapa.

Compartir: 

Twitter
 

“Buscamos una calidad costo-tiempo-beneficio altísima, que es lo que se ve en Incaa TV”, dice Rentero.
Imagen: Joaquin Salguero
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.