espectaculos

Sábado, 7 de junio de 2014

CINE › LOS NUEVOS SUBSIDIOS DEL INCAA Y LAS REACCIONES EN EL MUNDO DEL CINE

Otro empujón para el cine argentino

Ayer se oficializaron los nuevos montos en el Boletín Oficial, con subsidios que van de 1,8 a 6,8 millones de pesos. El anuncio realizado el jueves pasado por la presidenta Cristina Fernández fue celebrado por productores y cineastas.

Tras el anuncio del aumento a los subsidios para películas argentinas, realizado el jueves pasado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el Gobierno oficializó ayer, a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial, los nuevos montos de esos subsidios. Con la nueva regulación, las producciones de mayor despliegue –pertenecientes a la llamada “primera vía”– recibirán un máximo de 6,8 millones de pesos para los films “con interés especial”, y de 5 millones para los largometrajes sin interés especial. Una segunda “vía” o categoría tendrá ahora subsidios con montos máximos de 4,3 y de 3,7 millones de pesos, según tengan o no interés especial. Para las producciones más pequeñas, por último, el subsidio máximo será de 2,5 o de 1,8 millones de pesos.

El decreto especifica que el aumento apunta a “permitir a las producciones de alto presupuesto condiciones adecuadas de competitividad con grandes producciones internacionales”. Los montos máximos seguirán establecidos según las tradicionales “vías” (una clasificación en función del tipo de producción) establecidas por el Instituto Nacional del Cine y Artes Audiovisuales, encargado de asignar los subsidios. También habrá un incremento destinado a la compra de equipamientos, de acuerdo al fondo de fomento con el que cuenta el instituto que dirige Lucrecia Cardoso, conformado con lo recaudado por impuestos que gravan la exhibición cinematográfica. El mismo decreto beneficia a las productoras de contenidos audiovisuales, facultando a la Jefatura de Gabinete de Ministros a celebrar acuerdos con personas físicas o jurídicas a fin de la cancelación de deudas impositivas, aduaneras y/o previsionales que mantengan con la AFIP.

“Debo confesarlo, soy una cinéfila y me siento frente a una película a mirarla. También tenemos que acostumbrarnos a mirar un poco más allá y saber que a partir de una película hay una formidable industria y la posibilidad de desarrollo cultural”, había dicho la Presidenta en el anuncio de este aumento. Productores y directores de cine argentinos destacaron ayer el anuncio, señalando que se trata de un aumento largamente esperado. Desde Uruguay, donde escribe su próxima película, el cineasta y productor Luis Puenzo sostuvo: “El monto del costo promedio de las películas estaba muy atrasado y era muy difícil hacer una película, porque el dinero no alcanza. Creo que pese a estas medidas todavía no alcanza, pero igual es mejor de lo que estaba, es más aproximado y más realista”.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Industrias Audiovisuales (CAIC), Hernán Musaluppi (productor de El custodio y Medianeras) destacó: “había un desfasaje y está actualización es una noticia muy buena y necesaria. Todavía estamos un poco lejos de los valores reales, aunque hay que destacar esta medida como un logro de la nueva administración del Incaa”. “El Incaa está trabajando con el sector de la producción en muchos otros temas, hay realmente una comprensión de la problemática del sector audiovisual. Lo que viene ahora es una discusión sobre cosas más integrales que no tienen que ver con los montos, sino con la forma de producir”, añadió.

Para Martín Desalvo, autor del filme El día trajo la oscuridad y vicepresidente del Proyecto de Cine Independiente (PCI), “era una medida absolutamente necesaria, que se venía pidiendo desde todos los sectores, porque va a impactar en la revitalización de la industria”. “Es un paso hacia la maduración de una industria más sólida, más seria y más responsable en la generación de contenidos. Es un primer paso que debe valorarse y festejarse, porque tendrá un impacto positivo en el mediano y corto plazo, aunque creo que de acá a un tiempo razonable debería volver a ajustarse”, añadió.

“Era necesario, se hacía muy difícil proyectar una película dado que el subsidio no llegaba a cubrir los costos actuales”, expresó por su parte Nicolás Savignone, realizador del film documental Hospital de día y de la ficción Los desechables. “Según el informe de la asociación Directores Argentinos Cinematográficos, el costo medio de una película real duplicaba el costo medio que otorgaba el Incaa, por lo que resultaba urgente la actualización para seguir produciendo”, agregó. “Desde ya que celebro la política de subsidio al cine, porque es una industria que genera miles de puestos de trabajo”, concluyó el realizador.

Compartir: 

Twitter
 

Lucrecia Cardoso, titular del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales.
Imagen: Télam
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared