espectaculos

Domingo, 13 de julio de 2014

CINE › INSOLITA AMENAZA DE KIM JONG-UN POR UNA LOCA ENTREVISTA

Una guerra por una película

Seth Rogen y James Franco son dos personajes de la TV sensacionalista que, frente a la posibilidad de entrevistar al dictador norcoreano, son enrolados por la CIA para asesinarlo. El presidente no se lo tomó a broma: amenaza con “una respuesta despiadada”.

 Por Horacio Bernades

Kim Jong-un, dictador en ejercicio de Corea del Norte, amenazó a Estados Unidos con “una venganza despiadada”, por culpa de... ¿un incidente fronterizo, la muerte de un soldado por algún “descuido” militar, sospechosos movimientos de la Séptima Flota en el Mar del Japón? Nada de eso: lo que podría llevar a la guerra a la República Popular Democrática de Corea y los Estados Unidos es una comedia indie que ni siquiera se estrenó. Para el 10 de octubre está previsto el estreno de The Interview, escrita y dirigida por Evan Goldberg y Seth Rogen, los mismos de la comedia apocalíptica Este es el fin, que por lo visto están con todas las pilas y a quienes ahora no se les ocurrió mejor idea que hacer de Kim Jong-un el malo de la película. Así, con nombre y apellido. Lo cual hizo estallar al verdadero Kim Jong-un, que por lo visto apunta ya sus misiles en dirección a América.

El 25 de junio, la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte difundió un comunicado oficial, tras la difusión del trailer de The Interview. En el comunicado en el que no se mencionaba a la película por su nombre, el gobierno de ese país la declaraba “un acto de guerra” y un “descarado acto de terror”, calificando a los realizadores de “gangsters” y considerando la afrenta “intolerable”. Por lo cual, en caso de que Obama y los suyos no frenaran el estreno de esa máquina bélica-audiovisual, la respuesta por parte del gobierno de Jong-un sería “resuelta y despiadada”. Unos días antes, un vocero del gobierno de la RPDC había opinado que “una película sobre el asesinato de un líder extranjero refleja lo que los Estados Unidos hicieron en Afganistán, Irak, Siria y Ucrania”. “No olvidemos que fueron los propios estadounidenses los que asesinaron al presidente Kennedy”, continuó el vocero, que de paso aconsejó a Obama cuidarse de no seguir el mismo destino que su lejano predecesor.

La Casa Blanca no emitió respuesta oficial, como tampoco lo hicieron los responsables de la película. Apenas un par de tweets de Seth Rogen, quien además la coprotagoniza, junto a su amigote James Franco. “Aparentemente Kim Jong Un (sic) planea ver The Interview. ¡Ojalá le guste!”, dice uno de ellos. “Normalmente la gente no quiere matarme hasta después de pagar su entrada”, afirma el otro. Ahora acaba de trascender que el embajador de Corea ante las Naciones Unidas presentó una protesta oficial ante ese organismo, en la que sigue sin referirse a la película por su nombre. Se argumenta allí que si el gobierno de Estados Unidos no prohíbe la distribución internacional de la película, estará “promoviendo el terrorismo y cometiendo un acto de guerra”.

Producida por Sony para Columbia Pictures y a estrenarse en Argentina el 9 de octubre con el título Una loca entrevista, en The Interview Seth Rogen (protagonista de Buenos vecinos, actualmente en cartel) hace de productor de un programa descaradamente sensacionalista de televisión. Cuando junto con el conductor (Franco, que también acompañaba a Rogen en Esto es el fin) descubren que Kim Jon-un es fan del programa, deciden viajar a Corea para entrevistarlo, legitimándose así como periodistas “serios”. Es allí que la CIA los contrata para asesinarlo, y habrá que esperar unos meses para saber si lo logran o no. Lo seguro es que el estreno de The Interview convertirá el tomarle el pelo a la familia presidencial coreana en toda una tradición cinematográfica.

Como se recordará, diez años atrás Matt Stone y Trey Parker, creadores de la serie South Park, habían hecho lo propio con Kim Jong-il, fallecido papá de Jong-un, en Team América: World Police, largometraje con marionetas en el que aquél hacía una aparición estelar, volando la Torre Ei-ffel, el Coliseo romano y otros monumentos históricos de Occidente. Lo cual motivó en su momento una reacción del Jong-il real, bastante más light por cierto que la de su hijo. Jong-il se limitó a pedir, sin éxito, que el gobierno checo prohibiera la película. Team America se estrenó en Estados Unidos el 14 de octubre de 2004, con lo cual la fecha de estreno pautada para The Interview tal vez constituya un homenaje a aquélla. Algo perfectamente posible, teniendo en cuenta el volumen de citas, referencias y homenajes cinematográficos de todo tipo contenidos en Este es el fin.

De hecho, es imposible no asociar la premisa de The Interview con la de Argo, donde la CIA fabula la filmación de una película inexistente, como forma de rescatar a un grupo de rehenes en la Irán de Khomeini (lo cual, como se recordará, sucedió en realidad en 1978). O con la de Una guerra de película, de Ben Stiller, donde un grupo guerrillero asiático confundía al elenco de una película bélica con verdaderos mercenarios yanquis. Así como la airada reacción del dictador coreano recuerda la de las autoridades de Kazajistán ante el estreno de Borat, donde Sacha Baron Cohen no dejaba precisamente bien parados a los nativos de ese país. En aquel momento la embajada de ese país exigió a HBO despedir a Baron Cohen, y en Rusia y otras ex repúblicas soviéticas la película fue prohibida.

Curiosamente, la reacción de Jong-un ante The Interview fue profetizada con unos días de anticipación, en forma de broma. El 12 de junio pasado, la página de Internet The Improper difundió la declaración del gobierno de Corea del Norte como noticia falsa... una semana antes de que se volviera verdadera. Lo cual termina de confirmar que, a veces, la distancia reinante entre el humor político y el disparate es casi igual a cero.

Compartir: 

Twitter
 

Kim Jong-Un, presidente de Corea del Norte, en el centro de la comedia de Hollywood.
Imagen: EFE
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.