espectaculos

Lunes, 20 de julio de 2015

CINE › RELATOS SALVAJES FUE LA GRAN GANADORA DE LOS PREMIOS PLATINO, EN MARBELLA

Un éxito que llegó a la Costa del Sol

La película dirigida por Damián Szifron se llevó ocho galardones, de los doce a los que aspiraba. En esta gala del cine iberoamericano, el actor Antonio Banderas recibió el Premio Platino de Honor por su trayectoria.

 Por Oscar Ranzani

Página/12 En España

Desde Marbella

La ciudad más turística de la Costa del Sol del sur de España se caracteriza por su importante cantidad de hoteles, playas que no tienen mucho que envidiarle al Caribe y por un parque automotor con modelos de autos fabricados después del 2000. Pero si hay algo que impacta mucho de Marbella, más allá del lujo que destila esta ciudad andaluza, es la cantidad de flores que le otorgan un colorido natural: por las calles es posible ver todo tipo de flores, aunque prevalecen las Santa Rita y las rosas chinas. Florecen por todos lados. Y lo que también floreció el sábado por la noche fue el cine argentino: de las diez nominaciones que tenía la coproducción argentino-española Relatos salvajes, de Damián Szifron, obtuvo ocho Premios Platino, convirtiéndose de esta manera en la gran ganadora de la segunda edición de entrega de esta galardones que otorgan la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda) y la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos (Fipca).

El tercer largometraje de Szifron obtuvo el Premio Platino a la Mejor Película Iberoamericana (competían films que pertenecen a países que conforman Iberoamérica), pero Szifron también se llevó la mayor distinción como director, guionista y el Platino al Montaje (en este caso junto a Pablo Barbieri). En diálogo con Página/12, el director argentino señaló: “Entre las cosas que más me hicieron feliz estuvo la posibilidad de agradecerle personalmente a gente que admiro mucho y que se acercó a felicitarme por haber visto la película sin saber que aprendí muchísimo de ellos. Hablo de directores de cine, productores, actores, mucha gente con cuyas películas yo crecí”.

En una ceremonia muy bien realizada en medio de una cantera excavada en una de las montañas que rodean a esta bella ciudad balnearia andaluza, Szifron recibió los Platino mencionados, mientras que productores y colaboradores suyos recibieron los premios a la Mejor Música (Gustavo Santaolalla) y Mejor Sonido (José Luis Díaz). Otra de las protagonistas de la noche fue la intérprete argentina Erica Rivas, que venía de ganar el viernes el Premio Platino del Público y que ahora obtuvo –en medio de una gran emoción– el Premio Platino a la Mejor Actriz de manos de su colega Guillermo Francella. Uno de los dos premios que no pudo cosechar Relatos... fue el de Mejor Interpretación Masculina, para el que estaba nominado Leonardo Sbaraglia, y el galardón recayó en manos de Oscar Jaenada por Cantinflas. El otro fue el de Mejor Fotografía, con el que se alzó Alex Catalán, por su labor en La isla mínima, el largometraje español que era otro firme candidato y que sólo obtuvo esa distinción.

El Premio Platino a la Mejor Dirección de Arte fue también para Relatos salvajes: lo recibió Clara Notari. La directora de arte comentó a este diario todo lo vivido: “Desde que empezó, fue una película particularmente diferente, porque, de entrada, me encontré con un guión increíble, lo conocí a Damián, empezamos a construir la imagen de la película. Fue un proceso súper interesante en lo que a preproducción se refiere. Y luego el rodaje también. Fue una película diferente por su concepción, por cómo está planteada con seis historias separadas y unidas por un hilo conductor, pero de todas maneras muy diferentes en género y en visualidad. Y luego tuvimos la gran satisfacción de que la haya visto mucha gente, que haya sido un éxito, pero sobre todo que haya llegado a lugares inimaginables”. En cuanto a su trabajo, resaltó: “Nuestro rol es el de transformar las palabras en espacios donde los actores puedan encarnar los personajes. Uno recibe un cuerpo de información que son palabras con una trama y, de ahí, hay que rescatar los afectos de cada escena y poder armar el universo para que todo lo que suceda en la pantalla, tenga que ver”.

Si se analiza todo el camino recorrido por el film, uno de los más taquilleros de la historia del cine argentino, y su éxito en lugares tan diferentes, se puede entender que si bien Relatos... está anclada en la Argentina, las historias tienen un sentido universal y tal vez eso haya influido bastante en el gusto del público y de la crítica. El creador de la exitosa serie televisiva Los simuladores tiene su propia visión: “Todo tiene un sentido universal. En toda obra genuina, en todo guión siempre hay algo universal porque pertenecemos al universo. Eso es algo inevitable. Nos une algo que es mucho más poderoso que nuestro pasaporte y la nacionalidad. Nos une el ADN. Compartimos reacciones, deseos y miedos similares que vienen desde miles y millones de años atrás, porque incluso vienen de los animales. Entonces, creo que la película toca esa fibra, en algún punto, y hay cierta complicidad que hubiese sido posible en la época de los cavernícolas. La historia del episodio de los dos coches en la ruta podría ser contada en cualquier región, contexto y en cualquier época. La traición entre el hombre y la mujer en el matrimonio también. La película se concentra en el placer de la reacción contra la hostilidad externa, contra la agresión, contra el abuso de poder y contra el abuso de autoridad”, explicó Szifron.

La fiesta del cine argentino en Marbella no fue completa porque Matías Lucchesi no pudo subir a recibir la distinción por su ópera prima Ciencias naturales: el galardón en el rubro Opera Prima quedó para la venezolana La distancia más larga, de Claudia Pinto. Por su parte, las producciones brasileñas O menino e o mundo y O sal da terra, se impusieron respectivamente en los apartados de Mejor Película de Animación y Mejor Documental.

Con animadores como Imanol Arias, Santiago Segura y Eugenio Derbez, y las actuaciones musicales de David Bisbal, Luis Fonsi, Miguel Bosé y la histórica Rita Moreno (que entregó el Premio Platino de Honor al actor, productor y director español Antonio Banderas), la ceremonia fue abierta con un homenaje que Lolita y Rosario Flores rindieron –cantando el bolero “Algo contigo”– a la participación de la mujer en el cine iberoamericano. Maribel Verdú, Joaquín de Almeida, Pilar López de Ayala, Darío Grandinetti, Edward James Olmos y Julio Medem fueron sólo algunas de las figuras estelares que pasaron por la alfombra roja de esta gala del cine iberoamericano. “Buscamos romper con los tabúes de la distribución y poner al cine iberoamericano en el lugar que realmente merece en el mundo. Se trata de una industria que está más en forma que nunca y eso lo demuestran las 760 películas de habla hispana y portuguesa que se presentaron para la selección”, afirmó el actor Imanol Arias en la apertura de la ceremonia, dejando claros algunos de los objetivos para los que fueron creados los Premios Platino.

Los Premios Platino deben “servir como plataforma para consolidar el respeto que han conseguido nuestras producciones en el mundo”, destacó Antonio Banderas al recibir su estatuilla a su extensa y exitosa trayectoria. El intérprete, oriundo de la vecina Málaga y nominado en tres ocasiones a los Globos de Oro, puso de pie a todos los asistentes a la ceremonia, que lo ovacionaron cuando –usando las palabras del escritor español Miguel de Cervantes– abogó por el valor de estos premios y dijo que pese a los obstáculos, la industria iberoamericana debe confiar en el tiempo, “que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades”.

En la ceremonia estuvo presente la presidenta del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales de la Argentina (Incaa), Lucrecia Cardoso. Al momento de analizar la representación del cine argentino en los Premios Platino, Cardoso le dijo a Página/12: “Estos son años muy importantes para el cine argentino y eso se refleja en todos los mercados y festivales internacionales en los que estamos participando. Estos Premios Platino hablan del cine argentino del 2014 y, por supuesto reflejan esa gran trayectoria que tuvieron nuestras películas en el país y, además, llegando al 18 por ciento de la taquilla por primera vez en mucho tiempo”. Cardoso también destacó que lo interesante de estos premios “tiene que ver con lo iberoamericano, con este mercado de cine iberoamericano que ya existe desde la producción”, mientras explicó que en el tema de las coproducciones “está muy presente Iberoamérica”. Entonces, estos Premios Platino “vienen a profundizar una industria que ya está trabajando articuladamente, en coproducción, pensando proyectos cada vez más ambiciosos, más industriales, y viendo un mercado mucho más grande que el mercado propio”, resaltó la titular del Instituto.

Compartir: 

Twitter
 

Szifron recibe una de las distinciones.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.