espectaculos

Martes, 26 de julio de 2016

CINE › TAMBIéN HUBO ESTATUILLAS PARA DOLORES FONZI Y GUILLERMO FRANCELLA

Noche de reconocimiento para el cine argentino

La ciudad turística más famosa del Uruguay tuvo la fiesta del cine acorde a su medida: con glamour por doquier. El domingo por la noche se celebró la tercera edición de los Premios Platino al Cine Iberoamericano, organizados por la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda). Y en la celebración no faltaron las distinciones para el cine argentino: Guillermo Francella, por su labor en El clan (de Pablo Trapero), y Dolores Fonzi, por su brillante interpretación en La patota (Paulina, en España, dirigida por Santiago Mitre) fueron galardonados como Mejor Actor y Mejor Actriz, respectivamente. La gran ganadora de la noche fue la coproducción colombiana-argentina-venezolana El abrazo de la serpiente, dirigida por el colombiano Ciro Guerra, que se llevó siete premios Platino sobre las ocho nominaciones que tenía, incluyendo Mejor Película y Mejor Director.

“Ha sido un viaje extraordinario todo lo vivido por El clan y que esta distinción venga desde un rol que transité algo diferente desde lo interpretativo a lo que venía haciendo”, dijo Francella. Es que el capocómico dejó la risa de lado, como ya lo había hecho en El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella, aunque en esta ocasión para meterse en la piel del siniestro Arquímedes Puccio, el líder de una banda familiar que, entre 1982 y 1985, efectuó secuestros extorsivos a empresarios que luego asesinaba. Aunque a la distancia cueste imaginarlo, aquel actor que personificaba a un hombre baboso y mujeriego en la telenovela Naranja y Media recorrió un camino interpretativo notable para plasmar toda la gelidez que requería el personaje de la película de Pablo Trapero (quien no ganó ni en las categorías Director ni Guión).

Por su parte, Fonzi tuvo una particular manera de celebrar el premio, con un reclamo: al grito de “Libertad para Belén”, mostró un cartel pidiendo libertad para la joven tucumana que hace más de dos años llegó a un hospital de su provincia con dolores abdominales y sufrió un aborto espontáneo. Médicos y enfermeras la denunciaron, y está presa desde entonces. Fue acusada de “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por alevosía”.

En La patota, Fonzi es la joven abogada Paulina, que pretende dejar la comodidad burguesa para dar clases de formación política en un colegio secundario de un barrio rural y pobre de la provincia de Misiones, donde, tras ser violada por un grupo de jóvenes, decide seguir adelante con su proyecto y no interrumpir su embarazo. La actriz reconoció ante Página/12 que fue el personaje más difícil de componer. “Por concentración, dilema, debate interno y cantidad de páginas de escenas en plano secuencia: en todo sentido, fue lo más complejo que hice hasta ahora”, analizó Fonzi. La película de Mitre es una remake de la homónima de Daniel Tinayre, pero “la gracia de Mariano Llinás al escribirla y de Santiago Mitre al dirigirla la convirtieron en contemporánea; o sea, al cambiar la religión por la ideología en lo que sostiene al personaje, cambió todo”, señaló Fonzi.

Por su parte, El abrazo de la serpiente ganó como Mejor Película de Ficción, Dirección, Música Original, Montaje, Dirección de Arte, Fotografía y Sonido. “Comparto este premio con las comunidades amazónicas que permitieron conocer sus secretos. Es también un momento especial para Colombia. Espero que sea el momento de la paz”, agradeció Guerra.

Compartir: 

Twitter
 

Fonzi celebró el premio con el reclamo de “¡Libertad para Belén!”.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.