espectaculos

Martes, 19 de diciembre de 2006

CINE › MERCEDES SAMPIETRO EN PANTALLA PINAMAR

“Ya no hay películas para mí”

La actriz española Mercedes Sampietro llegó a Pantalla Pinamar 2006/2007, que finalizó el domingo, como integrante de la delegación del film Reinas, de Manuel Gómez Pereira, pero también aprovechó su fugaz visita para anunciar su salida como titular de la Academia del Cine de su país. La intérprete de Lugares comunes y Gary Cooper que estás en los cielos llegó a Pinamar desde La Habana, donde por última vez ejerció al frente de la entidad cinematográfica española en el transcurso del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

La película Reinas la reunió con Carmen Maura, Verónica Forqué y otras estrellas españolas junto a la argentina Betiana Blum, “y fue una superproducción, para lo que es el cine español, hasta teníamos una caravana (motorhome) para cada una”. Para la actriz, “allí teníamos todos los lujos, fue una experiencia que teníamos que vivirla, y además contábamos con la dirección de Manuel (Gómez Pereira), que es un ser encantador, alguien que siempre tiene buen talante, que te hace disfrutar”. Por ser cinco historias distintas “también fueron cinco películas distintas y eso nos impidió estar todas juntas al mismo tiempo; como era una historia sobre chicos gay, a mí me tocó con Verónica, ya que nuestros hijos estaban liados entre sí”. “En realidad fue una película de que la que se esperaba mayor repercusión de público, ya que era la primera de Warner en España, pero no resultó tanto, por esos imponderables que siempre existen, ya que hay cosas que no se pueden calcular”, reflexionó.

Consultada sobre sus próximos pasos artísticos, Sampietro fue rotunda: “Nada, cero”, y contó lo difícil que es para una actriz ya madura que se escriban guiones para ella. “Es un fenómeno universal, no sólo español”, lo calificó. “Para los varones es distinto, un hombre puede hacer de galán hasta muy entrado en años, pero para las mujeres es distinto; yo hasta he pensado en presentarme con peluca blanca ante los productores, a ver si me ven como abuelita”, bromeó. Sampietro habló también sobre las dificultades que tuvo para mezclar su vida profesional y la privada, ya que muchos directores la han encasillado “en esas mujeres potentes y sin necesidad de un hombre al lado” con que dotó a sus personajes para la extinta Pilar Miró. “Yo estaría en muy buenas condiciones para hacer comedia, ya que soy muy payasa –dijo–, no graciosa, porque no lo soy, sino payasa; así que no he interpretado toda la gama ni gran parte de ella, como me gustaría.” Dijo asimismo que nunca trabajó con Pedro Almodóvar “porque Pedro no me llama” y que conoció al manchego en su más tierna juventud, cuando ambos interpretaban en teatro una versión muy estridente de La casa de Bernarda Alba.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.