espectaculos

Viernes, 17 de agosto de 2007

CINE › “EL RESULTADO DEL AMOR”, DE ELISEO SUBIELA

Dios, el diablo y la villa

 Por Horacio Bernades

5

EL RESULTADO DEL AMOR
Argentina, 2007.

Dirección y guión: Eliseo Subiela.
Intérpretes: Sofía Gala Castiglione, Guillermo Pfening, Norma Argentina, Julio Arrieta, Romina Ricci y Jorge D’Elía.

Una película de Eliseo Subiela que lleve la palabra amor en su título, que transcurra en buena medida en una villa miseria e incluya una violación, sida, lecturas en voz alta y apariciones de la Virgen María no suena como lo más prometedor del mundo. Pero entre los aciertos de casting, el despojamiento casi espartano de la dirección de arte y puesta de cámara, la atenuación de salvacionismos, moralismos, poetismos y trascendentalismos (aunque que los hay, los hay), cierta frescura y, sobre todo, un puñado de momentos de verdadero cine, El resultado del amor termina siendo la mejor película de Subiela, de Ultimas imágenes del naufragio para acá. A más de uno la afirmación podrá parecerle escandalosa o irrelevante. Pero si se repasa la filmografía del autor y se van tildando El lado oscuro del amor, No te mueras sin decirme a dónde vas, Pequeños milagros, Las aventuras de Dios, tal vez no resulte tan disparatada o insignificante como a primera oída puede parecer.

Mérito infrecuente, no hay miserabilismo, ni turismo políticamente correcto, ni romantización, ni intención explotativa en el registro de la vida de la protagonista, Mabel (debut cinematográfico de Sofía Gala Castiglione) en una villa miseria. Villa que un relato-off deliberadamente neutro, como de informe judicial, identifica como la Nº 21, de Barracas. Mabel se prostituye módicamente hasta que un día descubre una nariz de clown, momento a partir del cual trabajará como payasa y prostituta. Al menos, hasta que conozca a Martín (Guillermo Pfening, protagonista de Nacido y criado), que acaba de dejar familia, profesión de abogado y esposa y trabaja de cualquier cosa. Disfrazado de pajarraco, por ejemplo, como parte de una promoción callejera. De ahí en más es la historia de amor de Martín y Mabel, aderezada con greguerías de Gómez de la Serna, alguna luz mística y HIV.

De acuerdo: que un joven abogado “de buena familia” patee todo para dedicarse a tocar el saxo en el subte, vivir en una casa rodante y disfrazarse de pájaro amarillo no es algo fácil de digerir. Que a una chica se le aparezcan Cristo y su madre (la de Cristo), tampoco. Que la violen primero y después se le declare un sida suena a brutalidad narrativa. Y así se podrían nombrar un montón de cosas más. Pero sería injusto negar el gran acierto de casting que representan Sofía Gala –que aporta una espontaneidad y soltura infrecuentes–, Guillermo Pfening –uno de los galanes más sólidos que anden por ahí– y Romina Ricci, que después de Resistiré se confirma como el ser humano que mejor putea, en el cine y la televisión argentinos. No sólo eso. A algunos les sonará herético, pero hay en la nueva película de Subiela momentos del más puro cine, como la pronunciada elipsis en el momento de la violación, una ejecución sin sonido y en medio de la niebla, una canción de Rodrigo bailada en una casa rodante y algún encuadre a gran distancia, sumamente inusual en el cine contemporáneo.

En otras palabras, en la nueva de Subiela conviven, para ponerlo en términos afines al autor, dios y el diablo. O, más precisamente, cine y anticine. El resultado del amor es una película que trabaja de puta y de payasa al mismo tiempo, si se prefiere decirlo así.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.